la cadena arrastra pérdidas millonarias

Los obispos prescinden de Urdaci y Nieves Herrero para la futura 13TV

La nueva dirección de 13TV trabaja en una nueva programación para evitar el hundimiento de la cadena. La salida de algunos de los rostros más conocidos es solo el principio

Foto: Alfredo Urdaci, presentador de 13TV.
Alfredo Urdaci, presentador de 13TV.

13TV calienta motores para su nueva programación. La cadena de los obispos ha decidido prescindir de Alfredo Urdaci, Nieves Herrero y María Pelayo, conocidos presentadores muy ligados a la casa que se han quedado fuera de la nueva parrilla que prepara Julián Velasco, presidente de la cadena.

La cadena ha emitido un comunicado en el que anuncia que "José Luis Pérez es el nuevo director de Informativos de 13TV [el puesto de Urdaci]", un cargo que compaginará "con la actual Dirección de los Servicios Informativos de COPE", y añade que "Alfredo Urdaci y María Pelayo culminan su tarea al frente de los Servicios Informativos". Por otra parte, Nieves Herrero se queda sin su magacín 'Hoy es noticia'.

Estos cambios se producen en un momento decisivo para la cadena de televisión. 13TV arrastra una deuda millonaria y desde su nacimiento, allá por 2010, nunca ha conseguido beneficios. Fuentes internas de la cadena explican que estas salidas no serán las últimas y que todo queda supeditado a la nueva parrilla, prevista para el próximo mes de septiembre.

Desde sus comienzos en 2010, la cadena ha registrado unas pérdidas que alcanzan los 63,5 millones de euros. A falta de conocer las cuentas del año pasado, 13TV cerró 2015 con un agujero de 12,9 millones de euros.

Un primer paso para dejar los números rojos se dio a principios de año, cuando 13TV firmó un acuerdo con Pulsa Media Consulting para comercializar su publicidad tras romper el contrato que tenía con Mediaset España.

Los obispos apuestan por la cadena

Hace pocos días, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, señaló que no hay ninguna intención de dejar caer el canal pese a las "dificultades económicas" que atraviesa. "Queremos cubrir los costes de las emisiones y su funcionamiento", explicó.

Sobre posibles despidos, Gil Tamayo no se atrevió a descartar nada: "Lo que no podemos es hundir el barco porque no haya posibilidades de aliviar la carga, que siempre es doloroso, pero lo haremos con la legalidad vigente iluminados por los principios de la doctrina social de la Iglesia".

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios