recogida de firmas para cambiar su reglamento

Guerra sindical en RTVE por el control de CCOO y UGT sobre el plan de pensiones

Nuevo frente abierto en RTVE. Esta vez sindical y a resultas de los rigideces que incorpora el plan de pensiones de los trabajadores de la cadena pública.

Foto: El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique (izqda), en el Congreso (EFE)
El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique (izqda), en el Congreso (EFE)

Nuevo frente abierto en RTVE. Esta vez sindical y a resultas de las rigideces que incorpora el plan de pensiones de los trabajadores de la casa. Y es que, según aseguran fuentes conocedoras del conflicto en ciernes, el sindicato USO considera que UGT y CCOO tienen secuestrado el plan, por lo que tiene previsto aprovechar la renovación en octubre de su comisión gestora para recoger firmas entre los empleados y pedir una modificación de su reglamento. Su objetivo es que cada partícipe pueda decidir libremente si retira las aportaciones que le corresponden y las ingresa allí donde le ofrezcan las mejores rentabilidades, cosa hasta ahora que choca con enormes restricciones.

En efecto y según establece la última actualización del Reglamento, la movilidad de los derechos consolidados del plan queda reducida al cese de la relación laboral y, como supuestos excepcionales de liquidez, apenas se contemplan casos de enfermedad grave, desempleo de larga duración o expedientes de regulación de empleo. Se da la circunstancia de que la sociedad gestora del plan, Gestión de Previsión y Pensiones, está participada por el BBVA, en un 60%, y por CCOO y UGT, con un 20% adicional en cada caso. La gestión del plan les reporta pingües beneficios.

Los números cantan. Por ejemplo, la gestora de BBVA en cuestión destinó a dividendos casi 14,5 millones de euros entre 2009 y 2012. Una cifra a la que deben sumarse los 5,89 millones de 2013, último dato disponible. De ese importe, 2,34 millones –el 40%– corresponden a los sindicatos mayoritarios. Como publicó El Confidencial y según datos de Inverco, Gestión de Previsión y Pensiones lidera el ranking nacional por número de planes –entre ellos el de RTVE– y logra la medalla de bronce por patrimonio (6.900 millones), sólo por detrás de BBVA Pensiones y VidaCaixa.

Precisamente y según explican fuentes de la Corporación, el próximo mes de octubre debe llevarse a cabo la renovación de los miembros de la comisión de control, que supervisa el funcionamiento del plan. Dicha instancia está compuesta por siete miembros, seis de los partícipes y uno del promotor. “De facto, está controlada por los sindicatos mayoritarios, con dos de CCOO, dos de UGT y dos del SI. Lo lógico sería que el plan dependiera de la voluntad de cada trabajador, que cada uno tuviera la capacidad de escoger la mejor opción en función de la rentabilidades que pueda conseguir”, explica uno de los afectados.

Control de informativos de rtve. (efe)
Control de informativos de rtve. (efe)

Aportaciones de RTVE

Además, el desencuentro sindical se produce en un momento especialmente delicado para las finanzas de RTVE, al borde de la quiebra técnica, con el sistema de financiación en entredicho y a la espera de las inyecciones puntuales de capital del Ministerio de Hacienda. La nueva comisión de control, después de que las aportaciones al plan de pensiones se hayan paralizado en 2014 y 2015 por imperativo legal, será la que tenga que lidiar con las nuevas dotaciones que se produzcan a partir del 1 de enero de 2016. El montante que la Corporación destinó en 2011 a sufragar ese compromiso alcanzó los 5,32 millones de euros.  

El plan de aportación definida en RTVE se puso en marcha en el año 1995 y ha sido tradicional moneda de cambio en los ajustes que se han planteado en estos años de crisis. Por ejemplo, y como publicó El Confidencial, el quebranto provocado a los trabajadores de RTVE con la supresión de la paga extraordinaria en el año 2012 tenía el consuelo de que debía abonarse en forma de planes de pensiones en los ejercicios siguientes. Sin embargo, según explicaba la Corporación en las últimas cuentas remitidas al Registro Mercantil, la casa no había efectuado dotación alguna por esta contingencia, con el aval de los organismos de supervisión contable de la Administración. La cuantía ahorrada no era baladí, en tanto que sumaba 19 millones.

Seguro que es legal, pero ¿es ético?”, se preguntan desde un sindicato al referirse a un modelo en que los sindicatos, defensores del sistema de pensiones públicas, son a la vez accionistas de una gestora de fondos y planes de pensiones privados. También se cuestiona que la comisión de control ponga toda la carne en el asador a la hora de lograr las mejores rentabilidades para los planes cuando los beneficios o pérdidas de la empresa dependen también de muchos otros factores. Los sindicatos mayoritarios han justificado tradicionalmente el modelo, en tanto sigue las directrices de la UE de externalizar los planes en la medida de lo posible. La nueva elección de la cúpula del plan amenaza con abrir de nuevo el melón.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios