pagará un alquiler durante los próximos años

COPE traspasa sus postes a Abertis para salvar sus cuentas en plena crisis publicitaria

La Cadena COPE logró mantener sus cuentas a raya en 2013 gracias a los ingresos extraordinarios derivados del alquiler de sus postes a Abertis.

Foto: COPE traspasa sus postes a Abertis para salvar sus cuentas en plena crisis publicitaria

Los grupos de comunicación luchan por mantener sus balances a flote en plena debacle de la publicidad. También los radiofónicos. Según aseguran a El Confidencial fuentes conocedoras de los guarismos, la Cadena COPE logró mantener sus cuentas a raya en 2013 gracias a los ingresos extraordinarios derivados del traspaso de sus centros emisores a Abertis. En concreto, la emisora de la Conferencia Episcopal registró un simbólico beneficio bruto de explotación (ebitda) próximo a los 200.000 euros, después de enjugar con la operación de los postes unas pérdidas operativas de entre ocho y nueve millones.

“La transacción con Abertis tiene una parte buena y otra mala. Es verdad que recibes en el momento una importante inyección de fondos y no pierdes la propiedad, pero también es cierto que luego abonas un alquiler durante 15 años. Dicho esto, es una suerte de lease-back que ya han puesto en marcha otros grandes grupos del país”, exponen estas fuentes. La cadena ha mantenido las pérdidas bajo control en estos años de crisis, en los que otros han descarrilado. Por ejemplo y según las últimas cuentas remitidas al Registro Mercantil, el resultado negativo se situó en 3,24 y 3,44 millones en 2012 y 2011, respectivamente.

Todo a la espera de que se produzca un cambio de ciclo en el mercado publicitario que al menos permita un leve repunte de la facturación. Según el último Índice de Inversión Publicitaria (i2p), el gasto de los anunciantes en radios cayó un 10,6% en 2013, al pasar de 372,2 millones a apenas 332,6. Esto es, pese a los mensajes positivos que se fueron lanzando durante el año respecto a la estabilización del desembolso en publicidad, el ejercicio pasado fue uno de los más duros de la crisis para las radios. En línea con la evolución económica, la tendencia sí parece variar en este 2014, para el que se prevé un leve incremento del 1,6%.

El presidente de Abertis, Salvador Alemany (d). (EFE)
El presidente de Abertis, Salvador Alemany (d). (EFE)
“Estimamos que el año 2013 fue el año más bajo del ciclo –apuntan fuentes internas de la Cadena COPE–. De hecho, en la casa se manejan objetivos de incrementos publicitarios del 9% para el año próximo, por encima de las estimaciones generales. Y no sólo a nivel de Madrid, sino de nuestras delegaciones por todo el territorio nacional. Esa tasa da idea del cambio de feeling general sobre las perspectivas económicas que se está produciendo”. De acuerdo con los últimos datos disponibles, la sociedad de la Conferencia Episcopal facturó 88,74 millones de euros en 2012, frente a los 94,85 del ejercicio anterior.

Colocar la autocartera

La operación de Abertis no es la única fórmula alternativa que la compañía ha utilizado en los últimos años para compensar la caída de ingresos. Como publicó El Confidencial, la firma cerraba a finales de 2012 la venta al Banco Espirito Santo de casi el 8% de autocartera que atesoraba desde el año 2004, transacción que le permitió hacer caja por importe de 12 millones de euros. “Se trata del paquete que estaba en manos de José Manuel Lara y que la compañía recompró hace años. La COPE ha conseguido venderlo a una entidad financiera internacional”, aseguraban entonces fuentes conocedoras de la operación. El precio de venta de ese 8%, y según se rastrea en las cuentas de la compañía, prácticamente coincide con el dinero desembolsado para adquirirlo una década atrás, todo un logro en plena crisis.

En paralelo, en el año 2013 se puso en marcha el acuerdo estratégico firmado con Vocento, en virtud del cual las emisoras hasta entonces integradas en la cadena ABC Punto Radio pasaban a formar parte de la red de COPE. Una operación largamente acariciada por la emisora de los obispos, con más sentido que otras desde el punto de vista editorial y que, aunque ha generado réditos en términos de audiencia, ha tenido otro efecto colateral si cabe más importante. Y es que el acuerdo ha permitido a la cadena de la Conferencia Episcopal regularizar un amplísimo número de las emisoras que emitían de manera ilegal y que serán descontadas en la próxima oleada del Estudio General de Medios (EGM).

La paz en la COPE contrasta con los crecientes problemas que afronta la institución de los obispos en 13TV, de cuyo capital atesora más de un 60%. Y no sólo por sus reivindicaciones al Gobierno para obtener una licencia propia, lo que le ahorraría el canon que actualmente abona a Unidad Editorial por la cesión de un canal. Según las últimas cuentas remitidas por la cadena al Registro Mercantil, la sociedad registró pérdidas de 9,92 millones de euros en 2012, después de anotarse también números rojos por importe de 15,11 millones en 2011. Este agujero de 25 millones en dos años situaba a la compañía en causa de disolución y con graves problemas de tesorería. Ante ello, su accionista de referencia ha dado un paso al frente, en forma de ampliaciones de capital y pólizas de crédito. La de cal… y la de arena.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios