CON SU CAMPAÑA PUBLICITARIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Mato usa el dinero de los contribuyentes para favorecer a medios afines

La polémica persigue a Ana Mato. La ministra de Sanidad ha sido acusada de utilizar la última campaña contra la violencia de género

Foto: La ministra de sanidad, Ana Mato (Efe)
La ministra de sanidad, Ana Mato (Efe)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La polémica persigue a Ana Mato. La ministra de Sanidad ha sido acusada de utilizar la última campaña contra la violencia de género para favorecer a medios afines. Mato repartió la publicidad de ‘Hay salida’, emitida a finales del año 2012, entre televisiones, radios, periódicos e internet sin atender a criterios objetivos de audiencia.

Así, medios cercanos al Gobierno y con menor audiencia fueron premiados y recibieron un importe mayor del dinero del erario público, esto es, el de todos los contribuyentes. El PSOE ya ha anunciado que piensa pedir la comparecencia en el Congreso de la titular de Sanidad para que explique los criterios de reparto de su plan de medios.

Esta publicidad institucional se desarrolló durante diez días, del 5 al 15 de diciembre de 2012, un “tiempo muy limitado”. En el reparto, los medios cercanos al Gobierno recibieron más dinero que el resto. Así, el periódico con mayor número de lectores, el diario El País, con 1.851.000 seguidores, insertó anuncios por valor de 34.000 euros. En cambio, el contrato de La Razón para emitir la campaña fue de 73.000 euros pese a que es el octavo diario español. 

Algo parecido sucedió con La Gaceta que recibió más inserciones publicitarias que 20 Minutos -36.554 euros frente a 11.116-, a pesar de tener "18 veces y media" menos lectores. ABC cobró 57.351 euros mientras que El Mundo vio como era valorado en 53.578 euros.

En Internet, se repite la tónica que en los otros medios. El departamento de Mato adjudicó a Elmundo.es 19.360 por la campaña. El segundo agraciado fue el Grupo Vocento (16.940 euros), por delante de Elpais.es (11.486,76 euros). El Confidencial recibió únicamente 1.331 euros a pesar de tratarse del cuarto medio nacional por audiencia diaria. Recibió menos que Periodista Digital (1.815 euros), Libertad Digital (2.420 euros), El Semanal Digital (1.815 euros) o Intereconomía (2.105 euros), a pesar de que estos medios se encuentran muy por debajo en el ranking. El diario.es y Publico.es no percibieron nada.

Esta desigualdad se repitió también en la radio y televisión. La Cadena SER, que tiene más de cuatro millones de oyentes, se contrataron cinco veces menos inserciones publicitarias que con su inmediato competidor, que cuenta 2.200.000 oyentes menos. Es decir, la radio de Prisa recibió poco más de 11.000 euros por la campaña contra la violencia de género. En cambio, Onda Cero y Cope ingresaron más de 40.000 euros cada una.

Ana Mato durante la presentación de la campaña (Efe)
Ana Mato durante la presentación de la campaña (Efe)

En el marco audiovisual, el plan de medios de Mato favoreció a Antena 3 por delante de Telecinco, Cuatro y La Sexta. Sin embargo, sorprende que Intereconomía, una cadena con una cuota de pantalla mínima, se embolsara 17.000 euros por emitir esta campaña mientras que a cada una de las televisiones autonómicas españolas sólo se les pagó 1.179 euros. 

El partido socialista ha solicitado la comparecencia de Ana Mato en el Congreso para explicar los criterios de reparto. “La utilización del Gobierno del dinero público para combatir la violencia ha sido espuria, irracional y deshonesta con las víctimas, ya que no se ha contratado con criterios de máxima difusión, sino con objetivos que no se corresponden con esta campaña”, ha indicado la diputada Ángeles Álvarez.

Desde Sanidad han negado cualquier utilización partidista desde esta campaña publicitaria. Asegura que el reparto se hizo de acuerdo con "criterios objetivos de impacto" y también, en función de "los precios que marcan los medios de comunicación para las inserciones".

Desde el Ministerio se aclara que el reparto de publicidad en medios de comunicación se hizo a través de una empresa, tras ganar un concurso público y que, por lo tanto, se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

"La publicidad se distribuye por criterios de impacto, por eso aparece más en unos medios que en otros, y también en función de los precios que fijan los propios medios para las inserciones", han reiterado estas fuentes, en alusión a que "cuanto más bajos son, más cabida hay para la difusión de la campaña".

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios