La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

DIVISIONES CLAVE DE UNIDAD EDITORIAL, EN BARRENA

'El Mundo' multiplica por cinco sus pérdidas en plena debacle publicitaria

La prensa se repartía 2.000 millones al año en publicidad allá por el año 2007. Hoy lucha a la desesperada por mantener el umbral de los 700
Foto: El director del diario El Mundo, Pedro J.Ramírez. (EFE)
El director del diario El Mundo, Pedro J.Ramírez. (EFE)

La prensa se repartía 2.000 millones en publicidad allá por el año 2007. Hoy lucha  a la desesperada -y sin éxito- por mantener el umbral de los 700. Una debacle que ha dinamitado los resultados de los principales rotativos nacionales mientras transitan hacia un modelo digital todavía incierto. Según las cuentas individuales remitidas al Registro Mercantil por Unidad Editorial S.A., la división de información general de la casa –que da cobijo a El Mundo- registró unas pérdidas de 18,6 millones en 2012, un guarismo que multiplica por cinco el agujero de 3,38 millones registrado en el ejercicio 2011. Todo en plena reestructuración de la compañía, con drásticos ajustes de plantilla e importantes gastos en indemnizaciones.

En su descargo, el buque insignia de Unidad Editorial puede argumentar que el resultado de explotación arroja pérdidas de sólo 10,9 millones. Poco consuelo cuando los saldos negativos son el leitmotiv en el conglomerado. Unidad Editorial Información Económica S.L., véase el rotativo salmón ‘Expansión’, que se apuntó pérdidas de 26,48 millones, muy lejos de los 4,05 millones de números rojos que tuvo en 2011. También 'Marca', la joya de la corona, vivió su particular annus horribilis: perdió la friolera de 60,11 millones, frente al beneficio de 1,45 millones en año anterior. Y suma y sigue. Según la evolución de las sociedades participadas detallada en las cuentas, Veo TV aún lastra las cuentas en 12,4 millones, pese a su mejor desempeño operativo. Incluso las revistas pierden 13,58 millones.

Los datos globales avanzados a principios de año por el dueño de la compañía, el gigante italiano RCS Mediagroup, ya advertían de las dificultades por las que atravesaba la firma, tanto en Italia como en España. No en vano Unidad Editorial registraba en 2012 números rojos por importe de 470,1 millones de euros, que se sumaban a los 330,8 ya consignados en el ejercicio precedente. Todo debido al ajuste contable de 725 millones realizado por la matriz italiana al fondo de comercio atribuido a su filial en España. En el corazón del problema, la compra del Grupo Recoletos (Marca y Expansión) por más de mil millones en el año 2007, una de las últimas operaciones llevadas a cabo en el sector a precio de burbuja y que todavía persigue al grupo.

La propia auditoría de KPMG a las cuentas formuladas en 2012 advierte de este escenario y de las dudas sobre el futuro de la firma sin el apoyo de la matriz y sin la toma de medidas adicionales. “Los administradores señalan que la sociedad ha incurrido en pérdidas en los últimos ejercicios, lo que ha reducido su patrimonio neto por debajo de la mitad de la cifra de capital social y, al 31 de diciembre de 2012 el importe total del pasivo corriente excede del total del activo corriente en 249.584 miles de euros, circunstancias indicativas (…) de la existencia de una incertidumbre significativa sobre la continuidad de sus operaciones”, subraya el informe. Esto es, una situación de quiebra técnica, con un fondo de maniobra seriamente comprometido y sinónimo de tensiones de tesorería.

El inevitable respaldo italiano

Como otros años, la firma sale al paso dejando claro que RCS Mediagroup seguirá respaldando a la sociedad económicamente. “La matriz de la sociedad (…) ha manifestado que continuará prestando el apoyo financiero para garantizar la continuidad de sus actividades y las del grupo del que es sociedad matriz, así como de su compromiso de llevar a cabo en el corto plazo las acciones oportunas con objeto de restablecer el equilibrio patrimonial de Unidad Editorial S.A. y dotarla de un patrimonio neto y una estructura financiera que faciliten la consecución de sus objetivos de negocio”, subraya la editora del Corriere della Sera.

 El presidente de Unidesa, Antonio Fernández Galiano. (EFE)
El presidente de Unidesa, Antonio Fernández Galiano. (EFE)
De hecho, dos acontecimientos han dado aire al grupo desde la publicación de las cuentas. En primer lugar, la ampliación de capital cerrada hace apenas semanas en el país transalpino para recapitalizar la compañía y financiar la puesta en marcha un nuevo plan estratégico. En segundo, la aprobación en mayo por parte de la Junta de Accionistas de Unidad Editorial de una nueva operación acordeón para recuperar el equilibrio patrimonial de la sociedad. El movimiento implica una reducción de capital para compensar pérdidas y, acto seguido, un aumento del mismo mediante la emisión de nuevas acciones. La compañía ya vivió una situación similar en 2011, cuando puso en marcha una ampliación de capital por valor de 500 millones de euros.

En este sentido, la relación entre Italia y España no puede ser más estrecha desde el punto de vista económico. Por ejemplo, Unidad Editorial mantiene con RCS Mediagroup un préstamo de 25 millones de euros y una línea para necesidades de caja con un límite de 100 millones, de los que se han dispuesto 10,65. Con RCS Newspaper y RCS Investimenti, sociedades vinculadas a la matriz, los créditos se elevan a 151,5 millones y 428,5 millones. “La gestión del riesgo está controlada por el Departamento Central de Tesorería del grupo en la sociedad matriz”, zanja la compañía en sus cuentas.

Unidad Editorial recuerda la evolución del mercado para explicar sus números, con un descenso de la inversión publicitaria del 17,6% en 2012. Además, expone que la circulación de prensa se contrajo un 13,4% en el conjunto del sector. Sin mejores previsiones para este año. “En los primeros meses de 2013 la situación económica en la que se encuentra la economía española no ha mostrado señales de mejora”, remacha la editora de El Mundo en su informe de gestión. Un marco que ha llevado a la compañía a plantearse nuevos ajustes de plantilla y recortes salariales. Según se admite en la memoria a las cuentas, la sociedad ha abonado 15,54 millones y aún tiene pendientes de pago otros 9,17 millones correspondientes a indemnizaciones por el expediente de regulación de empleo llevado a cabo el año pasado y que contemplaba la rescisión de 143 contratos en el grupo.

#29

Vergüenza, Montoro! Nos habéis robado millones, Barcenas os ha sustraído una minucia y vais a por EM.

 

OS VOTARA VUESTRA PM! HAbeis hecho bueno a ZP

Ampliar comentario
#28
En respuesta a repera

 

Buenas tardes. Casualmente he visto su comentario y, sin acritud ninguna, paso a decirle que me alegro por usted de que no sufriera un secuestro "de Estado" por error. Como Segundo Marey. O muerte, también por error. Así puede usted seguir comprendiendo o amparando las actuaciones "de Estado".

La señora Tatcher tuvo la gallardía de decir "yo disparé". Ella sí fue mujer "de Estado". Nuestro Felipe se escondió bajo los ropones, que diría Raúl del Pozo, y ahí le tiene usted, aforrándose como su seguidor, Aznar.

Termino: la señora Tatcher, como tantos políticos británicos de primera línea, procedía de Oxford o de Cambridge. ¿Sabe usted de donde procede nuestra Casta?. Quizá ahí radique el mal. No tenemos hombres de Estado. Luego, no puede haber actos de Estado. Estamos en manos de mindundis.

Un saludo cordial.

Ampliar comentario
#27
En respuesta a anas

 

 

Sr. Anas, P.J, echó a Felipe, pero teniedo Felipe tantos innumerables escándalos de corrupción, se dedicó al tema de los GAL, una chapuza, pero que era un tema de Estado.

Ampliar comentario
#26
En respuesta a el profesor lentejas

 

 

¿Que enseña Vd para ganar tanto dinero, Sr. Profesor?

Ampliar comentario
#25

Pues espero que recomenten en ingresos publicitarios. Fue de la ideologia política y la línea editorial del país, tanto El Mundo como El Pais son los periodicos de referencia en España, y dejarlo quebrar por falta de publicidad seria una perdida muy significante

Ampliar comentario
#24

El Mundo es un periodico de primera linea, un gran periodico, lleno de grandisimos profesionales que han dado a sus lectores y a la sociedad en general  muchas y buenas noticias.Pero todas esas alabanzas se ensombrecen  por un unico y en mi opinion egolatra y como dijo alguien, amoral personaje, al que sin nombrar, todos conocen. 

Ampliar comentario
#23
En respuesta a spiderman

 

 

Asi es

Queria ser el WP de habla hispana en todo el mundo desde USA hasta el cono sur, pero alli se compra "Libertad" aqui se compra adoctrinamiento

Juntar el mundo, expansion, marca, plataforma de tdt etc etc cuando las noricias son locales y cada pais necesita su editorial y sobre todo endeudarse con 1000 M€ cuando los periodicos viven de publicidad

¿cuantos diarios debe vender con un beneficio de 20 c€? 30 millones al dia..... mas que lectores

otra cosa es que intenatra sacar el dinero politicamente, en lo que es un experto, pero parece que rajoy le ha dado bastos y sus intentos de controlar al PP con Aguirre, Costa etc  y ahora con Barcenas estan acabados

¿que le dira a los Italianos?

 

eso si es noticia

slds

 

Ampliar comentario
#22

y como Pedro Jota es tan listo ...y tan calvo, aunque lo disimule, para arrglarlo se busca un enemigo como Rajoy.

 

Hau un viejo dicho british  que dice así :  " nuca te pellees contra el ayuntamiento ".

 

pero Pedro Jota es un lince !!

Así le va

Ampliar comentario
#21

Pedro J. soñaba con el Washington Post, con Woodward y Bernstein y con Nixon y llegó a pensar que España es como USA y, no, no, no, porque allí la Justicia funciona.

Se metió en su día con los sociatas y llegó hasta un punto a partir del cual no pudo seguir. Ahora estaba liado con Rajoy pero su error, su auténtico error ha sido meterse con el "Campechano". Ahí ha firmado su sentencia.

Lástima porque es buen periodista pero no ha sabido medir bien la potencia de los "enemigos".

Ampliar comentario
#20

La diferencia entre España y EEUU es enorme. Aquello es una democracia y un mercado libre donde los medios ejercen el contrapoder y el que no gana dinero se hunde o se vende como ha ocurrido ahora con el Post.

 

En España lo que existe en un régimen partitocrático o una oligarquía de partidos y un reparto del poder político y económico, y no hay competencia libre sino controlada y dirigida en los medios de comunicación.

 

 Ell régimen de la transición agotado y  fracasado en un gigantesco pantano de la corrupción salvo que se ponga remedio; los medios partidistas del papel están condenados a desaparecer.

 

 Además,  lo que publican por la mañana en sus diarios impresos ya lo han conocido los ciudadanos por internet y en tiempo real, por lo que lo que publica el papel está muerto o fuera de la actualidad. 

 

Se vende The Washington Post por un puñado de dólares,   esa es la ley no escrita. La que tarde o temprano llegará a España en beneficio de un periodismo más limpio, independiente y libre a través de Internet.

Ampliar comentario
#19
En respuesta a mepossem

Líbreme dios a mi defender a Garzón. Yo no sé si instruía bien o mal los asuntos, pero lo único que sé es que hubo un tiempo en que metió a mas etarras en el "talego" que todos los demás jueces de la audiencia nacional... Pero luego se maleó con la política y acabó como acabó, fuera de la judicatura.

Espiar a un abogado con su cliente sólo se le ocurre a un "iluminado"... como él, producto de su creencia de superioridad.

Como creo le pasa a Pedro Jota ahora.

Eso quise decir.

 

Ampliar comentario
#18
En respuesta a jimmy

 Don Baltasar Garzón a quien nadie le puede negar ni su eficacia ni su profesionalidad al frente de su juzgado en la Au

 

por favor, Garzón era un instructor malísimo. Y que juez, que dice siempre estar ahí para los derechos humanos, tiene en la cabeza hacer grabar a los abogados de un preso. Basta leer las sentencias de Estrasburgo, para saber que esto es un delito.

Garzón - menos mal que se ha ido. Aunque obviamente los programas de TV le echen en falta.

Ampliar comentario
#17

¡Qué guerra más absurda de medios! ABC va camino de su séptimo año consecutivo con pérdidas: http://www.prnoticias.com/index.php/prensa/206-abc-/20123635-ihasta-cuando-el-diario-abc-va-a-seguir-en-perdidas-en-el-primer-semestre-se-dejo-31-millones

No vende ni 100000 ejemplares en toda España. Y, por supuesto, está por detrás de El País y El Mundo.

No os queréis enterar. Todos los periódicos están en pérdidas, todos, incluido el que seguro usted lee y se piensa que gana dinero. No se salva ni uno. Es una crisis del modelo de negocio de la prensa (la caída de la publicidad y de las ventas por la aparición de internet).

Mientras bajan y bajan las ventas de periódicos, esos mismos diarios crecen y crecen en lectores en sus ediciones digitales.

Eso sí, van a meter la pata cobrando dentro de poco por sus contenidos.

Ampliar comentario
#16

Según unos u otros tanto Cebrian como P.J.Ramirez, son dentro de lo que cabe aceptables periodistas, y pésimos gestores.

Ampliar comentario
#15

Efectivamente como dice un comentario, gracias a Pedro Jota se han destapado muchos escandalos en España que de otra forma se hubieran "metabolizado" o judicialmente prescrito. A don Pedro Jota, le pasa exactamente lo mismo que a Don Baltasar Garzón a quien nadie le puede negar ni su eficacia ni su profesionalidad al frente de su juzgado en la Audiencia, tiempo atras.

La experiencia es un grado dicen... pero para algunas profesiones como la de Don Baltasar o las de Don Pedro Jota es también un problema, pues se acaban creyendo como diría Butragueño, seres superiores.

Dar fiabilidad 100% a los papeles de un acreditado delincuente es un error tan craso como espiar lo que un reo le cuenta a su abogado, que no se le ocurre -en un estado de derecho- ni al que asó la manteca.

Tal para cual.

 

Ampliar comentario