HSBC, SANTANDER Y LA CAIXA TAMBIÉN ECHAN UNA MANO

Telefónica entra en el capital de Prisa para rescatar a los Polanco

Telefónica está por la labor de echar una mano a los Polanco. La multinacional ha llegado a un acuerdo con Prisa por el que la sociedad que

Foto: Telefónica entra en el capital de Prisa para rescatar a los Polanco
Telefónica entra en el capital de Prisa para rescatar a los Polanco
Telefónica está por la labor de echar una mano a los Polanco. La multinacional ha llegado a un acuerdo con Prisa por el que la sociedad que dirige César Alierta se compromete a suscribir bonos convertibles en acciones por valor de 100 millones de euros del grupo de medios de comunicación, según ha informado el grupo de medios a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, Prisa ha anunciado que ha cerrado un acuerdo con La Caixa, Banco Santander y HSBC para la conversión de parte de su deuda en acciones por 334 millones de euros.

Ambos acuerdos será sometidos a votación en la próxima Junta General de Accionistas, que se celebrará en segunda convocatoria el próximo 30 de junio, según informa el grupo en el orden previsto de esta reunión dado a conocer este jueves al regulador bursátil. El acuerdo convertirá a la banca en el principal accionista de Prisa a medio plazo. Y no con una cuota baladí. De hecho, las entidades acreedoras del grupo de medios alcanzarán un porcentaje que rondará el 20% en 2014, año en que se harán efectivos los acuerdos. El peso de Telefónica oscilará entre el 6% y el 7%, mientras que la familia Polanco mantendrá –a través de su sociedad patrimonial Rucandio- apenas un 16% de la compañía en el mejor de los escenarios.

Los bancos y la teleco dan un paso al frente con la deuda del grupo de medios en torno a los 3.500 millones de euros. La compañía de César Alierta no explicó qué obtiene a cambio de su inversión, aunque fuentes del sector apuntan a la posibilidad de que acceda a contenidos premium para su filial de cable Imagenio. No obstante, analistas destacan hoy tras el anuncio que el desembolso contrasta con la estrategia recientemente anunciada por la multinacional de vender todo tipo de activos para reducir su abultada deuda de 57.000 millones de euros.

Los bonos incluidos en la operación tienen forma nominativa y un valor nominal unitario de 100.000 euros. Tanto la operación de Telefónica, como el alcanzado con los bancos acreedores, que implicará una reducción de la deuda del grupo de medios de comunicación, está sujeto a una serie de condiciones que se deberán cumplir antes de dar por cerrado el acuerdo.

Así, según informa Prisa la emisión de bonos estará sujeta a la autorización del canje de créditos prevista en el acuerdo por parte de los acreedores financieros de Prisa, la aprobación de los acuerdos por las Juntas de Accionistas tanto de Prisa como de Telefónica y los bancos acreedores, en caso de ser necesario, y el cumplimiento de todas y cada una de las condiciones para la suscripción íntegra del total de emisión.  

Los bonos devengarán a un interés mensual desde su emisión por referencia a su importe nominal y pagadero en efectivo al vencimiento de cada año que será de Euribor más 415 puntos básicos, que se corresponde con el tipo de interés aplicable bajo el contrato de préstamo subordinado suscrito entre la sociedad y HSBC con fecha 20 de diciembre de 2007, según ha informado el grupo. Los bonos tendrán una duración de dos años. Llegada la fecha de vencimiento final, los bonos que no se hubieran convertido con anterioridad se convertirán necesariamente en acciones ordinarias Clase A y los intereses devengados y no pagados hasta la fecha de conversión se satisfarán en metálico. El precio de las acciones de Prisa a efectos de conversión será 1,03 euros.

Para atender la conversión de los bonos, la próxima Junta General de Accionistas votará un aumento de capital hasta un máximo previsto inicialmente de 421,35 millones de acciones Clase A que cotizarán en las Bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao.

El grupo ya informó a principios de junio que había abierto conversaciones "con distintas entidades financieras acreedoras e inversores institucionales" para al suscripción de bonos obligatoriamente convertibles en el término de dos años en acciones de la compañía por un importe de 100 millones de euros en efectivo, en el caso de los inversos institucionales, y de 334 millones de euros, en el caso de los entidades acreedoras, que entrarían en Prisa mediante la capitalización parcial de sus créditos.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios