ALIENTA EL TEMOR DE UNA OPERACIÓN CORPORATIVA

Los 'rebeldes' de Vocento proponen la entrada de Jaime Castellanos en el Consejo

Fuera máscaras. Los actores que representan el cisma abierto en Vocento empiezan a salir al escenario. El frente rebelde, encabezado por las familias Bergareche y Urrutia, presentaba
Foto: Los 'rebeldes' de Vocento proponen la entrada de Jaime Castellanos en el Consejo
Los 'rebeldes' de Vocento proponen la entrada de Jaime Castellanos en el Consejo

Fuera máscaras. Los actores que representan el cisma abierto en Vocento empiezan a salir al escenario. El frente rebelde, encabezado por las familias Bergareche y Urrutia, presentaba ayer en el Consejo de Administración de la editora de ABC una propuesta para reducir y renovar el cónclave. Entre las sociedades que entrarían en el máximo órgano de la casa estaría Casgo S.A., la firma del financiero Jaime Castellanos, una figura cuya sombra planeaba desde el principio sobre el culebrón, pero que hasta ahora no había dado la cara, y a la que parte de los accionistas asocia su aparición al interés de trocear la empresa a medio plazo.

Todo empezaba el pasado 27 de febrero. El Consejo de la compañía se rompía en mil pedazos cuando los Bergareche y Urrutia, apoyados por otros accionistas como Manuel Jove y Félix Revuelta, esgrimían un requerimiento notarial por el que solicitaban una Junta General Extraordinaria en un plazo de dos meses con el fin de revocar el actual Consejo e intentar la toma de control de la compañía. Todo un golpe de Estado. Los insurrectos presentaban ayer una propuesta para cerrar el conflicto que pasaba por la creación de un cónclave con once miembros (seis representantes de las familias, cuatro independientes y el consejero delegado, Luis Enríquez). El bloque institucional, encabezado por los Ybarra, tiene que contestar hoy en un nuevo Consejo de Administración convocado al efecto a las 20:00 horas. La respuesta será negativa.

Primero, porque el reparto de consejeros planteado por los rebeldes (50%-50%) no se corresponde con la estructura accionarial de la compañía. No en vano plantean un consejero para Lima (Urrutia), otro para Bycomels (Bergareche) y un tercero para Casgo (Castellanos), sociedades que piden la Junta. Su porcentaje rondaría el 30%. En el otro lado, Mezouna  y Energay (Ybarra) tendrían un representante cada una; también contaría con uno Valjarafe (Luca de Tena). La suma de ese frente se acercaría al 50%. En ese escenario, parece claro que la apuesta de la insurrección pasaría por controlar a los independientes, cuyo nombramiento recae “en una consultora de acreditada experiencia” y debe ser aprobado por la Comisión de Nombramientos, según reza el documento aportado. 

En segundo lugar, la contestación de los Ybarrá será también negativa por el temor que inspira Castellanos. El presidente de la aseguradora SC Willis en España es un viejo accionista de la casa. Atesora un 4,4% de la compañía a través de la firma familiar Casgo S.A, si bien fuentes próximas al financiero aseguran que podría aglutinar la participación de otros accionistas para acceder al Consejo. Su pasado en el sector invita a pensar a los institucionales que su objetivo final puede ser una operación corporativa que pase por la escisión del diario ABC. No en vano suya fue la última gran venta en el sector de medios en España. Colocó Recoletos (con Expansión y Marca a la cabeza) al grupo italiano RCS, editor del diario El Mundo, por la friolera de 1.100 millones de euros. Corría el año 2007 y dejó entonces a Vocento con un palmo de narices. Claro que luego, para compensar, le vendió el Qué! por otros 130 millones. Todas jugadas maestras y ejemplos consumados de cómo dar el pase.

Las Luca de Tena, la bisagra

Es ahora cuando el papel de las Luca de Tena se antoja decisivo para desequilibrar la balanza. Y es que su voto resulta clave, tanto si va a una Junta Extraordinaria  –tienen más de un 10%- como en cualquier propuesta que intente evitarla. Como publicó este diario, su proximidad a los rebeldes era clara al principio de la saga. Un pacto forjado por la cercanía de Soledad Petisa Luca de Tena a Víctor Urrutia y por su frontal rechazo a la salida el pasado mes de julio del anterior consejero delegado, José Manuel Vargas. Pero no tienen una decisión fácil. El principal motivo de las hermanas para posicionarse entronca con el futuro del ABC, su proyecto casi vital. La cuestión es si abrazarán la idea de la ruptura del Consejo –fiándose de las posibles promesas recibidas y con Castellanos a bordo- o si preferirán ser bisagra -y claves- en cualquier otra confección del máximo órgano de representación de la sociedad.

En la reunión de ayer, la propuesta de acuerdo planteada por Bycomels y Lima fue respondida por Ignacio Ybarra, que intervino para mostrar su sorpresa porque consejeros con responsabilidad plena en la actuación pasada del Consejo se situaran fuera de él para criticar su gestión. En este sentido, recordó que José Bergareche fue consejero delegado de Vocento y Víctor Urrutia es a día de hoy presidente de la Comisión de Nombramientos. Les acusó de desafiar al Consejo y apuntó que los antecedentes prueban que la intención de los rebeldes va más allá de mejorar el gobierno corporativo de la casa. Incluso él mismo planteó que uno de los propósitos de la toma de control sería facilitar una operación corporativa con un grupo empresarial de la competencia, lo que vulneraría su deber de lealtad. También se quejó de que la rebelión no plantee una opa para hacerse con la empresa y sugirió que existe concertación entre accionistas.

No ayuda a disipar esa sospecha que los rebeldes rechazaran hace apenas diez días una propuesta del consejero Gonzalo Soto, que con el visto bueno de los Ybarra planteó una reducción del número de consejeros, en línea con las demandas del bloque Bergareche-Urrutia. Según aseguran fuentes conocedoras del encuentro, el pacto esbozado por Soto pasaba por la salida del Consejo de tres miembros por cada uno de los presuntos bandos. Por una parte, abandonarían el cónclave dos Ybarra y un no alineado pero próximo a ese bloque como es Fernando de Yarza, consejero delegado del Heraldo de Aragón y que canaliza su participación a través de la sociedad Eolo Media. Por el otro, saldrían un Bergareche, un Urrutia y una de las dos hermanas Luca de Tena. Dijeron no. Tampoco les convenció el último acercamiento de los institucionales, que pasaba por una presidencia de Enrique Ybarra, el más próximo de la familia a los rebeldes.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Dirty Dancing llega a España
Los Moluscos - Caraculo
Taburete - Dos tequilas (Audio Oficial)

ºC

ºC