ABRE LA VEDA A PATROCINIOS Y A LA VENTA DE DERECHOS

El PP dinamita el modelo de RTVE al rebajar su presupuesto en 200 millones

“O se nos abre el techo de ingresos o se han cargado el actual modelo de RTVE”. Así de contundente se mostraban ayer fuentes de la
Foto: El PP dinamita el modelo de RTVE al rebajar su presupuesto en 200 millones
El PP dinamita el modelo de RTVE al rebajar su presupuesto en 200 millones

“O se nos abre el techo de ingresos o se han cargado el actual modelo de RTVE”. Así de contundente se mostraban ayer fuentes de la Corporación al más alto nivel tras conocer la decisión tomada por el Consejo de Ministros de rebajar en 200 millones el presupuesto de la casa. Una medida que abre en canal el actual referente de televisión pública sin publicidad y con el objetivo de pelear por el share. Si el Ejecutivo no abre la veda a la recaudación vía anuncios o a través de la venta de productos, el único camino que queda a los gestores es deshacerse a la baja de contenidos y “entrar en una espiral de pérdida de audiencia”, explican estas fuentes.

“Si la única posibilidad es reducir gastos, no hay margen de maniobra alguno. Si habláramos de 20 o 25 millones aún se podría asumir, pero la cantidad que se plantea… Estamos hablando de un tipo de empresa donde todas las obligaciones de gasto están ya comprometidas incluso a uno o dos años vista. El recorte obligará a vender contenidos a la baja, a no ser que se amplíe la capacidad de obtener ingresos”, aseguran estas fuentes. ¿Recuperando parte de la publicidad? “Bueno, así o a través de la venta de productos u otras fórmulas. El problema es que ahora todo lo que rebasa el techo de ingresos debe devolverse al Estado”, zanjan.

El Gobierno Zapatero aprobaba en agosto de 2009 una nueva ley de financiación de RTVE, que eliminaba la publicidad. Esa normativa garantiza a la Corporación unos ingresos anuales de 1.200 millones y deja claro que “el exceso de ingresos sobre el límite establecido (…) se deberá ingresar en el tesoro público”. La mitad era aportada por los Presupuestos Generales del Estado. La otra se sufragaba a través de tasas impuestas a las telecos y a las televisiones privadas, así como de un porcentaje del espectro radioeléctrico. Se entiende que los 200 millones se minorarán de la dotación que la cadena recibe de las cuentas públicas. En todo caso, el montante que manejarán los gestores se quedará en 1.000 millones de euros.

El recurso a los patrocinios

Las sensibilidades en el PP sobre la publicidad en RTVE difieren. Nadie en el partido se plantea una vuelta a los anuncios en sentido estricto. El propio Mariano Rajoy ha garantizado a las cadenas, privada y públicamente, que esa posibilidad no se plantea. Sin embargo, muchos dirigentes populares conocedores del sector no verían con malos ojos la introducción de patrocinios a la salida y entrada de determinados programas. Todo con el fin de ingresar fondos adicionales desde el mercado que ayudaran a superar la coyuntura. Incluso se han hecho cálculos en la casa sobre los beneficios de una medida de esta índole.

“Así se conseguiría, por un lado, no soliviantar ni a las privadas ni a los espectadores; y por otro, lograr otras fuentes de ingresos para no depender exclusivamente de la tasa impuesta a las telecos y las televisiones”, aseguraban a este diario el pasado mes de abril fuentes internas de la casa. La propuesta pareció irse al traste cuando el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguraba días antes de los comicios que su partido ni siquiera contemplaba ese mecanismo. La aparente caída en desgracia del dirigente popular cuestionaría la validez de esas reflexiones.

En todo caso y como publicó El Confidencial, los populares dan por hecho que tendrán que tocar el modelo, en tanto Bruselas lo echará abajo. “No tiene sentido lanzar ninguna propuesta ahora cuando la UE va a tumbar esa tasa”, aseguraban fuentes internas del partido antes de los comicios. La Comisión Europea anunciaba en marzo que llevaría a España ante el Tribunal de la UE por no haber suprimido la tasa a los operadores de telecomunicaciones dentro del nuevo sistema de financiación de RTVE. Bruselas considera que el nuevo impuesto no está en línea con las normas comunitarias, ya que supone una doble imposición a las empresas y no se emplea en financiar costes de regulación del propio sector.

Claro que la primera incertidumbre que debe despejarse sobre la Corporación es quién será su presidente y, sobre todo, si se busca una alternativa a la actual presidencia rotatoria mientras se decide quién será la cabeza visible de la televisión pública. El PP tiene claro que su ideal no pasa por que el actual director de informativos, Fran Llorente, a quien ha puesto una cruz, se mantenga en el cargo mientras el Gobierno toma las medidas más impopulares de la legislatura.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC