SE CONVIERTE EN NUEVO PRESIDENTE DEL DIARIO

Golpe de Cebrián a los Polanco: la familia desaparece de la mancheta de 'El País'

Los Polanco controlaban un 70% del Grupo Prisa hace apenas cinco meses. La entrada de los fondos integrados en Liberty ha dejado esa participación en el

Foto: Golpe de Cebrián a los Polanco: la familia desaparece de la mancheta de 'El País'
Golpe de Cebrián a los Polanco: la familia desaparece de la mancheta de 'El País'

Los Polanco controlaban un 70% del Grupo Prisa hace apenas cinco meses. La entrada de los fondos integrados en Liberty ha dejado esa participación en el 30%, susceptible de quedar en un 18% si no se ejecutan los warrants que les concede la operación. Y qué mejor forma de rematar el proceso de despolanquización de la compañía que borrar a la familia de la presidencia de El País, el buque insignia de la sociedad. Ignacio Polanco, sucesor del todopoderoso Jesús Polanco al frente de la compañía, cede el cargo en el rotativo al hasta hoy consejero delegado, Juan Luis Cebrián, según cuenta hoy el propio diario.

 

“Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa, se convirtió ayer en el cuarto presidente de El País en sus 35 años de vida, cargo que antes desempeñaron José Ortega Spottorno, Jesús de Polanco y su hijo Ignacio Polanco”, subraya la información, que no explica las razones del cambio en lo más alto del organigrama. Prisa aprovecha la incorporación de José Luis Sáenz, ex Vocento, como consejero delegado El País para acometer también ese relevo en la cúpula. Sainz debe “impulsar la transformación global del modelo de negocio de prensa, y su integración y desarrollo en las nuevas tecnologías digitales”, informa el diario.

 

Juan Luis Cebrián, como consejero delegado de Prisa, acometió la OPA por el 100% de Sogecable, operación que llevó la deuda de la compañía por encima de los 5.000 millones de euros. Ese agujero es precisamente el que ha obligado a la compañía a abrazar la solución Liberty y a los Polanco a diluirse en el capital. "Si se quiere ser global, hay que tener tamaño", aseguraba recientemente Cebrián al referirse al futuro de la compañía. Un planteamiento que resulta “imposible con una familia o un grupo de amigos” como únicos accionistas. También ha agradecido públicamente a los Polanco su “lucidez y generosidad” para continuar ejerciendo el control “desde una posición no mayoritaria”.

 

Se trata de un paso más en proceso cantado cuyo final está por llegar. En noviembre, con la entrada de Liberty, el grupo revolucionaba su Consejo de Administración para afrontar una época en la que la familia ya no tiene la mayoría del capital. Salían consejeros muy próximos al fundador, como era el caso de Alfonso López Casas, que estaba casado con la fallecida Isabel Polanco, hija del artífice de Prisa, o Adolfo Valero Cascante, su mano derecha.

 

En las semanas siguientes se conocía la contratación de Fernándo Abril-Martorell, ex Credit Suisse y ex consejero delegado de Telefónica, como cerebro financiero de la compañía y número dos de Cebrián. Nadie duda en la casa que Abril-Martorell, ejecutivo y banquero de primera, es el sucesor natural de Cebrián y en breve tiempo puede ser el consejero delegado, al menos in pectore. El actual primer ejecutivo de Prisa tiene garantizados por contrato tres años más al frente del grupo. La presidencia del la sociedad sigue por ahora en manos de Ignacio Polanco.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC