LA PARTE VARIABLE DE SU SUELDO SE DISPARA

Cebrián ganará nueve millones al año si cumple los objetivos de Liberty

El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, tiene buenas razones para dejarse la piel en los tres años que le quedan al frente del grupo.

Foto: Cebrián ganará nueve millones al año si cumple los objetivos de Liberty
Cebrián ganará nueve millones al año si cumple los objetivos de Liberty

El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, tiene buenas razones para dejarse la piel en los tres años que le quedan al frente del grupo. Y es que según ha podido saber El Confidencial, el primer ejecutivo de los Polanco percibirá hasta nueve millones de euros al año si cumple la hoja de ruta que marque Liberty Acquisition Holdings, la sociedad americana que ultima su entrada en Prisa para rescatarla de una deuda que roza los 4.700 millones de euros. Una retribución que situaría a Cebrián entre los directivos mejor pagados del país, en la liga del consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, que se embolsó 10,2 millones en 2009, o del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que percibió 8,2 millones. 

Según matizan a este diario fuentes internas de la compañía, Cebrián no aumentará de forma sustancial la parte fija de la retribución que ahora mismo percibe. Sin embargo, sí tendrá la posibilidad de aumentar su salario sustancialmente por el cumplimiento de objetivos. De hecho, puntualizan que el fijo ‘apenas’ constituye un 20% de toda la parte variable que se establece en función de resultados. Otras fuentes conocedoras del acuerdo incluso apuntan a una indemnización que ronda los 19 millones de euros en el caso de que Cebrián no cumpliera los tres años como consejero delegado que le garantiza el acuerdo con Liberty. Ningún portavoz de la empresa estaba disponible para atender la llamada de este diario y dar su versión sobre estos datos.

El documento remitido por la sociedad americana al regulador estadounidense (SEC) establece que llegar a un pacto contractual con Cebrián es una condición previa para cerrar el acuerdo que los accionistas de Liberty y Prisa votarán los próximos días 24 y 27, respectivamente. “Ningún miembro del Consejo de Administración ni ningún ejecutivo de Prisa tendrá derecho a recibir compensación especial o incentivo alguno por la aprobación del acuerdo empresarial con Liberty, más allá de la condición previa de obtener un acuerdo laboral con Juan Luis Cebrián, actual responsable ejecutivo de Prisa. Este acuerdo laboral será de un plazo no inferior a tres años y contemplará otras condiciones pactadas de mutuo acuerdo entre Prisa y Cebrián”.

El propio factótum de Prisa confirmaba en una reciente entrevista con The Guardian que su salida de la compañía está concertada. “Necesitamos un cambio importante en la gestión –aseguraba Cebrián, que el 30 de octubre cumplió 66 años-. Yo puedo poner en marcha la mayor parte. El final del cambio es cambiarme a mí. Ese es el pacto”. Fuentes financieras insisten en que la gestión será vital en la Prisa posterior al acuerdo con Liberty, con los nuevos inversores enfocados en impulsar la estrategia empresarial una vez aplazados los problemas financieros. No hay duda los objetivos impuestos a Cebrián para obtener los bonus serán exigentes, en línea con los resultados a corto plazo que necesita una sociedad cuya deuda le ha puesto al bordo del default.

Más de 11 millones para cinco consejeros

El Informe de Gobierno Corporativo de Prisa no detalla la remuneración de su primer ejecutivo, argumentando que “ninguna disposición legal exige que haya de informarse de la retribución de los consejeros de manera individual y la sociedad no estima oportuno hacerlo”. No obstante, los datos sí dan alguna pista. Los consejeros del grupo de medios cobraron 13,7 millones de euros en 2009, una cifra que en sí misma se come el 27,1% del beneficio de la sociedad. Sin embargo, son los cinco consejeros ejecutivos quienes acaparan el grueso de los fondos. Ignacio y Manuel Polanco, Juan Luis Cebrián, Alfonso López Casas y Emiliano Martínez se repartieron 11,6 millones, casi el 85% del total del Consejo.

Precisamente uno de los puntos del orden del día en la Junta Extraordinaria del próximo día 27 es “determinar el importe máximo de la retribución fija del Consejo”, foro que se amplía y al que se incorporan los fundadores de Liberty, Nicolas Berggruen y Martin E. Franklin. La aportación de 650 millones en cash de la sociedad americana –participada por una veintena de hedge funds y firmas de inversión- era una de las condiciones impuestas por la banca para reestructurar la deuda de Prisa hasta 2013. A cambio, los Polanco y los accionistas históricos perderán la mayoría de la empresa. Además, aún necesita Prisa desinvertir antes del 30 de noviembre en su filial lusa, Media Capital, para lograr el plácet de las entidades financieras.  

La política de retribuciones se completa con periódicos planes de stock options para directivos y consejeros. En el cónclave de accionistas, en paralelo a la votación para la entrada de Liberty en el capital del grupo, también se propondrá a los asistentes la aprobación de un plan de entrega de acciones y opciones sobre acciones para la cúpula de la sociedad durante los próximos cuatro años. Un plan que resulta especialmente atractivo por el actual precio de la cotización, que el jueves cerró en 1,98 euros por título. Y eso a pesar del repunte de los últimos días tras la decisión de Competencia de autorizar la entrada de Telefónica y Telecinco en Digital+, así como la compra de Cuatro por la cadena de Mediaset.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios