La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

TENDRÁN UN ENCUENTRO OFICIAL CON LA VICEPRESIDENTA

Los ‘amos de la prensa’ preparan un borrador común para que el Gobierno acuda en su auxilio

El martes pasado fue un día de trajes largos. La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) celebró su 30 aniversario con un acto institucional presidido
Foto: Los ‘amos de la prensa’ preparan un borrador común para que el Gobierno acuda en su auxilio
Los ‘amos de la prensa’ preparan un borrador común para que el Gobierno acuda en su auxilio

El martes pasado fue un día de trajes largos. La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) celebró su 30 aniversario con un acto institucional presidido por los Príncipes de Asturias. Aunque la ceremonia protocolaria sirvió como escenario para que Javier Godó (La Vanguardia) expresara públicamente la necesidad de que el Gobierno proteja a este sector, lo más interesante ocurrió fuera de foco. A la hora del almuerzo, varios de los asistentes comieron juntos en Zalacaín, improvisando una especie de comité ejecutivo de la patronal.

 

A la mesa, estuvieron algunos de los editores más proactivos, como Juan Luis Cebrián (Prisa-El País), José Manuel Vargas (Vocento-ABC-El Correo), Pilar Yarza (Presidenta de AEDE-El Heraldo) y Antonio Fernández Galiano (Unedisa-El Mundo). Una reunión informal entre competidores acérrimos en el kiosko que sirvió para cambiar impresiones de manera distendida y para diseñar el programa de actuación, según ha reconocido a este diario uno de los asistentes. Sobre todo, elegir al interlocutor en el Gobierno: la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

 

Hasta la fecha, todavía no ha existido ningún encuentro oficial. Cada grupo ha hecho la guerra por su lado a base de encuentros informales con miembros del Gobierno y del propio PSOE. “Se trata de que los poderes públicos reconsideren su ámbito de actuación”, subraya otro de los asistentes. “Es bueno que haya un clima de sensibilización y Nicolás Sarkozy puede que haya marcado el camino a seguir. Puede que ahora sea el momento de que se recojan algunas reivindicaciones históricas del sector”.

 

Por el momento, las distintas asociaciones editoriales, de prensa de pago (AEDE), de diarios gratuitos (APG), de publicaciones profesionales (APP) y de revistas (ARI) trabajan en la elaboración de un borrador común con una posible batería de medidas con ayudas al sector. Según el director general de APG, Víctor Núñez, se ha trabajado para liderar un movimiento común. Una vez alcanzado este punto de partida, el modelo francés, es decir, la solución Sarkozy, se ha tomado como el formato base sobre el que redactar las peticiones colectivas de la industria española.

 

El documento para sensibilizar al Gobierno se sustenta sobre tres pilares básicos: la financiación pública a los jóvenes para comprar prensa (Francia regala periódicos durante 12 meses con la mayoría de edad), la introducción de estímulos fiscales (como la reducción del IVA a un tipo mínimo) y la aportación de ayudas directas para el proceso de reconversión industrial (compra de papel, modernización de equipos tecnológicos…). Ruegos pecuniarios que se justificarían por la contribución de la prensa al fomento de la lectura o a la cultura democrática.

 

“Siempre hay que tener como marco lo que se está haciendo en la UE”, explica el CEO de un grupo editor. Por descontado, existiría un modelo básico y más directo que supone la inyección de subvenciones a través de inversión publicitaria de la Administración. Aunque esta acción puede generar algún rechazo, los grandes editores se sienten discriminados respecto a otros colectivos, como el de las televisiones privadas (UTECA), que han presionado reiteradamente para que RTVE reduzca su financiación con ingresos publicitarios.

 

Los resultados de 2008, con drásticos descensos en los beneficios, y el mal arranque de 2009, con el cierre del gratuito Metro, han provocado un llamamiento de urgencia entre todos los agentes del sector. Las reuniones a varias bandas se han sucedido durante las últimas semanas, “con el objetivo de que haya un borrador consensuado antes de acabar el mes”. Cuanta mayor sea la demora, mayor será el riesgo de destrucción de empleo. Los peores cálculos manejados entre las patronales barajan entre 8.000 y 10.000 despidos potenciales.

#37
Todos los grupos mediáticos le piden ayuda a papá estado, y pada estado les dirá : de acuerdo , pero a cambio ...

Ustedes mismos. Esto es una merienda de negros.
Ampliar comentario
#36
A estè paso vamos hacer del Gobierno, algo asi como un auxilio social que da la extremauciòn ...........
Tenemos demasiado ojo para Papa Estado, y cuando estè està que no da el habla, que hable es harto.dicil.
La sociedad que muchas veces se conforma entorno a unas expectativas que cuando se fustran producen el efecto contrario al deseado,siempre recurre al Estado.
Ahora bien sòn tantos auxilios, ya que si Bancos Prensa, Radio, y en general ya todos los estamentos sociales, que va a tener que multiplicarse.
Y quien va a prestar auxilio al auxiliador, dificil cuestiòn y maximè ante unos recursos finitos y una predisposiciòn social muy relativa, esto es un lio.
Ampliar comentario
#35
Siguiendo con lo post 58, creo de interés añadir que el Estado no puede atender las necesidades financieras de todas las empresas que le pidan ayuda, por muy desesperada que sea su situación. pues las administraciones públicas contribuyen a la actual debacle, con su recalcitrante morosidad, pues sólo tienen deudas tanto a corto
como a largo plazo.
En Octubre de 2.008, los más de 8.000 ayuntamientos que tiene España, debían más de 25.000 millones de euros, según datos del Banco de España. Puede decirse que ninguno tiene saneadas sus cuentas y que tienen graves problemas para financiar si actividad diaria.
En definitiva, los ayuntamientos y otras administraciones públicas no pagan a casi nadie, de forma que si la tendencia no cambia drásticamente, en el año en curso se destruirán más de 450.000 puestos de trabajo relacionados con los impagos y la morosidad de la administración píblica.
¿Cómo vamos a ampliar la deuda con ayudas financieras a la prensa y otros sectores económicamente hundidos, si en España casi nadie paga lo que debe? Que alguien me diga en qué ámbito, ya sea político, social, económico, jurídico, etc. estamos mejor con el PSOE que con el PP? Pues eso, digo yo.
Ampliar comentario
#34
¿que pasa con la prensa? TAMBIEN LE LLEGA LA CRISIS.......
Estè medio tan antigüo que ejerce de pregonero social, que fuè el medio que tenia la sociedad para enterarse de todos sus trapos sucios y no sucios, està en cuestiòn.
Sinceramente creo que cierta prensa se ha metido en unos jardines que no sòn precisamente los colgantes de Babilonia.
Hoy en dia como todos los sectores sòn tan competitivos, y la carrera hacia la venta es tan dificil, algunos medios de prensa se han sumido en noticias poco contrastadas y que sòn verdaderas bombas de efecto social.
Los periodicos tiienen todos su ficha social y su recorrido muchas veces , metidos en caminos muy discutibles, aùn asi el periodico aquel que acompañaba tantos cafès matutinos, y tantas noticias compartidas, sigue siendo magnifico.....
Ampliar comentario
#33
Entre la prensa escrita no hay otro diario nacional que me parezca tan denigrante libelo como me lo parece El Pais. Un periódico que desde el felipismo siempre ha gozado de todo tipo de favores y filtraciones por parte de los Gobiernos socialistas de turno y que, por el contrario, ha atacado con saña al PP y ha omitido toda información que pudiera resultar favorable al mismo.
Por ello si dicho periódico se hundiera para siempre yo no lo lamentaría, excepto por algunos de sus trabajadores que hacen de la ética su bandera y que sobreviven como pueden, como hacia Hertman Tersch, creo que es su nombre, hasta que le echaron de la empresa por no someterse a los dictados de su línea editorial.
En cuanto al resto de los periódicos pienso lo mismo. No deben someterse al Gobierno de turno para conseguir subvenciones y favores que después han de pagar el alto precio de escribir lo que la deontología empresarial les aconsejaría no hacer.
La noticia, por ejemplo, de que &034;trás el escándalo de la financiación de la cúpula de Barceló, el Gobierno reconoce errores y deficiencias al cargar el gasto a los Fondos de Ayuda al Desarrollo&034; sólo la he podido leer en La Razón. ¿Los demás no lo sabían?
Ampliar comentario
#32
Malinche ¡cuánta razón tiene! Vivimos las contradicciones del sueño socialdemócrata del Estado protector. Poco a poco, el Estado ha ido invadiendo los espacios antes reservados al individuo. Los hombres viven todo su vida en una suerte de minoría de edad protegida por el Gran Hermano [llamémosle por su verdadero nombre]. Los hombres han perdido la satisfacción y el orgullo de luchar para lograr algo y conseguirlo o fracasar; no son más que unos mamoncillos con los ojos cerrados a la vida y los dientes apretados en un pezón del Estado.

El Estado ha traído esta crisis por su dejadez en la supervisión económica y su corrupción, pero me temo que de esta saldremos con más Estado sobre las costillas, porque los people necesitan que alguien piense por ellos, como en yonqui necesita al camello.
Ampliar comentario
#31
¡Lo siento Pedro J.! pero te tienes que quitar el liguero, digo los tirantes, y bajarte los pantalones...¡¡¡Ja, ja, agaj!!!
Ampliar comentario
#30
¿Medios de comunicación independientes? esto es una verguenza, espero que ZP resista las presiones, que sobreviva el medio bien gestionado, que el resto cierre, como cualquier empresa en cualquier lugar del mundo. Ya está bien de derrochar nuestro dinero!!! pagando empresas mal gestionadas por directivos multimillonarios, con fincas, palacios en la playa y vida disipada.
Si esto prospera espero que los españoles les demos la espalda dejando de comprar la prensa de forma inmediata.
Ampliar comentario
#29
En España casi todos los sectores se creen, como la ilustre ex-Ministra de Educación, Carmen Calvo, que el &034;dinero público no es de nadie&034;.
Por eso los Bancos, la prensa, el sector de automoción, las inmobiliarias, etc., le piden ayuda a Zapatero, el de las mercedes, sabiendo de su ligereza en tirar del dinero ajeno, hasta el punto de que ya ha dilapidado los 25 mil millones de euros del superavit que le dejaron en las cuentas públicas los Gobiernos de Aznar y nos está metiendo en un deficit del 6% del PIB, del que no saldremos jamás, si no cambiamos, como hicimos en 1996, de Partido en el Gobierno. De momento la UE ya nos ha abierto un expediente sancionador por rebasar con creses el 3% establecido como deficit límite
La caja pública no tiene ni un euro más ni para darle a la prensa ni a nadie, salvo que se incremente más y más el endeudamiento en el que ya estamos inmersos y que tendrán que pagar nuestros hijos y nietos
Si la prensa escrita, al igual que otras de distinto sector, no vende lo que vendía y no puede sostenerse por falta de liquidez o créditos, tendrán que cerrar y desaparecer del mercado.
Desde que gobierna Zapatero, España se está hundiendo cada día un poco más
Ampliar comentario
#28
Los medios de comunicación [Prensa escrita, radio TV,s ... están vendiendo públicamente su independencia y lo están haciendo a los políticos. ¿Van a perder la dignidad? NO, algunos ya la tenían perdida pero no era tan público y notorio. Lo peor para ellos es que quieren anclarse en el pasado, ahora, los digitales, no solo son el futuro si no que son el presente.

Si quiere la Vice ayudarles con el dinero de todos los españoles que nos pregunte si queremos que sea así. Además, debería esperar a la cola, como mínimo como los que están en paro, para recibir ayudas. Hay sectores más desprotegidos que éste.
Ampliar comentario
#27
Hay que ayudar a los periódicos.
Y a las cadenas de radio.
Y a las televisiones.
También a los teatros, que son cultura.
Y al cine español.
Y a los bancos.
Y a las cajas de ahorro.
Y a los que no pueden pagar la hipoteca.
También hay que ayudar a las ONGs.
Y a los estafados por Gescartera.
Y a los estafados por Forum.
Y a las constructoras.
También el socialista Pedro Pérez pide ayuda para las grandes inmobiliarias del G20.
Hay que ayudar a los agricultores.
Los transportistas también necesitan urgentemente ayuda.
Hay que ayudar a las empresas que invierten en I+D.

Pero... antes de todo eso, alguien habrá pensado que el dinero público primero debería invertir seriamente y mejorar todo esto:

La educación.
Las ayudas sociales por la Ley de Dependencia.
Los pagos del INEM
La sanidad
La administración de Justicia [¡urgente!]
Las Fuerzas Armadas
Las fuerzas de seguridad del Estado
Las infraestructuras
Las pensiones

Pero, como decía Carmen Calvo, el dinero público no es de nadie. Y sirve para dárselo a quien lo pida y máxime si se trata de medios de comunicación, que tanto daño pueden hacerle a este gobierno o a cualquier otro.












Ampliar comentario
#26
Habrá que subvencionar hasta al potito.
¿porque no al kiosquero de la esquina? ya puestos...
Ampliar comentario
#25
Es el colmo de la desvergüenza. Todos, sin excepción, se han estado forrando durante un montón de años, más ellos que sus empresas, sobre todo a costa de favores oficiales y de tener en un puño a unas plantillas en las que cada día abundan más los abusos y los contratos basura. A la mayoría les ha importado un carajo al cuadrado la calidad del producto ni la valía e independencia de sus profesionales. Cuanto más borregos, mejor. Y ahora se quejan, ahora van a pedirle a papá Gobierno y a papá Estado, que somos todos, que les saque del pozo y les tape el agujero. ¿Van los de ABC, El Mundo o La Razón a pedirle árnica al PSOE? ¿Quieren aún más los de Prisa? Sí, es más que el colmo.
Ampliar comentario
#24
Subvenciones para los periódicos de papel, la gente le da por leer en Internet incluso periódicos que no tienen edición en papel. Malditos sacrílegos. Hay que pagar campañas de reeducación para la concienciación de que leer gratis es tan ilegal como bajar cosas de internet.
Subvenciones para los fabricantes de máquinas de escribir y papel carbón ya que la gente le da por escribir en ordenadores y hacer copias en impresoras. Si han cerrado que vuelvan a abrir, las más bellas obras de la literatura se escribieron con una Underwood. Acabar con las máquinas de escribir es acabar con la cultura. Esta frase se la dejo a la ministra de cultura.
Subvenciones para los talleres de carburación, malditos inyectores multipunto, y para los afiladores y para las tiendas de revelado. Ya lo decían en el siglo XIX que el progreso solo trae males.
Ampliar comentario
#23
¿No venden pisos?.... Solución: Bajen los precios.
¿No venden coches?....Solución: Bajen los precios.
¿NO VENDEN PERIÓDICOS?....Solución: Bajen los precios.

Es matemático. Solución de la ley de la oferta y la demanda [mercado]

Solución del gobierno: Subenciones con cargo a impestos y +deuda publica.

Con esta gente metiendo tanta pasta en circulación a base de subenciones, la inflación en 2010, 2011 va a ser SALVAJE...

Agárrense.
Ampliar comentario