publicidad
publicidad

Ir a www.cotizalia.com Ir a www.vanitatis.com

Logo de El Confidencial
2.000.000 lectores influyentes
Tecnología     Salud  Fórmula 1

Sábado, 20 de junio de 2009

España Comunicación Cultura Mundo Sociedad
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda Fuera de Gobierno Valor del Derecho El Confidente
Hoteles Gastronomía Viajes Arte Libros Música Cuaderno Matoses
Editar perfil Foro Foro Interno El Café

TENDENCIASCerrar el bloque

ESPAÑA

Protección de Datos alerta contra los chivatazos anónimos y los 'soplones' en las empresas

Protección de Datos alerta contra los chivatazos anónimos y los 'soplones' en las empresas

@José L. Lobo.- 19/06/2009 06:00h

Deja tu comentario (8)

Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5) (5/5 | 14 votos)

Donde la vista y el oído del gran hermano no alcanzan a vigilar lo que usted hace y dice en la oficina, ahí están sus compañeros de trabajo para controlarle y, si es necesario, delatarle. ¿Ciencia ficción? En absoluto. Aunque pueda parecerle una pesadilla, cada vez son más las empresas españolas que instalan buzones para recoger de forma anónima las denuncias de sus empleados soplones.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) alerta en su última memoria anual, correspondiente a 2008, de que el rápido desarrollo tecnológico está favoreciendo la puesta en práctica de "nuevas modalidades de control" en el ámbito laboral que pueden violar las "garantías de privacidad de los trabajadores".

Entre otros posibles abusos cometidos por las empresas, la AEPD cita la "integración de datos biométricos para el control horario", el acceso al correo electrónico de los trabajadores, la instalación de videocámaras y sistemas de grabación de voz por supuestas razones de seguridad, la geolocalización o la "implantación creciente de sistemas de denuncia interna y anónima" en los centros de trabajo.

Este último método de control ha sido importado de EEUU, y tiene su origen en la llamada Ley Sarbanes-Oxley aprobada por el Congreso estadounidense en 2002, que establece un conjunto de sistemas de alarma en las empresas para la detección de irregularidades financieras y contables. La norma resulta de obligado cumplimiento para todas las empresas que cotizan en algún mercado de valores de aquel país, incluidas las multinacionales españolas que operan allí y las filiales españolas de multinacionales norteamericanas cotizadas.

De denunciante a denunciado

En los últimos años, sin embargo, esta práctica se ha ido generalizando entre las empresas españolas. Y no sólo para poner al descubierto supuestas irregularidades financieras. Cualquier empleado puede convertirse en denunciante anónimo, pero también corre el riesgo de ser denunciado por un compañero. En teoría, los delatores pueden utilizar los buzones para informar a sus superiores de actividades ilegales o inmorales cometidas por otros trabajadores, como la facturación de gastos injustificados o excesivos, la utilización del nombre de la compañía para el enriquecimiento personal, o el acoso laboral y sexual. Pero, en la práctica, no hay límite al celo fiscalizador de los chivatos.

Imagine por un momento que un compañero le sorprende habitualmente utilizando su terminal de ordenador para leer El Confidencial, reservar un hotel para sus vacaciones o escribir un correo electrónico a un familiar. O que usted está harto de que ese mismo compañero se escabulla cada media hora para fumarse un cigarrillo o se pase la mañana hablando por teléfono con su esposa. O, peor aún, que alguien que no le quiere bien aproveche el anonimato para desprestigiarle con una acusación sin fundamento.

Casi todo está permitido. Y la falta de una normativa legal que regule el funcionamiento de los buzones de chivatos está haciendo que éstos proliferen en las empresas, pese a que el artículo 6 de la Ley Orgánica de Protección de Datos señala que "el tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado", y que las denuncias anónimas en el ámbito laboral no cumplen, obviamente, ese requisito.

Sin embargo, la ausencia de un reglamento que desarrolle ese apartado de la ley y el desconocimiento de los trabajadores son las rendijas utilizadas por un número cada vez mayor de empresas para implantar lo que algunas han dado en llamar, un tanto cínicamente, buzones éticos, en los que cualquier empleado puede denunciar supuestas infracciones del código de conducta interno de la compañía.

La AEPD recomienda a las empresas que las denuncias no sean anónimas, aunque se debe garantizar la confidencialidad del denunciante, cuya identidad jamás será revelada al trabajador denunciado en caso de que éste quiera ejercer su derecho de acceso, rectificación y cancelación. De esta forma, al quedar registrado el soplón, la empresa podría imponer sanciones y adoptar medidas disciplinarias en los casos de denuncias falsas o malintencionadas.

Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5) (5/5 | 14 votos)

Opiniones de los lectores (8)

Deja tu comentario

8. usuario registrado marketingbelow»19/06/2009, 16:08 h.

Nosotros hacemos numerosas campañas con bases de datos y creo que si eres buen profesional y haces las cosas bien, es difícil que te pongan una multa.

Lo malo es, cuando una empresa se dedica a utilizar datos de clientes o no clientes sin un buen asesoramiento y sin ningún conocimiento de protección de datos.

Antes de enviar una comunicación, simplemente asegurate de que puedes hacerlo.

www.marketingbelow.com

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

7. usuario registrado gaucho»19/06/2009, 11:39 h.

El único arma que tiene proteccion de datos es la de las sanciones administrativas. No interesa emplearlas contra la propia administraccion ni contra instituciones afines. Pero tiene una finalidad disuatoria a traves de medios y de escritos que es muy válida y que hace que cumpla su funcion social.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

6. usuario registrado kj26»19/06/2009, 11:34 h.

#4.
Constitucion Española: Art 18
3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.

4. La Ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

Tambien deberia leer el art 11 de la Ley de Protección de datos.
En cualquier caso, no soy abogado, ni experto en Leyes; pero si deberia saber algo de comunicación......

Si el e-mail es comunicación es secreto y por tanto las empresas no deberian verlo. Otra cosa muy distinta es que lo tienen muy fácil, y la tentación muy fuerte. Por si acaso, nunca escriba nada desde el e-mail de la empresa que le pudiera poner colorado..... ..por que terminará colorado.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

5. usuario registrado manda huevos»19/06/2009, 11:06 h.

A ver si la Agencia de Protección de Datos investiga los ficheros de morosos que manejan los bancos y cajas. Están plagados de errores. Tu puedes ser moroso sin saberlo por 50 ó 100 euros. En efecto; Vas al banco, pides que te amplien el credito de la tarjerta y te dicen que si, pero que va a ser lento, porque debes 100 euros a no se sabe quien y que reclames tu al fichero EX. Reclamas a la empresa que gestiona el fichero de morosos para que te digan: a quien debes, cuando te han notificado la deuda y como han comprobado que la deuda es cierta. Te contestan: Usted no esta aquí y nunca ha estado en nuestros ficheros. Vas al banco y les dices que no eres moroso y que nunca lo has sido. Que la empresa te dice por escrito que no constas en sus fichero desde nunca. El oficinista del banco gira la pantalla del ordenandor, y ¡horror!..Ahí sigues tu como moroso, en la misma empresa y en el mismo fichero que te acaban de decir por escrito que nunca lo habías sido.. En España, los ciudadanos no somos nada, bueno si, CONSUMIDORES pero no ciudadanos...

 Me gusta (1)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

4. usuario registrado Alf»19/06/2009, 10:00 h.

Alquien me puede decir cual debe ser el tratamiento de la empresa con los e-mails de los empleados. Entiendo que si utilizan el correo de la empresa, sus superiores podrán revisarlo o acceder al mismo si fuera necesario e incluso sería aconsejable que en el Documento de Seguridad se establezca cual será el procedimiento.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

| Ver más comentarios ⇓

Deja tu comentario

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd

ir a Cotizalia

El Confidencial

ir a Vanitatis


Enlaces de Interés