Domingo, 2 de junio de 2013

LOS VÍNCULOS OSCUROS DEL PRESIDENTE DE EEUU

Lo que Obama esconde

Lo que Obama esconde
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en rueda de prensa (Reuters).
0
Enviar
81
24
 
0
Menéame
Imprimir

“Es importante que la gente sepa que lo de Obama no es una conspiración de los friquis, sino algo muy bien trazado desde los centros del poder más rancios e universales”. Lo afirma  Daniel Estulin, autor de La verdadera historia del Club Bilderberg, y uno de los autores que señalan con más insistencia al nuevo mandatario estadounidense como un esbirro de ocultos intereses. Y es que Obama es la nueva estrella de ese mundo en que los poderes oscuros acechan en la sombra. En primera instancia, porque no hay presidente norteamericano que pueda escapar de las teorías de la conspiración. Pero, además, porque Obama posee el perfil perfecto para encajar en esas teorías. No es como su predecesor, George W. Bush, cuyas conexiones con poderes fácticos eran más o menos evidentes (neocons, grupos religiosos, industrias de la energía y del armamento) y cuyos planes para el nuevo orden mundial estaban en las páginas de los diarios más prestigiosos. Obama, por el contrario, representa el rostro afable del sistema, alguien de maneras moderadas y de actitud claramente empática, que ha sido acogido como el salvador por la clase media y media-baja. El rostro perfecto y el perfil adecuado, según esta clase de teorías, para dar cuerpo al nuevo Manchurian Candidate, al nuevo “mensajero del miedo”.

 

En ese sentido se pronuncia Pedro Palao, periodista y escritor, autor de Leyendas urbanas y conspiraciones (Ed. La Cúpula): “Tras el actual presidente hay una cuidada imagen de hombre liberal, de izquierdas, inocente, comprometido, solidario, de grandes gestas, capaz de convencer a la sociedad con un talante singular de que aquello que hace es por nuestro bien, aunque la verdad va por otro lado”.

 

Y ese otro lado es el de sus sospechosas conexiones. A Obama se le han atribuido toda clase de vínculos tenebrosos. Para empezar, se le señala como miembro de los Bilderberg, grupo de presión de corte globalizador y liberalizador, de quienes se dice que constituyen el gobierno mundial en la sombra. El periodista y escritor Bruno Cardeñosa, autor del reciente Expedientes del misterio lo niega: “las reuniones del grupo Bilderberg no son públicas pero sí lo son las listas de sus miembros. Y Obama no figura entre ellos”.

 

El segundo rumor extendido es la pertenencia de Obama a los Illuminati, una supuesta sociedad secreta que constituiría el verdadero poder en la sombra. Algo que quedaría ratificado por una reciente portada de la revista Vogue, en la que aparece su esposa, Michelle, haciendo con su mano derecha el gesto que identificaría  a los miembros de esa sociedad. Cardeñosa rechaza del todo tales imputaciones, ya que que la existencia misma de los Illuminati “no es más que una leyenda, un mito. Los Illuminati no existen”.  

 

Otra cosa, y de mucha mayor relevancia, sería su pertenencia a antiguos y relevantes think tanks estadounidenses, que habrían elegido a Obama para llevar  a cabo sus planes de futuro. Cardeñosa resalta la vinculación de Obama con la Brookings Institution y especialmente con Zbigniew Brzezinski, la verdadera influencia de su política exterior.  Daniel Estulin incide en esta relación, en tanto Brzezinski, cercano a Rockefeller y uno de los grandes nombres de la Comisión Trilateral, sería la cabeza visible del verdadero grupo de poder que ha colocado a Obama en lo más alto de las instituciones estatales norteamericanas: los Bilderberg, la Trilateral y el CFR (Council on Foreign Relations)

 

Lo que, según Estulin, quedaría ratificado por la pertenencia de numerosos cargos de la Adiministración Obama a tales instituciones. Entre muchos otros: Thomas Daschl, secretario de Salud, quien formaría parte del CFR y de los Bilderberg; Michael Froman, vice asesor de seguridad nacional para asuntos económicos, miembro del CFR; el secretario de Defensa Robert Gates, quien milita en el CFR y en los Bilderberg; el secretario del Tesoro Timothy Geithner, smiembro del CFR, de la Trilateral y de los Bilderberg; el general James L. Jones, Asesor de Seguridad Nacional, miembro del CFR, TC, Bilderberg; Mark Lippert Jefe de Gabinete del Consejo de Seguridad Nacional, miembro del CFR; Janet Napolitano,  miembro del  CFR y de la Trilateral; Lawrence Summers, Presidente del Consejo Económico Nacional, miembro del CFR, de la Trilateral y de los Bilderberg; y Paul Volcker, Presidente de la Junta Asesora de Recuperación Económica del presidente Obama, miembro del CFR, de la Trilateral y de los Bilderberg. Además, gran parte de su gabinete, insiste Estulin, “tiene conexiones con el sionismo, empezando por  Rahm Emanuel, su jefe de Gabinete”. No hay que olvidar, señala Cardeñosa, que el padre de Rahm, Benjamín Emanuel, fue miembro del grupo terrorista israelí Irgun Zvai Leumi.

 

“Títere del capitalismo financiero”

 

En definitiva, que esta configuración de la Administración Obama demostraría, según diferentes teóricos de la conspiración, liderados por el periodista y escritor Webster G. Tarpley, autor de una biografía no autorizada de Obama, que el presidente estadounidense no es más que un títere del capital financiero controlado por los círculos de Rockefeller, Soros, y cuyas pretensiones son “llevar a la población occidental hacia una austeridad extrema y hacia una reducción salvaje del nivel de vida”. Y hacia la confrontación con China, ya que, apunta Cardeñosa, “Brezinski considera que el país asiático es la gran potencia del futuro y una amenaza clara para la hegemonía estadounidense”.

 

En ese orden, Palao subraya que las teorías de la conspiración fijan tres pasos para que el nuevo EEUU siga dominando el mundo: “Debilitar a Rusia para que deje de ir por libre, hacerle creer a Europa que no son imperialistas y que van a mantener un nuevo talante y sobre todo crear pequeñas insurrecciones en el interior de China, en comunidades islámicas, en la esperanza de que el país oriental actúe al estilo de cómo lo hizo en el conflicto del Tibet antes de las olimpiadas”. Pero, sobre todo, el gran paso sería el ataque económico. “Una de las acciones que en teoría están previstas es Sudán. El objetivo sería intervenir en ese país, utilizando la excusa humanitaria, cuando en realidad se buscaría que China dejara de obtener de dicho país africano en torno al 7% del petróleo que utiliza”. Y, como telón de fondo de ese enfrentamiento, encontraríamos, de nuevo, la energía. Algo que explicaría tanto las tensiones con Rusia, asegura Cardeñosa, dado sus recursos naturales, su ubicación estratégica en las rutas del gas como “la obsesión de Obama por las tecnologías alternativas y los repetidos intentos de recuperar la energía nuclear”.  

 

Pero, más allá de la realidad o no de tales tesis, lo cierto es que el mundo de la política está ya totalmente impregnado de conspiraciones. El hombre de la calle sospecha crecientemente de los intereses que se esconden tras las acciones y declaraciones oficiales: “No nos fiamos de nada ni de nadie y es lógico, nos movemos en un plano marcado por las estrategias geopolíticas de tan vasta magnitud que es muy difícil saber, por mucho que lo intentemos, dónde estamos”, asegura Palao.

 

Pero, además, el hombre común también sospecha de este conjunto de teorías, de las que cree que responden a segundas intenciones. Como asegura Palao, “no hay mejor forma de disimular una verdad que crear una mentira paralela, difundirla mediante la rumorología y luego intentar silenciarla. Al hacerlo, todo el mundo piensa que aquello que se desea acallar es la realidad y ésta, para la gran mayoría, deja de ser relevante. Las sociedades secretas llevan  décadas usando esa estrategia y hasta la fecha parece que les ha salido bastante bien”. Y es que, en el fondo, y en lo tocante a los poderes que gobiernan el mundo “nos suele pasar como en la historia del cuento sufí, que en lugar de mirar la luna nos fijamos en el dedo que la señala”.

0
81
24
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por CLH
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios