publicidad
publicidad

www.cotizalia.com www.vanitatis.com

Logo EL Confidencial
Martes, 29 de julio de 2008
Expo Zaragoza 2008
PORTADA   España   Deportes   Comunicación   Opinión    Canales     Cultura    Ocio    Multimedia    Foros      
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda El Confidente
Salud Tecnología Expo 2008 Canal Empleo
El Cultiberio Cine Libros Arte Teatro Música
Hoteles Restaurante Viajes Motor Vinos
Vivienda En Exclusiva Sectores Lo Último
En Imágenes Álbum Vídeos
El Café

MUNDO

Un discurso político para enmarcar

David Cameron

@B. Pana.- 14/07/2008 07:44h

Deja tu comentario (53)

Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5) (5/5 | 81 votos)

enviar a un amigoimprimir

Un discurso político para enmarcar
 David Cameron (Efe)

Una completa sorpresa. Así describen quienes acudieron a lo que parecía una visita política rutinaria más el discurso que realizó el líder del Partido Conservador británico, David Cameron, ante la estupefacta audiencia de uno de los barrios más deprimidos de Glasgow a principios de la semana pasada. “Hoy voy a decir, lo que nadie se atreve a decir”. Y, a partir de ahí, se despachó con una plática elegante en la forma pero brutal en el fondo en contra de la neutralidad moral que, a su juicio, impera en la sociedad británica actual y, por qué no decirlo, en el conjunto de la sociedad occidental. Un ataque a la corrección política que merece la pena reproducir en su integridad.

“Nosotros, como sociedad, hemos sido demasiado sensibles. Para no herir los sentimientos de los ciudadanos, con objeto de evitar parecer excesivamente críticos, hemos dejado de decir lo que hay que decir. Llevamos décadas en las que se han ido paulatinamente erosionando la responsabilidad, las virtudes sociales, la autodisciplina, el respeto mutuo, las conquistas a largo a cambio de la satisfacción inmediata”, fue su arranque. “Por el contrario, preferimos la neutralidad moral, no entrar en juicios de valor acerca de lo que son comportamientos adecuados o equivocados. Malo. Bueno. Correcto. Impropio. Son palabras que nuestro sistema político y nuestro sector público apenas se atreven a utilizar”.

Los 18 puntos de ventaja que Cameron mantiene, según los sondeos, sobre Gordon Brown le han llevado a una campaña no exenta de riesgos similar a la que hiciera en su día el primer ministro John Major y que tan malos resultados le acarreara. De ahí que el candidato conservador continuara: “De acuerdo, no soy ajeno al estupor que estas palabras producen en la boca de un político. Están en su derecho de preguntar, ¿qué pasa con ustedes? Miren, déjenme que les diga una cosa: somos humanos, cometemos errores y nos achantamos con frecuencia. Nuestras relaciones se rompen, se deshacen nuestros matrimonios. Fallamos como padres y como ciudadanos igual que todos ustedes”, se justificó. “Pero si el resultado de todo esto es un silencio cómplice acerca de las cosas que realmente importan, entonces estamos fallando por partida doble. Renunciar al uso de esas palabras –malo, bueno; correcto, impropio- implica una negación de la responsabilidad personal y una caída en el relativismo moral”.

A partir de ese punto, entró en el tema nuclear de su discurso, que gira en torno a idea de “sociedad rota” y a la capacidad de la política para restaurarla. “Hablamos de personas que están en riesgo de obesidad en lugar decir por su nombre que comen demasiado y no hacen ejercicio. Decimos que tal o cual colectivo se aproxima al abismo de la pobreza o de la exclusión social, como si todos esos factores –obesidad, alcoholismo o drogadicción- fueran meros factores externos, como una plaga o el mal tiempo. Obviamente las circunstancias influyen. Tu lugar de nacimiento, tu vecindario, tu escuela, tu situación familiar. Pero los problemas sociales no dejan de ser consecuencia de decisiones humanas.”

“Corremos el riesgo de convertirnos en una sociedad amoral, donde ya nadie diga la verdad acerca de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es correcto o resulta impropio. La consecuencia es terrible: la ausencia de límites hace que nuestros hijos piensen que pueden hacer lo que les parezca ya que ningún adulto intervendrá para ponerles freno. Ni siquiera, a menudo, los propios padres. Y eso tiene que terminar”. Una referencia directa a la ola de violencia adolescente que vive el país y que, a juicio de Cameron, requiere, para su corrección, rescatar un concepto de “cultura nacional“ que aliente el ejercicio de la responsabilidad tanto personal como colectiva.

De ahí que concluyera recordando el compromiso de los padres en esta tarea ya que “este cambio cultural tiene que comenzar en casa: los valores que hay que recuperar en esta sociedad rota y que nos van a permitir cimentar una sociedad más fuerte son valores que deben ser enseñados en casa, en la familia”.

Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5)Valorado (5/5) (5/5 | 81 votos)

enviar a un amigoimprimir

Enlaces patrocinados

Opiniones de los lectores (53)

Deja tu comentario

53. Jesúsgs16/07/2008, 18:16 h.

Algo así dijo hace pocos años la desaparecida Oriana Falaci; aunque su trasfondo era más "contra" el Islam, no dejaba de resaltar que la civilización de occidente había caido en un vacio de valores éticos. Es triste contemplar cómo hay gente que rechaza los valores judeo cristianos, porque los sigue asociando al franquismo, y no ven que han sido estos valores los que han cimentado la cultura en la que la mayoría de nosotros, los mayores de 40 años, que somos mayoría en esta sociedad, hemos crecido y de la que se han beneficoado los que ahora la rechazan.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

52. usuario registrado Falcata14/07/2008, 22:29 h.

Creo que es valiente en decirlo, pero ya me extrañaría que lo llevase a cabo. Y en España sería imposible. Vivimos en una sociedad sin valores. Tenemos un problema de natalidad, pero se abortan 90.000 niños al año. Los valores que nos muestran no son los del trabajo o la familia, si no los del pelotazo y los de conductas homosexuales (que tendrán sus derechos como ciudadanos, pero no son ejemplo de nada). Gastamos miles de millones en encontrar remedio al SIDA (porque ataca a gente visible y conocida), pero se recortan gastos en el cancer. No fomentamos el esfuerzo, ni la solidaridad (mucha idea de izquierda vacía, que en realidad consiste en que me va a dar papa estado, no en que puedo hacer yo por los demás). Se rien las gracias a los crios que ensucian edificios historicos en las ciudades. Se habla de la eutanasia, pero no por pena del que sufre si no por que nos parece una carga su sufrimiento para nosotros. Esos valores se han ido perdiendo, ahora vemos a un hombre pegando a una mujer en el metro y nos damos la vuelta, no queremos lios. Un valor no deja de ser válido porque estuviese en boga en el franquismo o en el S.XVII, como no dejan de ser válidos los pantanos o la SS.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

51. usuario registrado 50014/07/2008, 21:21 h.

JA,JA,JA... Pues a mí éste tío más que David Cameron me parece Michael Landon. Y, como siempre, éste tipo de astutos políticos vendedores de humo sueltan éste tipo de discursitos MORALIZANTES, metafísicos y grandilocuentes en los barrios obreros, en éste caso , en uno de Glasgow (luego, con el voto en el saco, si te he visto no me acuerdo). ¿Por qué no le va con esos cuentos a los ejecutivos de la City (sería de agradecer que alguien le dijera a éste tipo de individuos que hay valores más importantes que la obscena acumulación de dinero), a los "civilizados" y "ejemplares ciudadanos" de intachable moral de Chelsea, britanísimos súbditos de Su Graciosa Majestad?

Por otra parte, no le quito la razón en lo que dice puesto que es pura obviedad: cada día oigo yo cuatro o cinco de éstas en el bar...

¡Ah!, también sería interesante saber cuáles son los valores y la moral que propugna éste buen hombre, puesto que quizá difieran en el orden de prioridades respecto a las consideradas por una parte considerable de la población, con unos principios igualmente respetables.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

50. chamberi14/07/2008, 18:54 h.

En España tenemos ya a un político como Cameron o mejor aún, una: Esperanza Aguirre. Pero claro como salen los progres de siempre a decir q es derechona y marquesa y tal y cual, y todos los medios y toda la gente a decir q sí como borregos pues hala ponemos a yres chavales q acaban de llegar como Mariano, Arenas y Gallardon que esos sí que son centristas. Cada país tiene el presidente que se merece, no hay porque mirar a UK, yo me conformaría con parecernos a Colombia o a Polonia. Allí el primer ministro de un partido de centro dice "a mí nadie me va a convencer de q el aborto es algo bueno". Aquí no hay ####### a decir algo ni parecido

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

49. Cougar14/07/2008, 18:44 h.

Sólo una democracia como la británica puede dar tantos gobernantes de altura seguidos. La lista da escalofríos... Churchill, Tatcher, Blair,... En España, sin embargo, todos queremos ser amiguitos, incluso de los terroristas y los nacionalistas xenófobos. Los dos principales partidos nadan en la inmundicia moral, dándose lecciones de tolerancia con lo intolerable, maleando sus principios al son de los cobardes y extremistas. No me conformo. Quiero dos partidos que defiendan el estado de derecho, la propiedad privada, la libertad del individuo, las reglas de mercado y la solidaridad con los desprotegidos. Y no las ocurrencias de cuatro provincianos que quieren ser reyes de su casa pisoteando los derechos de todos.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h, con horario restringido a los invitados de 10:00 a 19:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

Ver más comentarios    Deja tu comentario

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

atlas
Auditado por Ojd

ir a Cotizalia

El Confidencial

ir a Vanitatis