publicidad
publicidad
Logo de El Confidencial
Miércoles, 12 de septiembre de 2007 (Actualizado a las 19:05)
Portada   España   Cotizalia   Deportes   Vivienda   Comunicación   Gente   Opinión   Canales   Fin de Semana   Imágenes   Vídeos   Foros   
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda El Confidente
Salud Tecnología Buscador de Hoteles

ESPAÑA

Superzetapé: hora y media de discurso triunfalista y cero críticas

José Luis Rodríguez Zapatero

Superzetapé: hora y media de discurso triunfalista y cero críticas

@Julia Pérez.-12/09/2007

Votar esta noticia

Resultado (17 Votos)

enviar a un amigoimprimirDeja tu comentario (75)

A la voz de ‘¡Ar!’, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, logró ayer un cierre de filas entre los parlamentarios socialistas como jamás antes se había visto, prueba palpable de que la palabra militante deriva del latín militans, militar. Ni una sola voz crítica, ni una disidencia. Todos a una arroparon a su líder que les dedicó un largo discurso autolaudatorio de hora y media: llega el tiempo de “recoger los frutos de la siembra”, les dijo, del “ambicioso” proyecto que puso en marcha hace cuatro años y que necesita de un tiempo “de desarrollo y consolidación superior a una legislatura”.

No era el momento de expresar crítica alguna; al fin y al cabo cualquier disidencia hubiera salido en la prensa y el acto era la respuesta del PSOE a la proclamación, la víspera, de Mariano Rajoy como presidente del PP y simbolizaba el inicio de una larga campaña electoral que culminará en marzo de 2008. Las escasas voces disidentes que aún quedan en el socialismo español optaron, bien por ausentarse por motivos médicos –caso de Pepe Acosta, el líder del guerrismo madrileño laminado por Ferraz en el último congreso regional- o bien por salirse de la reunión en el punto más delicado: el turno de preguntas, momento en el que se vio por los pasillos a ex dirigentes como Txiki Benegas.

Más de quince preguntas de los parlamentarios socialistas y ni una autocrítica: “Ya sabes, somos perfectos y estamos en la Champions League”, resumía, no sin cierta sorna, un diputado socialista de esos de la vieja escuela que no simpatiza precisamente con la doctrina Zapatero. Es el momento de recoger los frutos de la siembra que, en román paladino, implica también la elaboración de las listas electorales en los grandes partidos políticos. Y el que se mueva no sale en la foto.

Zapatero sigue en su campaña de demostrar que la escalada de tipos de interés ha llegado a su fin, y que el big crunch del mercado hipotecario –la crisis de confianza financiera que tiene su epicentro en Estados Unidos y se ha repicado al resto de Occidente- no afectará a España, porque está preparada para afrontarla.

Frente a la incertidumbre tenebrosa que denuncia el PP, Zapatero situó a España en el paraíso terrenal. El país está en la "Champions League de las economías mundiales", un club en el que España es "la que más partidos gana, las que más goles ha metido y la menos goleada". Y ante la inquietud de los más jóvenes, esos que le auparon en el poder, el presidente reanunció que habrá ayudas para el alquiler de viviendas (aún sin concretar, porque están incluidas en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año).

Hora y media de autobombo dejó espacio para algunas perlas. Como cuando proclamó, siempre sin rubor, que “todos los españoles de hoy y de mañana –quiero llamaros la atención sobre esto- tienen y tendrán a su disposición los recursos del superávit de las cuentas públicas y se ahorrarán tener que pagar la deuda, que hemos reducido en este tiempo, y sus intereses” (sic).

De lo que se colige que Zapatero garantiza que nadie robará el dinero recaudado de más por su Gobierno porque ha decidido destinarlo a cubrir la deuda pública, en lugar de que la sociedad española diga qué quiere hacer con ese dinero (como han hecho democráticamente en Francia o Italia, donde se ha debatido sobre si devolverlo a los ciudadanos, de cuyo bolsillo fue detraído, si invertirlo en políticas sociales, si destinarlo a pagar la deuda, si gastarlo en parques y jardines...).

La satisfacción presidencial reside en la “credibilidad” de haber “cumplido con la palabra dada" en las elecciones de 2004. Zapatero definió su legislatura como "la del empleo", una legislatura en la que su Gobierno ha superado todos los "deberes" que en materia económica le puso el PP, lo que ha permitido mejorar "con creces" la "herencia" recibida.

“Somos el futuro porque hemos trabajado para preparar el futuro, hemos gobernado con la mirada alta, con las luces largas, a más de una década en el horizonte, para el progreso general del país", arengó el líder socialista mientras exhibía los músculos de sus logros sociales, económicos y políticos.

Las ironías contra Rajoy… e Iraq

Zapatero fue especialmente ácido contra el PP, partido que en estos tres años ha hecho “una oposición compulsiva en falsedades, en la tensión política y también en esto del liderazgo”. Y, por si había dudas, vaticinó: "A día de hoy están preguntándose por el liderazgo, imagínense el tiempo que van a necesitar para tener un proyecto para España".

Además de recriminar al PP que no haya querido pactar con el Ejecutivo las principales leyes, desgranó las "falsedades" de su labor opositora en los últimos tres años y le acusó de haber introducido tensión en la vida política. "Ni se rompía España, ni la familia, ni por supuesto cedíamos a ningún chantaje ante ETA, como ha quedado demostrado con los hechos", explicó.

Recordó el presidente del Gobierno que la legislatura comenzó con una decisión "muy acertada" al ordenar la retirada de las tropas de Iraq y una actitud del PP empeñado en "sembrar dudas absurdas" sobre los atentados del 11-M que han tenido una "respuesta contundente" del Estado de Derecho durante la celebración del juicio.

Zapatero cerró su intervención como lo hace cuando se pone solemne: hablando de la gente. El presidente pidió a sus parlamentarios que sean la voz de la calle. “Todo se lo debemos a la gente y sólo es la gente, la ciudadanía, la que nos puede devolver la mayoría. No lo olvidéis nunca: no tenemos otros amigos más que los ciudadanos". Concluyó en el discurso más triunfalista de cuantos ha pronunciado en su carrera política… por ahora.

Votar esta noticia

Resultado (17 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Opiniones de los lectores (75)

Deja tu comentario

75. PorfirioMiércoles, 12/09/2007, 18:57 h.

Cordiales saludos a todos los foreros que con sus aportaciones hacen que el transcurso del día sea más llevadero. ¡Ah, y felices champions!

74. usuario registrado ASQUEADOMiércoles, 12/09/2007, 18:55 h.

Dale camus 10: una de calamares en su tinta. A darle a la oposición. Imagino que por oposición se refiere usted al PP, porque el resto de partidos de ideología variada (extrema izquierda, o derecha vasca, canaria, catalana, etc.) no parece que sean oposición.



Demóstenes 15: ¿Y qué me dice de cara que tiene la vicepresi en la foto?


Saulo07: ¿El humo va hacia Cataluña? ¿He acertado? Pepiñoooo!! ¿A que he contestado bien?


¿Hay algún defensor del presi rodríguez por la sala?

Andeandarán????

73. loboferozMiércoles, 12/09/2007, 18:51 h.

Porfirio, hoy te has superado animando el cotarro que hoy estaba un poco depre. Hasta la próxima.

72. PorfirioMiércoles, 12/09/2007, 18:43 h.

Bueno, venga desapuntamos a la Pataky para que estés tranquilo y no te de el subidón celoso que eso es muy malo, pero a todas las otras SI que las llevamos, ¡Venga peña que nos vamos! De nada.

71. LoboferozMiércoles, 12/09/2007, 18:36 h.

Te diré si este asunto es muy serio. 40 Bentleys Cabrios repletos de personal con ganas de fiesta por la 5ª Serrano's Avenue de la Champions esa, como para salir en la Fox, no te digo.

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd