calma, no hay prisa

Consejos para iniciarse en el 'trail running': cómo correr en la naturaleza

No es lo mismo ejercitarse en el asfalto que salir a explorar nuevos terrenos al aire libre. Para que no tengas problemas, echa un vistazo a estas recomendaciones

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

Con la llegada del buen tiempo siempre apetece salir del asfalto y lanzarse a correr por la montaña. El 'trail running' cambia por completo la experiencia de correr: entornos nuevos, mil caminos que escoger, terrenos diferentes y cambiantes y un largo etcétera de diferencias con respecto a correr en ciudad. Ahora bien, eso también significa que los corredores deben adaptarse, pues no es lo mismo correr por las aburridas calles de la ciudad que a través de entornos naturales.

Estos son algunos consejos para iniciarse en el 'trail running'.

Calma

Empezar a correr implica armarse de paciencia, sea el terreno que sea. Al igual que existen errores a evitar en el 'running' cuando se es novato, también hay comportamientos que deben dejarse a un lado cuando se practica el 'trail running'. Uno de ellos es querer ir a tope el primer día que se pisa la montaña.

Por muchos kilómetros que se lleven acumulados en las piernas por asfalto, al iniciarse en 'trail running' hay que ser precavidos porque nuestro cuerpo debe acostumbrarse a los nuevos estímulos. Notaremos un aumento de la fatiga, pese a no estar ni cerca de los ritmos que podemos llevar en asfalto.

Olvida los ritmos

El tema de los ritmos es precisamente otro de los consejos para iniciarse en el 'trail running', principalmente porque debemos olvidarnos de ellos. Parece una obviedad, pero la montaña no es la carretera. Nos encontraremos con desniveles constantes, piedras, tierra, terrenos más técnicos, ramas y raíces, cambios de luz…

Todos esos factores, sumados a la necesidad de adaptación del propio cuerpo, nos harán prácticamente imposible correr a los mismos ritmos que en asfalto. De nuevo, calma y adaptación.

Corriendo en plena naturaleza. (Corbis)
Corriendo en plena naturaleza. (Corbis)

Precaución y seguridad

En la ciudad debemos tener cuidado con el tráfico y ser bien visibles, principalmente si entrenamos o muy temprano o ya entrada la noche. Si nos encontramos mal, nos lesionamos o nos ocurre algo, lo normal es que estemos rodeados de civilización, pero ¿y si nos ocurre en la montaña?

El 'trail running' ofrece una libertad total para correr, pero no conocer los caminos ni el entorno multiplica las posibilidades de sufrir un accidente, una caída o una lesión. Es por eso que hay que cuidar todavía más los elementos de seguridad, sobre todo si salimos en solitario a correr.

Llevar siempre identificación, elementos reflectantes o teléfono móvil para estar localizables ante una emergencia es básico. Por supuesto, una acción que no falla es el simple hecho de avisar a nuestros familiares sobre qué zona vamos a explorar o cuánto tiempo aproximado va a durar nuestra actividad.

Por suerte, hoy en día la mayoría llevamos 'smartphones' y existen multitud de aplicaciones que nos permiten emitir en directo el entrenamiento, así como herramientas de emergencia para compartir la ubicación, como Alpify.

Hidratación y alimentación

En plena naturaleza tampoco tenemos la posibilidad de parar a comprar algo de beber o comer, así que hay que prestar atención a llevar los complementos necesarios cuando salgamos a la montaña, principalmente no olvidar la hidratación.

Ahí entra en juego la necesidad de adaptar nuestro material. No es cuestión de volverse loco y comprar absolutamente todos los accesorios para 'trail running', pero una cinturón o mochila de hidratación nos irá muy bien para cargar con todo el equipamiento, bebida y complementos (llaves, móvil, etcétera).

Presta atención a las zapatillas.
Presta atención a las zapatillas.

En el apartado de equipamiento, hay que hacer una parada obligatoria en las zapatillas de 'trail running'. Sí es muy recomendable tener unas zapatillas para correr por la montaña, ya que las de asfalto no están preparadas para esos terrenos y, además de deteriorarse con mayor rapidez, tampoco nos darán la comodidad, sujeción del tobillo, la tracción y el agarre necesarios en determinados terrenos.

El fortalecimiento en 'trail running'

Por último, otro de los consejos que aplicar tanto a los corredores ‘asfalteros’ como a los 'trail runners' es la importancia de hacer ejercicios de fortalecimiento para todo el cuerpo.

En el 'trail running', esto es más importante si cabe, sobre todo en cuanto a musculación del tren inferior. Ejercitar las piernas nos permitirá aumentar nuestra fuerza y resistencia en montaña, reduciendo al mismo tiempo las lesiones. Y eso sin olvidar también el trabajo del tren superior, con ejercicios de core y brazos para mejorar la estabilidad y equilibrio. Recuerda que con los brazos también se corre.

[Pedro Moya es autor del blog 'Palabra de runner']

Running

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios