"Creen que pueden mirar"

6 cosas que le pasan a las mujeres con grandes pechos (en el trabajo)

La modelo Emily Ratajkowski ha puesto en primera línea una realidad con la que muchas féminas han de lidiar todos los días: el impedimento que tiene para ellas poseer una gran delantera

Foto: No es tan divertido tenerlas grandes. (iStock)
No es tan divertido tenerlas grandes. (iStock)

Emily Ratajkowski se ha convertido en noticia en los últimos días. La guapísima modelo y actriz ha asegurado que se siente discriminada por tener tantos pechos, lo que ha echado para atrás a muchas firmas de moda. "Me suele pasar. Me dicen 'Oh, eres demasiado sexy'. Mis curvas se vuelven en mi contra porque la gente no quiere trabajar conmigo debido a que mis pechos son demasiado grandes", lamenta en una entrevista para la revista 'Harper’s Bazaar Australia'.

Las quejas de esta joven de 26 años no son únicas en el sector femenino. Existen numerosas mujeres que se sienten discriminadas en el trabajo por el tamaño de su delantera. Algunas de ellas las han contado en 'The Telegraph': estas son 5 cosas que les ocurren a estas féminas en su puesto.

1) Todas las prendas parecen inapropiadas

Las modelos de pasarela no tienen esos cuerpos por casualidad. Es en los maniquíes sin curvas (y poco femeninos) donde las prendas lucen más elegantes. Y esto es justo lo que no ocurre en mujeres que tienen mucho pecho, en los que toda la ropa se ve "poco apropiada". La ropa que parece recatada en cualquier chica con unos pechos normales, se ve pornográfica cuando la copa es una D. Es cierto: una camisa de botones, por ejemplo, queda muy sexy en una mujer con mucha delantera, y muy elegante y fina en una dama con poco pecho.

[La razón por la que las mujeres tienen cada vez los pechos más grandes]

2) La gente piensa que puede mirar

¿Se puede llevar una camiseta ajustada en la oficina sin que todo el mundo te mire el pecho? Estas mujeres creen firmemente que no, lo que les resulta bastante molesto. "Imagina que estamos teniendo una conversación sobre política, religión, o bueno, ¿qué más da?, cualquier tipo de conversación adulta y tú no paras de mirarlas mientras hablamos. ¿Qué te parecería que yo hiciese lo mismo mirando tu paquete? Por favor, si estamos cruzando palabras, mírame a los ojos y no a los pechos. Me parece una falta de educación enorme", comenta Lindsey Pelas, modelo de 'Playboy'.

💎

Una publicación compartida de lindsey (@lindseypelas) el

3) La hora de comer es lo peor

Cuentan que cuando están sentadas en su escritorio, escribiendo, las miradas son molestas, pero a la hora de bajar al comedor se vuelve insoportable. A ello se suma que los pechos se meten, literalmente, en la mesa, por lo que es muy común que se acaben manchando de salsas. "Honestamente, tener los pechos grandes hace necesario ponerse un babero para comer", leemos en 'The Telegraph'.

4) Preguntas incómodas

Estas mujeres se quejan de las preguntas que les hacen compañeros de trabajo cuando cogen un poco de confianza. "No entiendo ese interés por saber si son operadas o mías. Independientemente de cualquier parte del cuerpo, es descortés preguntar a una señorita si está operada. Me parece fatal y una falta de respeto".

Emily Ratajkowski en una imagen de archivo
Emily Ratajkowski en una imagen de archivo

5) Dudas sobre la inteligencia

"El otro regalo de ser tetona es la constante suposición de que eres tonta. A pesar de que no hay ninguna prueba de correlación entre los pechos grandes y cerebros pequeños, el estereotipo sigue vivo. Si buscas ascender en la empresa, más vale que te pongas un jersey grande y sudoroso. Me encantaría creer que la copa de mi sujetador haya tenido alguna utilidad en mi carrera, pero lo cierto es que no".

6) La fuerza de la gravedad

Cada vez que una mujer que tiene grandes senos se inclina, ella tendrá que sostenerlos porque podrían salirse. A veces no pueden evitar que los pechos salten hacia todos lados. "No importa lo que hagas cuando practicas ejercicio, van a rebotar, tengo que convivir con ellas, así que no penséis que las adoro", asegura la modelo.

Si es tu caso o conoces alguno, cuéntanoslo en los comentarios.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios