¿te animas a probarla?

La dieta keto: discutida, pero funciona (y es como la Dukan o la Atkins)

De los creadores de los regímenes cetogénicos, llega otra versión parecida pero renovada y mejorada, que promete resultados alucinantes en cuestión de pérdida de peso

Foto: Ñam ñam. (iStock)
Ñam ñam. (iStock)

Dieta keto: igual el nombre no te suena de nada, pero si te decimos 'dieta cetogénica' seguro que sí. Se trata de una revisión de los clásicos regímenes que pusieron de moda hace unos años Pierre Dukan, el médico francés que revolucionó el mundo de la nutrición con su famoso ‘método Dukan’ para adelgazar, o Robert C. Atkins. La dieta cetogénica, descubierta en 1921 por el endocrino Henry Rawle Geyelin, se centra en la ingesta de más alimentos ricos en proteínas y grasas y la restricción de glúcidos y azúcares con el objetivo de generar una situación de cetosis –exceso de cetonas en la sangre– similar al ayuno.

Ahora las dietas cetogénicas vuelven a primera línea por la keto. Y no solo por la capacidad para adelgazar sino por sus importantes beneficios para la salud, desde el control de enfermedades como la epilepsia hasta en el tratamiento de tumores cancerígenos. Unas bondades que defiende la nutricionista australiana Susie Burrell. "No hay pruebas que demuestren que las dietas keto son perjudiciales para el cuerpo", asegura a la web 'News'.

La dieta keto pertece al grupo de las cetogénicas, como la Dukan o la Atkins, pero se diferencia de ellas en que solo utiliza grasas buenas

Las dietas cetogénicas son aquellas particularmente bajas en carbohidratos (que van del 5-20%, o 20-50 g de carbohidratos totales) y altas en grasas (hasta 75% en total). Esta clase de planes hacen que el cuerpo entre en un estado conocido como "cetosis", por el cual las reservas de grasa en el cuerpo son convertidas en cetonas, que alimentan los músculos y el cerebro en lugar de los carbohidratos. El resultado es la quema de grasa y pérdida de peso relativamente rápida en comparación con una dieta tradicional.

"No hay evidencia que demuestre que estas dietas son dañinas para el cuerpo. Además de la pérdida de peso y el descenso en la inflamación en el cuerpo, conllevan una serie de beneficios, en particular para las personas con altos niveles altos de glucosa en sangre y para aquellas que tienen el hígado graso", afirma Burrel.

No todos pueden hacerla

Susie Burrell es clara: la dieta keto no es para todo el mundo. "Si no estás preparado para dejar de comer cereales, pan, frutas, hortalizas o azúcares durante un largo periodo de tiempo, este régimen no es para ti".

Aunque las dietas keto son muy restrictivas, incluyen una serie de alimentos prohibidos en la mayoría de planes de adelgazamiento por resultar demasiado grasos. Son, por ejemplo, las nueces, el aguacate, aceites, pescados grasos y quesos. Un día tipo sería un desayuno compuesto de huevos y salmón ahumado, ensalada de atún con queso para almorzar, y carne y aguacate para la cena.

Los seguidores de la dieta keto presumen de una mejora "tanto física como mental", unos beneficios asociados con el menor consumo de carbohidratos

Es un menú muy parecido al de dietas como la Atkins, pero tiene sus diferencias. La principal es que las keto ponen su enfoque en el consumo de grasas buenas, como el aceite de oliva, semillas y pescados aceitosos, en lugar de ingerir carnes grasas. El alto porcentaje de "grasas buenas parece contradecir a aquellos que anuncian los problemas de salud de las cetogénicas", apunta Burrell.

Los seguidores de la dieta keto presumen de una mejora "tanto física como mental", unos beneficios asociados con el menor consumo de carbohidratos. ¿Cómo saber si tú obtendrás los mismos resultados si la sigues? La nutricionista señala que el principal problema de estos regímenes es que "la gente no lo hace correcramente, así que no puede obtener los mejores resultados". Si tienes muchos kilos que perder o altos niveles de azúcar en sangre, añade, puede valer la pena que lo intentes. Eso sí, "siempre con la supervisión de un profesional para que te asegures de que lo estás haciendo de manera correcta, y para evitar dañar tu metabolismo o salud intestinal a largo plazo".

Las dietas cetogénicas, siempre controvertidas

Keto, Dukan, Atkins... los numerosos regímenes cetogénicos que existen están ligados a la polémica. Existen numerosos nutricionistas y profesionales de la salud que llevan años alertando de los posibles problemas de salud que pueden conllevar estas dietas.

El profesor Thomas Seyfried de la Universidad de Boston, quien realizó varias investigaciones sobre el régimen, advierte que hay que tener cuidado con la dieta cetogénica: “Si se realiza incorrectamente puede modificar los parámetros de lípidos en la sangre, lo cual pondría en peligro nuestra salud”.

Es fundamental que la dieta esté regulada, guiada y estructurada por médicos especialistas. “Esta dieta no es para tomarse a la ligera y hay profesionales de la salud que trabajan específicamente en la administración de la misma", dice Seyfried.

En opinión de algunos expertos, el problema no es tanto la fuerza de voluntad humana como el gasto que pueda suponer para los hospitales. Al tratarse de un régimen que debe estar estrictamente controlado por un nutricionista experto “implica un montón de horas y no hay ningún beneficio económico al final aparte de los beneficios para la familia”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios