UNA GRAVE AMENAZA

La UE: "Morirán 10 millones al año desde 2050 de seguir así"

Los países del sur y este de Europa, entre ellos España, son los que utilizan más y peor los antibióticos y, por tanto, presentan un perfil de resistencia mayor

Foto: La OMS considera necesario que se cambie urgentemente la forma de prescribir y utilizar los antibióticos. (iStock)
La OMS considera necesario que se cambie urgentemente la forma de prescribir y utilizar los antibióticos. (iStock)

En la afamada novela 'La guerra de los mundos' los extraterrestres no son derrotados por tanques ni armas nucleares, sino por los verdaderos gobernantes de la Tierra: las bacterias, para las que su organismo no estaba preparado. Hoy, 120 años después de la publicación de H.G. Wells, expertos advierten que un escenario similar podría repetirse. Esta vez, lejos de la ciencia ficción, las víctimas podríamos ser los seres humanos.

En los últimos años, estos organismos se han adaptado para soportar los efectos de nuestra mejor arma contra ellos: los antibióticos. Tanto es así que esta semana la Unión Europea (UE), en un encuentro celebrado en Argentina, ha dado la voz de alarma sobre la próxima gran epidemia: si bien hoy provoca 700.000 víctimas anuales a nivel mundial, el aumento de la resistencia causará cerca de 10 millones de muertes cada año a partir de 2050.

Un creciente número de infecciones, como la neumonía, la tuberculosis, la septicemia o la gonorrea son cada vez más difíciles de tratar

“La resistencia a los antibióticos se ha convertido en una amenaza real para la salud mundial, ya que muchas infecciones comunes se están volviendo resistentes a los medicamentos utilizados para su tratamiento, generando enfermedades y muertes”, señala el comunicado de la UE recogido por la agencia EFE. Se calcula que a partir de 2050 morirá una persona por esta dolencia cada tres segundos. Y se convertirá, por tanto, en la principal causa de muerte, superando así al cáncer.

Las bacterias aumentan su resistencia. (iStock)
Las bacterias aumentan su resistencia. (iStock)

“Un creciente número de infecciones, como la neumonía, la tuberculosis, la septicemia o la gonorrea son cada vez más difíciles -y a veces imposibles- de tratar, a medida que los antibióticos van perdiendo eficacia”, asegura la Organización Mundial de la Salud.

Será la principal causa de muerte

Allí donde se pueda adquirir sin receta médica, la aparición y propagación empeora. Es decir, en parte también es nuestra responsabilidad, pues la resistencia se acelera con su uso abusivo. Por ejemplo, según un encuesta de la OMS realizada en 12 países, más de la mitad del planeta cree, erróneamente, que los antibióticos sirven para tratar un resfriado o una gripe de origen vírico.

Hoy se usan más antibióticos en producción de carne, sobre todo de cerdo y pollo, que en salud humana

“Es necesario que se cambie urgentemente la forma de prescribir y utilizar los antibióticos. Aunque se desarrollen nuevos medicamentos, si no se modifican los comportamientos actuales, la resistencia a los antibióticos seguirá representando una grave amenaza”, señala la OMS. Por ello, recomienda medidas para reducir la propagación de infecciones como la vacunación, el lavado de manos, la seguridad de las relaciones sexuales y una buena higiene alimentaria.

Según el Eurobarómetro del año pasado, los países del sur y este de Europa son los que utilizan más y peor los antibióticos y, por tanto, presentan un perfil de resistencia mayor. Un 47% de los españoles consumió en 2016 estos fármacos, lo que nos sitúa en el segundo puesto de la UE, por detrás de Malta (48%), y en el polo opuesto de Suecia (18%) y Holanda (20%). El propio Ministerio de Sanidad y Política Social reconoce que España es uno de los países de su entorno con un índice más alto de resistencia, especialmente en patógenos bacterianos de ámbito extrahospitalario.

Abuso de antibióticos en animales

Sin embargo, es en el mundo animal donde se están llevando a cabo los mayores excesos. “Hoy se usan más antibióticos en producción de carne, sobre todo de cerdo y pollo, que en salud humana”, declaró el jefe del Departamento de Bacteriología del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (ANLIS), Marcelo Galas, durante el seminario.

“Algunos de los productores avícolas más importantes del país están alimentado a sus pollos de forma rutinaria con una gran variedad de antibióticos, no solamente cuando tienen alguna enfermedad, sino como una práctica generalizada a lo largo de toda la vida de las aves”, señala un reportaje de Reuters sobre la realidad en EEUU. Por su parte, la UE califica su uso de “indiscriminado”, sobre todo en Latinoamérica y Asia. Y lo aqueja a las dificultades de control por parte de los organismos gubernamentales.

Además del aumento de la mortalidad, la resistencia hace que se incrementen los costes médicos y que se prolongen las estancias hospitalarias. En este sentido, el informe europeo, titulado 'Health and Food Safety', hace hincapié en que entre el gasto directo y la pérdida de productividad el coste económico alcanzará los 1.500 millones de euros por año.

Recomendaciones de la OMS

Para prevenir y controlar la propagación de la resistencia a los antibióticos, la población general puede:

  • Tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado.

  • No demandar antibióticos si los profesionales sanitarios dicen que no son necesarios.

  • Seguir siempre las instrucciones de los profesionales sanitarios con respecto al uso de los antibióticos.

  • No utilizar los antibióticos que le hayan sobrado a otros.

  • Prevenir las infecciones lavándose las manos, preparando los alimentos en condiciones higiénicas, evitando el contacto íntimo con enfermos, velando por la seguridad de las relaciones sexuales y manteniendo las vacunaciones al día.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios