¡mucho cuidado!

Cómo actuar si hay un incendio en tu edificio para salvar la vida

No son tan inusuales como pensamos. Cualquiera puede tener un accidente doméstico que desemboque en algo peor. Te contamos qué hacer si ocurre

Foto: Labores de extinción de incendios. (iSotck)
Labores de extinción de incendios. (iSotck)

Las autoridades de Londres han confirmado este pasado miércoles que al menos seis personas han muerto y otras 64 han sido hospitalizadas "por distintos tipos de heridas" a causa del incendio registrado esta madrugada en la torre residencial de Grenfell, de 27 plantas y situada en el barrio de North Kensington. Las imágenes recuerdan a las del incendio del madrileño edificio Windsor en 2005 y muestran a gente con linternas enviando señales de socorro desde las ventanas ante la imposibilidad de abandonar la torre envuelta en llamas.

Muchos pensarán que hay muy pocas posibilidades de que les toque vivir una situación tan difícil. No solo están equivocados por pensar que en sus casas no puede pasar sino que deberían tener en cuenta que si viven un bloque de pisos, chalets adosados o casas cercanas, un incendio en otra casa podría propagarse, llegar a la suya y arrasar con todo lo que se le ponga por delante.

En España fallecieron 143 personas en 2015, un 11,7% menos que el año anterior pero esta tendencia se ha perdido, ya que en lo que llevamos de año llevamos más de 50 personas frente a las 34 contabilizadas en los mismos meses del año pasado y la causa principal, el descuido con un radiador, brasero o chimenea, normalmente en el salón de la vivienda y casi siempre en horario nocturno, entre las 20.00 y las 8.00 horas, según un informe de la Fundación Mapfre y de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos.

Lo más importante que debes saber es que cuando veas el incendio o alguien de la voz de alarma los primeros minutos son esenciales y la forma de actuar es clave para que los cuerpos de emergencia tomen el control de la situación. La forma en la que debes actuar dependerá de la gravedad del fuego y dónde esté localizado, según informa el magazine de la Fundación Fuego.

El humo es un gran problema. (iStock)
El humo es un gran problema. (iStock)

En casa

Si se trata de un pequeño fuego localizado en tu vivienda, lo primero que debes intentar es extinguirlo, de ahí la importancia de detectarlo rápidamente y sofocarlo con los medios de extinción que haya a mano. En el caso de ser muy grande y no lo puedas apagar lo primero será llamar a emergencias (112) y salir al exterior rápidamente o recluirte en el inmueble. En ambos casos cuanto antes hagas la llamada, más rápido se solucionará el problema.

Si puedes salir de tu casa cierra todas las puertas que haya, así el incendio tendrá menos virulencia e irá más despacio por falta de aire. Coge las llaves de casa y no vuelvas a por tus cosas, lo primordial es salvar tu vida y la de los demás, los bienes materiales no tienen valor en ese momento. Obvio que si tienes una mascota, debes cogerla y sacarla contigo. Si vives en un chalet espera fuera frente a la casa y si vives en un bloque abandona el edificio por la escalera de salida más cercana. Nunca uses el ascensor, podrías quedarte atrapado por algún tipo de fallo eléctrico. Cuando lleguen los servicios de emergencias, explícales dónde se ha originado.

Los primeros minutos son esenciales y la forma de actuar es clave para que los cuerpos de emergencia tomen el control de la situación

Si no puedes salir porque la puerta de salida está inhabilitada por el fuego, ve a la habitación que esté más alejada para refugiarte y cierra todas las puertas que encuentres a tu paso. Permanece allí hasta que lleguen los servicios de emergencia. Tapa las rendijas de la puerta o conductos por los que pueda entrar el humo, usando camisetas, mantas o trapos (a poder ser mojados). Humedece un paño para protegerte del humo y ponlo en tu nariz y boca para poder respirar a través de él. No te escondas en ningún sitio y mantente cerca del suelo, donde el aire es más limpio y si hay una ventana o balcón, hazte ver para que puedan llevar a cabo una tarea de rescate más rápida.

Si tu piso está bajo el incendio

Sal lo más rápido que puedas al exterior bajando las escaleras ya que el humo tiende a subir y con casi toda seguridad estarán despejadas. No entres en pánico y ten mucho cuidado. Si por casualidad hay mucho humo en la salida, cierra la puerta de casa y no salgas.

Si tu piso está encima del incendio

En este caso no se recomienda abandonar la casa ya que se desconoce la importancia y la gravedad del incendio y el estado del piso afectado. Cierra todas las ventanas de casa rápidamente. Protégete con paños húmedos y permanece en casa hasta que te informen que puedes salir o hasta que lleguen los bomberos y servicios especiales.

Si no sabes dónde está el foco, intenta evitar que el humo entre en tu inmueble. Usa cinta adhesiva para tapar las ranuras de la puerta y coloca toallas mojadas en la parte inferior. Sella también los conductos de ventilación y cierra las ventanas. No des por sentado que alguien ya ha llamado al 112 y hazlo tú por si acaso. Permanece allí hasta que alguien vaya a buscarte.

En el caso de que el incendio sea muy grande, llama a emergencias (112) y sal al exterior rápidamente o reclúyete en el inmueble

En el caso de que el humo haya entrado en tu vivienda, además de informar a los servicios de emergencias de dónde estás, dirígete a una terraza o ventana mientras cierras todas las puertas que dejes tras de ti. Hazte notar desde la ventana para que puedan verte bien los bomberos, protege tu nariz y boca con un paño húmedo e intenta permanecer en el suelo donde el aire es más limpio.

Imagina (en el peor de los casos) que las llamas te alcanzan. Tírate al suelo y rueda rápidamente mientras te cubres la cara hasta que se extingan.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios