CONTADO EN PRIMERA PERSONA

Esto es lo que pasa cuando sales con alguien más atractivo que tú

Una esposa y madre ha compartido un mensaje inspirador que nos recuerda que las relaciones se vuelven más fáciles cuando aprendes a amarte a ti mismo primero

Foto: Jazzy con su novio. (Instagram)
Jazzy con su novio. (Instagram)

“Olvídate, está fuera de tu alcance”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase cuando nos hemos fijado en una persona especialmente atractiva? O peor, nos la hemos dicho a nosotros mismos. Cuando no nos sentimos cómodos con el tamaño o la forma de nuestro cuerpo, las citas y las relaciones de pareja se nos pueden atragantar. Todo parece cuesta arriba. En definitiva, la persona con la que somos más estrictos es con nosotros mismos. Después de todo, si no te amas a ti mismo, ¿quién va a hacerlo por ti?

No hay nada como salir con alguien atractivo, pongamos, un Apolo esculpido a golpes de martillo y cincel, para que la confianza en ti mismo se desplome en caída libre. Las sospechas y recelos acechan a la vuelta de la esquina. "Seguro que juzgará mis partes blandas, mi alergia por el ejercicio, mis hábitos con la comida", pensarás… ¿Verdad?

Cada michelín, curva y estría nos hace felices. Amo mi cuerpo y por fin me doy cuenta de por qué él también lo hace

Pues no. Una esposa, madre y ahora activista por la tolerancia al cuerpo, venga en el formato que venga, está compartiendo a través de sus redes sociales imágenes y reflexiones que inspiran a otros sobre qué significa aprender a amar tu figura, con sus curvas, estrías, michelines y el resto de supuestas imperfecciones.

Jazzy se ha embarcado en una cruzada por mejorar su autoestima. Por ello, ha publicado una foto, ataviada con un bikini florido, de la mano de su marido (y sus marcados abdominales) en la playa. No queda duda de que todos hemos visto alguna foto nuestra, enfundados en un traje de baño, y hemos querido quemarla antes de que vea la luz del día. No es el caso de Jazzy, que ha aprovechado la instantánea para hacer las paces de forma definitiva con su cuerpo.

El mensaje que la acompaña es un buen recordatorio de que las relaciones se vuelven más fáciles cuando aprendes a amarte a ti mismo primero: “Con los años, este hombre ha amado cada curva, cada michelín, cada estría de mi cuerpo. ¡Y nunca entendí por qué! ¿Cómo podía amar algo que no era 'perfecto'? ¿Cómo podría un hombre que 'nació en forma' amar a alguien como yo?”, se pregunta la mujer.

Desde que se embarcó en la contienda por la positividad corporal, la confianza de Jazzy se ha disparado. “No tengo un vientre plano, mis carnes se menean cuando camino, es un infierno cuando subo las escaleras demasiado rápido. Pero ahora me doy cuenta de que tengo un cuerpo perfecto. Cada michelín, cada curva y cada estría está en mí de manera perfecta para hacernos a los dos felices. Amo mi cuerpo y por fin me doy cuenta de por qué él también lo hace”.

Y a la gente le ha encantado. Su post supera ya los 80.000 'me gusta' y está colmado de comentarios positivos y de aliento. “Eres preciosa. Eso lo puede ver todo el mundo, no solo tu marido”, dice uno. “Este post me ha hecho sentir muy feliz y me ha dado esperanzas”, señala otro. “Sé que alguien me amará sin importar mi tamaño, pero a veces es muy difícil. Gracias por compartir esto”, confiesa un tercero.

Tan solo porque sea una chica grande no significa ni que esté a favor de una vida poco saludable ni que la promueva

“Yo también tengo un marido muy en forma y siempre me he sentido muy insegura. Especialmente cuando quedo con sus amigos del gimnasio. Siento que esperan que esté tan en forma como él, así que siempre me preocuparé por ello. Sé que él me ama a mí y a mis curvas y estoy poco a poco aprendiendo a aceptar lo que soy. Gracias por tus sabias palabras", revela una mujer.

Intentaron avergonzarla

Sin embargo, no todas las respuestas a su mensaje motivacional han sido bienintencionadas. En especial, una apreciación ha provocado un debate online que vale la pena recoger. El comendario dice así: “Que estés gorda no significa que tengas que promocionar tu pobre condición física. Eres un ejemplo terrible para las mujeres jóvenes. No tienes que ser todo huesos, pero no está bien ser obesa. ¿De verdad no quieres estar en la vida de tus hijos todo lo posible? ¿Cómo te atreves? Tu marido se toma su tiempo para estar sano, tú no. Deja de lado esta ilusión y sé real contigo misma”.

La respuesta no se hizo esperar: “Al empezar mi cruzada de manera pública ya sabía que iba a recibir comentarios negativos, y me preparé para ello. Pero siendo sincera, este comentario dolió mucho. Me apuñaló más fuerte de lo que en un primer momento podría pensar”.

“Esta persona no me conoce. No sabe que vivo una vida muy saludable y que voy a vivir para ver a mis hijos crecer. No sabe que como de manera sana, que camino mucho, que voy al gimnasio… Tan solo porque sea una chica grande no significa que esté a favor de una vida poco saludable. ¡Simplemente estoy promoviendo el amor a uno mismo!”, zanjó Jazzy.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios