secretos de cama

8 tipos de orgasmos que todos los hombres tienen al menos una vez en su vida

Se habla mucho más del orgasmo femenino que del masculino, por eso hoy vamos a dedicar unas líneas a ellos y a los múltiples clímax que han tenido

Foto:

Ningún orgasmo es igual que otro. No es lo mismo llegar al clímax en solitario que en compañía. Tampoco se siente igual al llegar después de hacer el amor o tras una masturbación. Y esto es aplicable tanto a ellas como a ellos, a pesar de que se hable mucho más del orgasmo femenino que del masculino: trucos para que ellas alcancen el clímax, cómo hacer que disfruten de verdad, qué piensan mientras practican sexo, por qué los fingen y cómo lo hacen…

Lo cierto es que las mujeres alcanzan menos orgasmos que los hombres, en concreto un 61,6% frente al 85,5%. Conseguir que ellas lleguen se convierte en una especie de hazaña que, entre otras cosas, deja al orgasmo masculino a la altura del betún como si fuese algo sencillo, pero es un error. De hecho, los hombres tienen muchos tipos de clímax a lo largo de su vida.

1. El primer orgasmo

Hay momentos que dan forma a la vida de un hombre. Y uno de ellos es cuando se dan cuenta de que pueden eyacular. En ese preciso instante se produce un antes y un después en su existencia. Suele ocurrir antes de los 13 años, una edad en la que comienzan a fijarse en el sexo opuesto de una forma diferente. La sensación del primer clímax es extraña. De hecho, la mayoría comprueba que no se le ha roto el pene, según 'Cosmopolitan'.

A todo joven le ha pasado. Está con el ordenador en su casa, viendo fotos o vídeos porno, y tocándose. De pronto, abren la puerta sin avisar y le pillan

2. La masturbación pillada

A todo joven le ha pasado. Está con el ordenador en su casa, viendo fotos o vídeos porno, y tocándose. De pronto, abren la puerta sin avisar y le pillan a uno con las manos en la masa. Intenta disimular pero eso ya no hay quien lo remedie. Tanto el observador como el observado suelen hacer como que no ha pasado nada, pero ese orgasmo enseña mucho al hombre: que hay que poner pestillo en la habitación y que correrse encima de uno mismo no es tan divertido. Es entonces cuando comienzan activamente a intentar practicar sexo con una mujer.

3. El primer coito

Masturbarse está bien, pero no es nada comparable con el sexo con otra persona. La primera vez que ellos tienen un orgasmo dentro de una mujer es indescriptible. La primera vez que sienten su pene en una vagina es incomparable. La mayoría recuerda este primer coito como algo muy especial y revelador. De repente entienden lo que es el sexo, aunque aún no sepan practicarlo.

4. El oral

Un orgasmo durante el coito no es igual que alcanzarlo a través del sexo oral. La sensación es diferente, menos intensa para unos y más excitante para otros. Ver el pene en la boca de una mujer y eyacular dentro no produce el mismo placer que acabar dentro de una vagina. No es que sea mejor ni peor, simplemente es diferente.

5. El del aburrimiento

Son las once de la noche y a las doce hay que irse a la cama. No apetece ver una serie y no da tiempo a poner una película. También es demasiado tarde para llamar a alguien por teléfono y entretenerse. Entonces, una bombilla se enciende en la cabeza del hombre y aparece la masturbación por aburrimiento. Le apetece tener un orgasmo pero no provocárselo él mismo. Aun así, comienza a tocarse. Llegar llega, pero ha sido un clímax light.

Masturbarse está bien, pero no es nada comparable con el coito. La primera vez que ellos tienen un orgasmo dentro de una mujer es indescriptible

6. El seco

Otro de los orgasmos que tienen los hombres al menos una vez en su vida es el seco, aquel en el que no se eyacula. Es raro y desconcierta a las mujeres, pero el placer se siente de la misma forma. De hecho, “los hombres que llegan al orgasmo sin eyacular tienen el potencial de alcanzar clímax ininterrumpidos”, explica el el biólogo y sexólogo Alfred Kinsey, uno de los autores clásicos más conocidos en este tipo de investigaciones.

7. El 'oh dios mío'

Es el orgasmo que deja exhausto, con una sonrisa gigante en la cara. Uno de esos que te dejan roto en la cama. Tenías muchas ganas o al fin has cumplido una de tus fantasías. Sea como fuere, recuerdas ese clímax como algo irrepetible, el mejor de tu vida.

8. El rápido

A la mayoría de los hombres les ha pasado alguna vez: comienzan a practicar sexo y de pronto llegan al clímax. Han intentado aguantar pero ha llegado demasiado pronto. Un estudio realizado por Masters and Johnson reveló que el 75% de los hombres alcanza el orgasmo a los dos minutos o menos de haber empezado a masturbarse. Si es en solitario, perfecto, pero la eyaculación temprana es un verdadero problema durante las relaciones sexuales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios