Marcados por los ciclos del año

Cómo el mes en el que has nacido afecta a tu personalidad, según la ciencia

Los expertos están reuniendo cada vez más evidencias que confirman que no da igual venir al mundo en una estación u otra

Foto: Que los días sean más cortos o más largos cuando nacemos parece ser determinante. (iStock)
Que los días sean más cortos o más largos cuando nacemos parece ser determinante. (iStock)

Todas las bases simbólicas de la astrología se vinieron abajo, desde un punto de vista racional, en el año 2011. Por aquel entonces, los astrónomos de la Minnesota Planetarium Society demostraron que debido a la fuerza gravitacional que ha ejercido la luna sobre la Tierra durante siglos, la alineación del Sol con las estrellas, vista desde nuestro planeta, y por tanto su eclíptica (la trayectoria anual del astro que conforma los signos del zodíaco), se habrían modificado.

Hoy en día, el 86% de los mortales tendríamos un horóscopo diferente al que se estableció siguiendo las creencias de las historia antigua. Algunos, de hecho, como los nacidos entre el 29 de noviembre y el 17 de diciembre tendrían un signo totalmente nuevo, el de Ofiuco.

Los que vinieron al mundo en julio son menos propensos a padecer esquizofrenia, según los datos que arrojan las estadísticas

Tomar el día de nacimiento como referencia para definir el carácter de la persona sería pura charlatanería, según la comunidad científica. Sin embargo, un factor más determinante, como la estación del año sí sería una característica más significativa, acorde con diferentes estudios que se han llevado a cabo en los últimos tiempos.

El reloj biológico

Un ejemplo lo encontramos en un trabajo efectuado con ratones en el año 2010. Publicado en la revista ‘Nature Neuroscience’, la investigación se servía de dos grupos de roedores recién nacidos. A unos se les sometía, en sus primeros meses de vida, a una luz que imitaba a la invernal y a los otros a una iluminación que simulaba la del periodo estivo.

Para el principal coordinador de la investigación, Douglas McMahon, si se pudiera corroborar un mecanismo similar en los seres humanos al que se halló en estos ratones, aquellas personas nacidas en invierno serían, entonces, más propensas a padecer enfermedades mentales como trastornos bipolares, depresiones o esquizofrenias, frente a las que vinieron al mundo en periodos más fáciles para la vida.

El optimismo es la característica principal de los nacidos en primavera. Paradójicamente, son también son los más proclives a sufrir depresión

Un considerable número de nuevos trabajos han intentado verificar si existe de verdad el mecanismo del que habla McMahon. El periodista científico y escritor Jeffrey Kluger ha reunido las conclusiones de tales estudios en un artículo publicado por la revista ‘Time’. Según él, los resultados son consistentes, aunque no hay que mirarlos desde una cierta la distancia. El mes en que uno ha nacido no es más que otro factor a tener en cuenta de tantos otros que se presentan en la compleja vida de cualquier ser humano: “Tu personalidad tiene menos que ver con la estación del año en que has nacido, que con las cosas que has experimentado en los periodos de la vida que han venido después”, confiesa Kluger.

Primavera

Como seguro ya intuyes, nacer en una estación u otra tendría una serie de ventajas, así como sus consiguientes inconvenientes. Para quienes abandonaron el vientre materno en marzo, abril y mayo, el optimismo se presentaría como una característica general de su personalidad, aunque ese mismo espíritu positivo les hace más propensos a padecer el trastorno opuesto a su forma de ser: la depresión.

Entre los nacidos en otoño hay menos casos de depresión y trastorno bipolar, si bien serían personas que se irritan con más facilidad

Según un trabajo publicado en la revista 'Plos One' por un grupo de investigadores de la Queen Mary University de Londres, los nacidos en mayo demuestran una tendencia mayor a desarrollar dicha patología. Utilizando una muestra de 58.000 sujetos se determinó, por otro lado, que existían más casos de suicidio entre aquellas personas que vieron la luz por primera vez en abril, mayo y junio.

Verano

La tristeza no debería ser tampoco un sentimiento característico de los que cumplen años en época estival. La patología que, por el contrario, son más propensos a sufrir tales sujetos sería la ciclotimia, es decir, una forma leve del trastorno bipolar en donde se presentan frecuentes oscilaciones que van desde una depresión moderada hasta la euforia emocional. Los niveles de esquizofrenia serían, además, especialmente bajos en el caso de las personas nacidas en el mes de julio.

Foto: iStock.
Foto: iStock.


Otoño

Quienes crean en la definición del carácter según las premisas zodiacales defenderán que los que soplan las velas en octubre están marcados por la balanza de Libra que denota, como síntoma general, equilibrio.

Según un estudio de la Universidad de Connecticut, los que cumplen años en enero y febrero son más creativos y mejores a la hora de resolver problemas

El mito podría tener algo de verdad pues, efectivamente, entre los nacidos en otoño se presentan menos casos de depresión y de trastornos bipolares. Con todo, el punto donde flojean los seres otoñales parece ser el de ser el de la irritabilidad.

Invierno

De las cuatro estaciones, los nacidos en invierno son los que tienen todas las papeletas para desarrollar con más facilidad algún trastorno mental. Entre ellos se registran más casos de esquizofrenia, trastornos bipolares y depresión.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Con todo, algún punto positivo deberían de tener el hecho de venir al mundo en los días con menos horas de luz. A diferencia de los nacidos en otoño, los que cumplen años en invierno son más pacíficos y menos irritables, como norma general. Como curiosidad, según un estudio de 2015 desarrollado entre 300 personalidades famosas, enero y febrero son los mejores meses para los que desean alcanzar el estrellato. Conducido por la Universidad de Connecticut, los investigadores atribuyen a los que han nacido en estos meses más creatividad y más imaginación a la hora de resolver problemas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios