incivismo

'Manspreading': qué es y por qué el despatarre masculino resulta insolidario

La práctica de llevar las rodillas separadas al sentarse en los asientos de transporte público ha devuelto el debate a la actualidad

Foto: Un ejemplo de 'manspreading'. (iStock)
Un ejemplo de 'manspreading'. (iStock)

Para deletrear 'manspreading' sin titubear casi es necesario haber cursado un máster, pero desde hace unos días esta palabra se ha convertido en una de las más comentadas en los medios de transporte públicos de Madrid. Este vocablo inglés equivale a 'despatarre' en español e, incluso, su utilización fue comentada en la Fundación del Español Urgente (Fundéu) hace ya dos años.

'Manspreading', un término incorporado al Diccionario de Oxford en agosto de 2015, alude a la postura de piernas abiertas que algunos hombres repiten cuando se sientan en los asientos de autobuses, trenes y vagones de metro. El ángulo que forman las extremidades inferiores es tan abierto que se llega a invadir el espacio aledaño, provocando molestias incómodas a los pasajeros que los usan o –en ocasiones– llegando a impedir su ocupación.

La batalla por conseguir que los viajeros insolidarios recojan sus rodillas en paralelo a la nariz no ha llegado a morir nunca –en las redes sociales es fácil encontrar ejemplos a diario de gente que se queja de comportamientos poco civilizados–, pero desde hace unos días esa 'guerra' encubierta se convirtió en lucha declarada abiertamente. La Comunidad de Madrid, a través de su portavoz Ángel Garrido, señaló que el 'manspreading' debe evitarse porque el Reglamento de Metro –transporte público sobre el que tiene las competencias– prohíbe a los viajeros ocupar más de un asiento pero negó que el Gobierno regional fuera a tomar medidas concretas al respecto.

Sin embargo, el Ayuntamiento de la capital sí incorporará pegatinas en los autobuses de la EMT –sobre los que sí tiene competencias– para advertir contra el despatarre masculino. De esta manera, el consistorio madrileño incorporaba la petición de Mujeres en Lucha y Madres Estresadas que en Change.org solicitaban medidas contra el 'manspreading'. “Respeta el espacio de los demás” es la recomendación que aparecerá en los autobuses municipales, junto a un icono de un usuario que ocupa con sus piernas dos asientos. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, fue 'pillada' en el metro protagonizando un 'despatarre' que, según la foto a continuación, parecía no molestar a ningún otro pasajero.

Frente al 'manspreading' se encuentra el 'shebagging', un término acuñado para referirse al también incívico comportamiento de las mujeres que ponen su bolso encima de los asientos. El debate sigue vivo.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios