La forma más eficaz

Cómo nadar horas sin cansarte con la técnica de los Navy SEALs

Con el verano a la vuelta de las esquina y la temporada de piscinas ya iniciada, llega el momento de probar un nuevo estilo, particularmente eficiente, que seguro desconocías

Foto: Así se mueven en el agua las fuerzas especiales. (iStock)
Así se mueven en el agua las fuerzas especiales. (iStock)

Braza, estilo libre (crol), espalda y mariposa. Todos conocemos las cuatro técnicas que se enseñan en todos los cursos de natación. Algunos las manejan como auténticos atletas, otros se las apañan como pueden, dando unas pocas brazadas y sin meter la cabeza debajo del agua, por miedo o por falta de destreza. ¿Y si te dijéramos, sin embargo, que existe un quinto estilo tremendamente eficaz y relajante, especialmente proyectado para pasar horas y horas en la piscina, cual sirena o animal marino?

Seguro que has oído hablar de los Navy SEALs, el cuerpo más conocido del Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos. El Acrónimo SEAL hace referencia a la capacidad de estos soldados para operar en mar, aire y tierra (Sea, Air and Land), pero es su habilidad para actuar bajo el agua la que los diferencia de las demás unidades militares del resto de naciones.

El ‘combat sidestroke’ reduce el rozamiento con el agua y da un mayor impulso al nadador por el movimiento de giro del cuerpo

Los miembros de este cuerpo están entrenados para superar situaciones límite de supervivencia en las que es necesario emplear, de la mejor manera posible, los recursos y las fuerzas disponibles. De este modo, los Navy SEAL’s han desarrollado el estilo de natación que está considerado hasta ahora como el más eficiente y que implica un esfuerzo menor: el así llamado ‘Combat sidestroke’ o ‘CSS’, que es también el tipo de brazada que emplean muchos socorristas.

En el agua como en una batalla

El ‘Combat sidestroke’ combina movimientos del estilo libre y de la braza para reducir la resistencia del cuerpo con el rozamiento del agua. A diferencia del crol, el cuerpo del sujeto permanece la mayor parte del tiempo sumergido. Los movimientos de giro que lo conforman dan también más impulso al desplazamiento.

Para efectuarlo es necesario seguir estos pasos:

1. Comienza en una posición con el cuerpo y los brazos completamente extendidos y los ojos mirando al fondo de la piscina.

2. Elige el flanco que quieres que permanezca sumergido. El primer paso consistirá en desplazar el agua con el brazo que saldrá a la superficie y que acabará, al final del movimiento, pegado al cuerpo.

3. Gira después el cuerpo y la cabeza lateralemente sacándolos fuera del agua para tomar aire. Nada más alcanzar la posición, da una brazada de avance, con el brazo inferior que está debajo de tu cabeza, empujando el agua hacia el fondo de la pileta.

4. Mientras vuelves a la posición número uno, las piernas deben realizar un movimiento similar al de una una tijera que primero se abre, con las rodillas ligeramente flexionadas, y que acaban cerrándose en el punto en que las extremidades se alínean de nuevo con el tronco.

En este vídeo puedes cómo es el estilo en movimiento:

Con la técnica del ‘combat sidestroke’, los Navy SEALs consiguen nadar muchos kilómetros, en sesiones de entrenamiento extenuantes.

Desde el punto de vista militar, este estilo tiene otra importante ventaja: sirve como método de camuflaje para el soldado, ya que es mucho más difícil que el enemigo lo descubra, al permanecer el cuerpo en la superficie el mínimo tiempo necesario y no presentarse salpicaduras durante la ejecución que puedan delatar su presencia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios