Una casa por menos de 30.000 euros

Este es el piso más barato de Madrid: y sí, tiene truco

Las casas por menos de 50.000 euros en Madrid se concentran en dos barrios, San Diego y San Cristóbal, y algunas de ellas hay que comprarlas a ciegas, sin saber en qué estado están

Foto: Fachada en obras de la segunda casa más barata.
Fachada en obras de la segunda casa más barata.

El descenso por la calle, estrecha y empinada, empieza con una pared de cemento gris a cada lado y dos mensajes pintados con espray: “Chico listo no falla a la segunda” y “soy gitano”. Así que una vez apuntadas las advertencias del grafitero, se desciende entre casas de distintas alturas, distintos colores, distintas edades y distintos precios. También hay un solar vallado, pequeño, en el que crece salvaje la maleza amarillenta por el sol. No hay bares, ni tiendas, ni gente, aunque en las calles adyacentes hay de todo eso y en abundancia, incluyendo un mercado municipal.

Ahí, más o menos por el medio de esta vía, Pico del Cejo, del barrio Numancia, en el distrito de Puente de Vallecas, está la casa más barata de Madrid.

Vale 29.000 euros y tiene 36 metros cuadrados. Es exterior y muy luminoso. “Antes estaba reformado y en buen estado… si bien ahora no lo podemos confirmar” es el mensaje de la inmobiliaria que gestiona su venta. Resulta que el piso más barato de Madrid está ‘okupado’ y no se puede visitar por dentro. Según el portal Idealista, las casas con ‘okupa’ sufren una merma en el precio de más del 40%. Lo cual es bastante racional teniendo en cuenta que los procesos legales para echar al susodicho no son sencillos ni baratos y corren a cargo del comprador.

A ese respecto, el letrado Sergio H., de un gran despacho de abogados, advierte de que "en el mejor de los casos se tardarían seis meses en poder recuperar el piso y desalojar al precario, aunque lo normal es que el proceso se vaya hasta el año y medio". Los precarios, en terminología jurídica, son aquellos que no tienen ningún título que acredite su derecho a estar en la vivienda, en este caso, los 'okupas'. Pero Herrero admite que en estos casos el plazo se acercaría más al año, "con suerte". El precio del proceso podría rondar los 1.500 euros en este tipo de despachos. Lógicamente, en otros bufetes de abogados más pequeños el coste sería de más del doble.

En el mejor de los casos se tardarían seis meses en poder recuperar el piso y desalojar al precario, aunque lo normal sea más de un año

Los pisos de menos de 50.000 euros en Madrid no es que escaseen, es que son casi imposibles de encontrar. Pero si los hay, que alguno hay, están siempre en los barrios vallecanos de San Diego o Numancia y en Villaverde, sobre todo en San Cristóbal. En este último distrito en tres calles concretas: Godella, Beniferri y Benimamet. ¿Por qué en esas calles? Hay distintas tesis, aunque la más frecuente en los foros de vivienda tiene que ver con la naturaleza de algunos de los habitantes de la zona que la hacen poco tranquila. Hay más motivos: muchas las pone en venta un banco, no cuentan con ascensor y sí bastante altura, tienen más de 50 años de antigüedad, son pequeñas y sin reformar y, en bastantes ocasiones, también incluyen la sorpresa de que hay alguien que ya vive allí.

Grupo inversor

En el distrito de Villaverde, especialmente en San Cristóbal, el precio por metro es el más barato de la capital, pero el precio final de los pisos es algo superior al de muchos de Puente de Vallecas. La explicación es porque son más grandes (en general, en torno a los 60 metros por casitas minúsculas vallecanas de entre 20 y 40 metros). Ambos distritos encabezan todas las estadísticas de paro y escasez de renta de la capital.

Se trata de un "estudio a estrenar en edificio con rehabilitación integral". No tiene 'okupa', pero el piso también tiene truco: 19 metros cuadrados

En muchos de los anuncios de los bancos, donde hay una mayor proporción de viviendas 'okupadas', se incluyen coletillas como “sin posesión o pendiente de posesión”. Cuidado. Esto implica que en la vivienda hay otra persona, en definitiva, un precario, y que nadie sabe a ciencia cierta en qué estado se encuentra el inmueble después de haber sido ocupado. Finalmente, el comprador de esos pisos, que acaban por adquirirse (en las últimas dos semanas el piso más barato de Madrid ha ido desapareciendo cada dos días de los portales inmobiliarios) es casi siempre un grupo inversor, no un particular.

El siguiente piso más barato, pero este ya sin 'okupa', está también en Puente de Vallecas, en la misma Avenida de San Diego y vale 31.600 euros. Este barrio cae desde una ladera hasta la M-30, Se trata de un “estudio a estrenar en edificio con rehabilitación integral. Situado en la planta baja, cuenta con espacio diáfano, exterior muy luminoso, suelos de gres y tarima, ventanas de aluminio, puerta semi-blindada y calefacción eléctrica de calor azul”, según reza el anuncio. No tiene 'okupa', pero también tiene truco: 19 metros cuadrados.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios