consejos

Lo que no debes hacer si no quieres que tu mujer te pille engañándola

España es el país europeo más infiel y aunque poner los cuernos no está bien, te contamos qué hacer para no ser descubierto

Foto: Mucho cuidado para que no te pillen. (iStock)
Mucho cuidado para que no te pillen. (iStock)

Ser infiel no es nada fácil. Tanto si tienes pareja como si no, este tema te va a interesar. Pese a ser una práctica repudiada por la sociedad, es más común de lo que pensamos: la mayoría de los estudios coincide en apuntar que entre el 40 y 50% de los adultos ha sido infiel alguna vez en su vida. Sin embargo, no siempre les sale bien. ¿Qué hacer para que no te pillen?

Según el portal 'Ashley Madison', una especie de Tinder para casados: "España es el país más infiel de Europa". Aunque la encuesta realizada por el portal Incontri-ExtraConiugali.com, dedicado a aquellas personas que buscan una aventura fuera de la pareja oficial, ocupamos el segundo. Los países europeos con raíces latinas se llevan la palma en este sentido.

A nivel mundial, también ocupamos un lugar destacado: el quinto. Un puesto que nos sitúa por detrás de Estados Unidos, Canadá, Australia y Brasil. La infidelidad también varía dependiendo del lugar en el que vivas. En las capitales de provincia resulta más fácil colarse en cama ajena, por lo que Madrid (con el 12,9% de usuarios del portal) y Barcelona (8,5%) encabezan la lista, seguidas de Valencia (5,4%), Sevilla (5,1%) y Palma de Mallorca (3,8%).

Si ocultas lo que tienes en el móvil, ya no es una cuestión de intimidad, sino de que seguro estás escondiendo algo

Estos datos son de infieles confesos que han buscado echar una canita al aire en un portal especializado aunque a ellos hay que añadir los que sin planificarlo han escondido alguna vez su anillo de compromiso. Según una encuesta del instituto Ipsos, el 30% ha caído alguna vez en la tentación y, pese a que el tanto por ciento de las mujeres está subiendo (26%), los hombres siguen ganando por goleada (35%).

Está claro que engañar a alguien no está bien. No es ético. Si realmente no quieres a tu pareja y estás con ella por pereza, por motivos económicos o por cualquier otra razón, lo mejor que puedes hacer es hablar las cosas y zanjar el asunto de una vez por todas. Para qué alargar la agonía de algo que sabes que no está funcionando. Es dificil hacerlo, va a ser un proceso largo y durarero, pero sé valiente y deja de hacer sufrir a alguien que quizá sí quiera estar contigo. Aún así, si quieres seguir con el engaño, te contamos qué no debes hacer para que te pillen:

Cuida tu cuerpo (poco a poco)

Es estupendo que quieras mejorar tu imagen. Es lógico que quieras estar aseado, pero si no lo has hecho nunca y de repente empiezas a recortarte el pelo cuando antes no lo hacías y te preparas minuciosamente frente al espejo, tu mujer va a sospechar muy rápido. No solo las zonas íntimas, sino detalles como la parte de atrás del cuello o los pelos de la espalda marcarán la diferencia entre que ella dude o no. Además, no te obsesiones de un día para otro con mejorar tu cuerpo y hacer ejercicio. Ve poco a poco. Si tu pareja ve que te entran prisas por tener un cuerpo diez tendrá la mosca detrás de la oreja. Y por supuesto no lo pongas como excusa cuando termines de trabajar porque eso hará que te descubran.

Eventos

Si lo que quieres es seguir con tu amante(s) sigue llevando a tu "media naranja" a las fiestas de empresa y reuniones sociales. Si de repente tenías varios días a la semana eventos con clientes, proveedores, agencias a las que tu pareja acudía y la excluyes de todo eso, es un signo obvio de engaño. Quizá no piense que seas infiel pero sí que estás coqueteando con otra, así lo entienden algunos cuando dices "lo duro que trabajas".

"Mi marido me dijo que no fuera a las fiestas de empresa porque se sentía inhibido y tenía que estar todo el rato pendiente de mi, cuando antes siempre era bienvenida. Buscar cambios en lo que antes se hacía como normal, es la clave para que te descubran", asegura Patty Blue Hayes en 'Prevention'.

No te enfades

Controla tu carácter. No te muestres irascible y voluble sin motivo aparente. No busques excusas para discutir e irte enfadado cuando siempre has sido amable. Esta actitud negativa es un mecanismo de defensa inconsciente para mantenerte a salvo y olvidar tu culpabilidad. Si cuando lo haces no hay una razón de peso y echas la culpa al trabajo o a cualquier detalle tonto, ella o él va a sospechar. Actúa con normalidad.

No innoves en la cama

Innova, pero no mucho. (iStock)
Innova, pero no mucho. (iStock)

Si te pregunta: "¿Dónde aprendiste esto?" ya has metido la pata. Si llevas mucho tiempo con alguien y de repente cambias tus hábitos sexuales, es una razón de peso para darse cuenta de que algo falla. Piensa que si durante años lo único innovador que has hecho ha sido la postura del 42 y de repente haces el 68, todas las alarmas comenzarán a sonar. No está mal probar cosas nuevas con tu pareja, pero no seas radical, ve introduciéndolas poco a poco y sobre todo háblalo y decide en conjunto. Quizá esto mejore tu vida sexual y pueda ayudarte también a dejar de ser infiel.

Fumar, beber y salir

Si nunca has sido de malos hábitos y de la noche a la mañana has comenzado a fumar, a beber una copa de vez en cuando y a "salir" con tus amigos o simplemente gastar más dinero de lo normal, está claro que el tema "huele" de lejos.

España es el país más infiel de Europa. La infidelidad varía dependiendo de dónde vivas: Madrid, Barcelona y Valencia, encabezan la lista

"Estar con otras mujeres hizo que él adquiriera hábitos poco saludables. Creo que el exceso de consumo de estas cosas derivaba de su culpabilidad. ¿Te parece que simplemente no quiere pasar tiempo contigo? ¿Está demasiado tiempo ocupado con el tabajo para comer en casa, pasar tiempo con los niños o prefiere estar solo cuando llega porla noche? Lo está haciendo, está claro", revela Blue.

Secretismo en el móvil

Quizá en esta era de la tecnología, lo más importante sea no crear sospechas con tu teléfono. Si ocultas lo que tienes en el móvil, ya no es una cuestión de intimidad, sino de una razón muy obvia de que estás escondiendo algo. No está mal que tengas tu código de acceso, pero si cuando alguien te escribe le das la vuelta al teléfono, cuando te llaman te pones nervioso y no lo coges, pobre de ti, estarás completamente vendido. Y si tienes alguna 'app' de contactos, escóndela bien.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios