la protección es básica

Cómo evitar el cáncer más común, que ya afecta a 4000 españoles cada año

Los especialistas explican los hábitos, alimentos y precauciones fundamentales para prevenir el melanoma y otros problemas como el envejecimiento de la piel

Foto: Niños expuestos al sol en la playa. (iStock)
Niños expuestos al sol en la playa. (iStock)

El cáncer de piel es el más común de todos los tipos de cáncer. El melanoma es el más grave de todos y el principal responsable de los fallecimientos. La incidencia de estos tumores en España ha aumentado en los últimos cuatro años un 38%, lo que supone casi un incremento del 10% anual. Sin embargo, la prevención y un tratamiento precoz son dos estrategias que pueden, por un lado, evitar la aparición del cáncer y, por otro, tratarlo eficazmente.

“Tanto el melanoma cutáneo como el cáncer cutáneo no melanoma representan una carga económica importante para el Estado. Por tanto, es fundamental conocer la incidencia de la enfermedad, establecer campañas preventivas y de diagnóstico precoz que ayudarán a que la Administración y la sociedad conozcan el peso de estas patologías y el beneficio de una prevención y tratamiento adecuados”, explica el doctor Pedro Jaén, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología, organizadora del 45 Congreso Nacional de Dermatología que se celebra en Madrid hasta el 13 de mayo.

Hay que concienciarse del riesgo de hacer prácticas sin base científica o acudir a centros sin supervisión médica

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano. Su cuidado se debe realizar desde la niñez por lo que la educación infantil sobre cómo cuidarla, protegerla y cuáles son los hábitos de vida adecuados es fundamental para conservar un buen estado de la piel hasta la vejez. La sociedad española debe saber cómo prevenir algunas enfermedades, como el cáncer, y cuáles son los procedimientos óptimos para evitar o tratar ciertos aspectos de la epidermis. Dar a conocer los avances en dermatología médica, quirúrgica y estética, además de concienciar sobre los riesgos de realizar prácticas sin base científica o acudir a centros sin supervisión médica son algunos de los objetivos del congreso.

Se estima que un 80 % del cáncer de piel podría reducirse con hábitos saludables de fotoprotección desde la infancia. Aquí van algunos de los consejos que dan los especialistas:

-La ropa es una excelente medida fotoprotectora, el futuro de la protección de la luz está en la ropa.

-El uso de sombreros o gorras debería implantarse en todos los ámbitos: laboral, recreativo y escolar.

-Las cremas solares no deben utilizarse en niños menores de seis meses.

-Los niños reciben tres veces más radiación ultravioleta que los adultos. El 80% de la radiación solar que llega a nuestra piel se recibe antes de los 18 años.

-La finalidad del fotoprotector no debe ser nunca la prolongación del tiempo de exposición.

-Si la crema de protectora ha estado expuesta al sol o a altas temperaturas, su estabilidad se pierde antes. La mayoría de protectores solares no aguantan de un año para otro.

-En España, se recomienda una protección solar de 30 durante todo el año y de 50 en verano.

-El número de horas expuestos al sol en invierno, otoño y primavera es mayor que el tiempo que se pasa al sol durante los días de vacaciones en verano.

-Hay que evitar estar expuesto al sol en las horas centrales durante los días de verano.

-Tener una piel muy blanca, más de 50 lunares, antecedentes personales o familiares de cáncer de piel o estar inmunodeprimido son factores de riesgo para desarrollar un cáncer de piel.

-El daño producido por la exposición al sol es acumulativo, si se quiere llegar a una vejez sin manchas y con menos arrugas, hay que protegerse del sol.

-La fotoprotección oral, productos a base de vitaminas y extractos vegetales, refuerza la capacidad antioxidante del organismo paliando los efectos negativos de las radiaciones solares, sobre todo las UVA.

-La fotoprotección oral es útil, como apoyo a los hábitos solares saludables dentro de los cuales está el uso de las cremas solares. Sobre todo, en personas que pasan más horas expuestas al sol como ciertos deportistas: tenistas, golfistas...

-Las frutas y vegetales, como, por ejemplo, los vegetales verdes, ricos en vitamina C, son estupendos antioxidantes y ayudan a paliar los efectos negativos del sol.

-La recomendación para las personas que han tenido un melanoma es que no se expongan al sol y, cuando lo hagan, que extremen las medidas de protección.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios