Los grupos de presión en ee uu

El club de los 200 millones de dólares: el 'lobby' farmacéutico se hace aún más elitista

El grupo de las mayores compañías farmacéuticas del mundo, PhRMA, cambia sus reglas para hacer aún más restringido y potente su “selecto club”

Foto: Dos asesores reunidos miran el ordenador. (iStock)
Dos asesores reunidos miran el ordenador. (iStock)

El 'lobby' de las mayores compañías farmacéuticas del mundo, PhRMA, va a cambiar las normas que regulan a su “selecto club” para hacerlo aún más restringido y poderoso. Las compañías pequeñas que se adhirieron en el pasado se van a quedar descolgadas del gigantesco grupo de influencia. A partir de ahora solo podrán permanecer en él aquellos que hayan invertido 200 millones de dólares en investigación y desarrollo, según una información de la agencia Bloomberg.

También tendrán que demostrar que han gastado al menos el 10% de sus ingresos en esos conceptos. PhRMA cuenta entre sus miembros con compañías como Lilly o Pfizer, verdaderos colosos del sector. Pero también con otras empresas de menor tamaño y “pedigrí” que se van a descolgar al no poder asumir las nuevas condiciones. Unas normas que aún no se han hecho públicas.

Los 10 'lobbies' más influyentes de Estados Unidos, entre los que se encuentra PhRMA, gastan más de 60 millones cada tres meses en presionar

El grupo de presión de las farmacéuticas se creó en 1958 con tres objetivos confesos: “Tener un amplio acceso a patentes de medicinas seguras y efectivas a través del libre mercado, sin control de precios; crear fuertes incentivos a la propiedad intelectual; y regulación y libre flujo de la información a los pacientes de forma transparente y eficaz”.

Los 10 'lobbies' más influyentes de Estados Unidos, entre los que se encuentra PhRMA, gastan más de 60 millones de dólares cada tres meses en condicionar y presionar a favor de sus intereses en las cámaras de representantes. Esta actividad está regulada de distintas formas en el país norteamericano desde el siglo XIX y actualmente hay registrados más de 12.000 grupos (aunque en los últimos años disminuyeron significativamente, muy probablemente por la ralentización económica y la decisión de decicar ese dinero a otros asuntos).

España, sin regulación

España es de los pocos países en los que esta actividad no se ampara bajo una regulación específica, aunque en su momento se creó una comisión de trabajo para crear un reglamento. En la Unión Europea cada lobista está obligado a registrarse y los eurodiputados deben informar de sus reuniones con ellos y de qué asuntos tratan. En alguna ocasión, como el caso de un parlamentario rumano que cobraba 3.000 euros "por consulta", se detectaron casos de corrupción.

En estados Unidos, desde 2007, las organizaciones dedicadas a esta actividad deben publicar cada cuatro meses un resumen de sus actividades, sus gastos y la lista de lobistas que tienen empleados. Esa norma surgió tras un escándalo de corrupción y tráfico de influencias que protagonizó Jack Abramoff. El lobista se apropió de decenas de millones que le entregaron varias tribus de nativos americanos para que presionara a favor de que les otorgaran nuevas licencias de casinos. Estuvo tres años y medio en la cárcel y después comenzó una nueva vida como trabajador de una pizzeria. Su caso causó un gran impacto y obligó a la administración Bush a cambiar las leyes que afectan a los 'lobbies' americanos.

Miles de proposiciones de ley para controlar el precio de los medicamentos han acabado en la papelera en la última década

PhRMA se ha gastado más de 2.300 millones de dólares en la pasada década. Pero parece que les ha merecido la pena. Durante esos años ha habido muchas iniciativas parlamentarias en EEUU para moderar y controlar el precio de los medicamentos. También para permitir a los ciudadanos de ese país de importar los fármacos de Canadá, donde con frecuencia son mucho más baratos. Todas esas proposiciones tuvieron un mismo destino: la papelera.

La postura de PhRMA es la de subir los precios, pero siempre que haya avances y desarrollo científico significativo. Por ese motivo, algunas empresas, como Marathon, han abandonado recientemente el grupo acusados de elevar los montantes de los fármacos rescatando viejos medicamentos sin aportar nuevas propiedades.

Subidas de precios

Un estudio de 2015 elaborado por la compañía DRX, que se dedica a la comparativa de precios de medicamentos, reveló que un porcentaje muy elevado de los fármacos duplica su precio o sube muy significativamente en solo un año. En España los precios de los medicamentos no son libres y las negociaciones entre la industria farmacéutica y el Gobierno al respecto son muy complejos.

En 2015 la industria farmacéutica se gastó en sus labores de 'lobby' 240 millones de dólares, lo que la convirtió en la que, de largo, más dinero invirtió en ese concepto. La industria de los seguros fue la segunda con 157 millones invertidos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios