¿tú qué harías?

Encontró a su novia con otro en la cama. Lo que hizo fue ingenioso y viral

Duston Holloway pilló a su chica durmiendo con un amante. Tomo una fría decisión y las redes sociales lo aplaudieron. Te contamos lo que sucedió

Foto: Las infidelidades aumentan en periodos vacaciones. (iStock)
Las infidelidades aumentan en periodos vacaciones. (iStock)

¿Qué harías si te encontraras a tu pareja con otro en la cama, aunque solo estuvieran dormidos? La mayoría de la gente seguramente se liaría a gritos, montaría una fuerte discusión y acabaría en una gran pelea. Pero la reacción de Duston Holloway, un joven estadounidense, es digna de admiración. Una vez pensó fríamente sobre la situación en la que se encontraba, se le ocurrió que lo mejor que podía hacer era una sesión fotográfica.

Duston entró su habitación y encontró a la que en ese momento era su novia durmiendo en la cama (supuestamente después de una larga noche bebiendo alcohol) al lado de un individuo al que él no conocía de nada, y que al parecer ella habría conocido esa noche. Después de haber pensado fríamente sobre esta desafortunada situación, decidió tomárselo con humor. En lugar de armar un trifulca y sacar a ese hombre fuera de su cama, decidió inmortalizar el momento, incluso con selfies, y compartirlas en Facebook.

Novia de Duston pillada. (Facebook)
Novia de Duston pillada. (Facebook)

Así que posteó en su muro."Cuando llegas a casa y hay otro hombre en la cama con la persona que amas. Los hombres buenos merecen mujeres buenas". Además como puede se observar en la foto, ella lleva puesta la camiseta del chico con el que estaba durmiendo. El desconocido parecía estar como en su propia cama, cuando uno de los amigos de Duston preguntó por mensaje si los iba a despertar, y aunque admitió que le dieron ganas de "pegarle una patada en las pelotas", finalmente decidió hacer las fotos y sentirse como el jefe de la situación".

Selfie Duston y la traición de su novia. (Facebook)
Selfie Duston y la traición de su novia. (Facebook)

Intenté despertarla pero ella estaba tan borracha que no podía ni reaccionar, "se me había ocurrido que tal vez debería preguntarles si yo debía dormir en la habitación de invitados y qué tipo de desayuno le gustaba a su nuevo chico".

Como era de esperar, estas fotos de Duston se hicieron virales, y miles de personas en todo el mundo se han intentado poner en contacto con él para alabar su manera de afrontar la situación con esa calma y frescura, habiéndose encontrado en una situación tan miserable. Han sido tantos los mensajes y nuevas peticiones de amistad que ha recibido, que ha tenido que escribir un estado diciendo que la red social ya no le deja aceptar más solicitudes.

Algunos de los mensajes de Facebook a Duston. (Facebook)
Algunos de los mensajes de Facebook a Duston. (Facebook)

Uno de los mensajes recibidos de una de las usuarias ponía: "Te felicito por ser una buena persona. Estoy segura de que un día encontrarás a la persona que te merezca", mientras que otro hombre, llamado Máximo, le ofrecía su ayuda para "encontrar otras mujeres".

Seguirá sonriendo

"Quiero que sepáis que este muchacho va a seguir sonriendo", posteaba el sábado 22 de abril junto a una fotografía. Además, Duston agradeció a todos el apoyo que ha recibido. Comenta que en ese momento sintió que "el mundo se derrumbaba" pero que gracias a los mensajes volvió a sentir que "el mundo no es tan malo como pensamos".

Encontró a su novia con otro en la cama. Lo que hizo fue ingenioso y viral

Ley del embudo

Lo que sí parecemos tener claro, según muestran los estudios, es que somos mucho menos permisivos con los demás que con nosotros mismos. Erin Holley manifestó durante un congreso de la Asociación de la Psicología Americana que “cuando afectaba a uno mismo, los consultados pensaban que un espectro más amplio de comportamientos no cumplían sus criterios para ser una infidelidad, mientras que para su pareja, consideraban casi cualquier conducta como una infidelidad”. En definitiva, 'la ley del embudo': lo ancho para mí, lo estrecho para ti.

A los hombres les resulta más sencillo olvidar y perdonar una infidelidad si se trata de un engaño emocional y no de una traición meramente sexual

La psicóloga recuerda que, en la mayoría de los casos, es la cultura familiar en la que educan a cada uno lo que decide si algo es una infidelidad o no, puesto que es lo que proporciona los modelos de comportamiento o hace más sensible a determinadas parejas ante una hipotética traición. Es evidente que el estándar no es universal. Mientras para algunos un simple beso puede ser una bobada o un desliz casual, para otros puede ser el peor de los engaños.

¿Perdonarías a tu pareja?

Un estudio realizado en la Universidad de Missouri-Kansas analizó a 587 personas que habían sido engañadas por sus parejas y, después de realizar un seguimiento durante seis meses, descubrió que cuando se olvida lo ocurrido y retomas nuevamente la relación, las probabilidades de que la relación se fortalezca aumentan: Y cuando no se puede olvidar, el dolor y el daño se intensifican tanto que afectan a la vida en pareja hasta que se convierte en un inferno.

Curiosamente, hombres y mujeres no están dispuestos a perdonar y olvidar las mismas cosas. Otra investigación, esta vez realizada en las universidades de Nuevo México, Texas y Florida, analizó a 256 personas y descubrió que a los hombres les resulta más sencillo olvidar y perdonar una infidelidad si se trata de un engaño emocional y no de una traición meramente sexual. Sin embargo, a las mujeres les resulta mucho más difícil olvidar una traición si han estado implicadas las emociones, que si se ha tratado solamente de un affaire.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios