un plan muy completo

La dieta del metabolismo acelerado, la que está triunfando en EEUU

¿Comer mucho y aun así adelgazar? Según Hailey Pomroe, la nutricionista a la que han recurrido varios actores de Hollywood, es posible

Foto: Carbohidratos, proteínas, frutas y verduras están permitidos en esta propuesta. (iStock)
Carbohidratos, proteínas, frutas y verduras están permitidos en esta propuesta. (iStock)

¿Notas aún los excesos de las comidas familiares de Semana Santa? ¿Temes llegar al verano arrastrando las consecuencias de tales banquetes de torrijas? La operación bikini está a la vuelta de la esquina y procrastinar el momento para comenzar un régimen no va a ser de ayuda.

A nadie le agrada ponerse a dieta. La mayoría confían sus esperanzas en rebajar el consumo de calorías, pero hay que reconocer que este cambio requiere una fuerza de voluntad que no resulta a veces tan asequible. Muchos nutricionistas toman en consideración tal factor psicológico en busca de alternativas, reemplazándolo con objetivos que se puedan alcanzar con más facilidad. Entre ellos destaca Hailey Pomroy, la dietista que ha asesorado a estrellas como Jennifer López, Resee Witherspoon y Robert Downey Jr. Y que es, a su vez, autora de un famoso ‘bestseller’ ‘La dieta del metabolismo acelerado’ (Grijalbo).

La paradoja de esta dieta está en que si quieres perder más peso las cantidades tienen que aumentar en vez de reducirse

En la página web del volumen se asegura que “con la dieta del metabolismo acelerado vas a comer mucho, y aún así vas a perder peso. Lo que seguro que no vas a hacer es contar cada una de las calorías o cada gramo de grasa que ingieres. Por el contrario, cambiarás lo que comes cada semana, siguiendo un plan simple, comprobado y diseñado cuidadosamente para causar los cambios fisiológicos que permitirán que tu metabolismo se acelere". ¿En qué consiste dicho programa? Resumumos a continuación la propuesta de esta especialista.

Visión general

La dieta del metabolismo se estructura en tres fases, de lunes a domingo, que se deben repetir durante cuatro semanas. ‘Grosso modo’, estos son los principios sobre los que se sustenta cada una de las etapas:

  • Primera fase (lunes y martes): muchos carbohidratos y frutas.
  • Segunda fase (miércoles y jueves): muchas proteínas y vegetales.
  • Tercera fase (viernes, sábado y domingo): todo lo anterior más grasas y aceites saludables.

El propósito de Pomney es que las personas puedan superar los tres condicionantes que hacen que a la gente le resulte muy difícil seguir un plan de manera continuada. El principal obstáculo son los antojos, materializados en los alimentos ricos en azúcar, sal o cafeína, así como en las comidas procesadas. No hay que olvidar también el coste que conlleva contratar a un nutricionista para que nos guíe durante el proceso. Por otro lado, estar demasiado centrado en la dieta comporta una importante pérdida de tiempo a la hora de comprar, elegir y cocinar los alimentos de manera conveniente.

El trigo, el maíz, la soja, los azúcares o los productos light son algunos de los alimentos prohibidos

Lo primero es establecer un objetivo a partir del cual se elaborarán las porciones, los alimentos sin embargo no van a cambiar. La paradoja de esta dieta está en que si quieres perder aún más peso, las cantidades de comida tienen que aumentar en vez de reducirse siguiendo estos principios:

  • Hasta 9 kilos: consumir las porciones que indicaremos a continuación.
  • De 9 a 18 kilos: una porción y media.
  • Más de 18 kilos: un porción y media y el doble de verduras (en realidad las cantidades de estos alimentos son ilimitadas, por lo que se sugiere que se tome dos veces más lo que se suele consumir).

Por otro lado existe una serie de alimentos prohibidos. Estos comprenden: trigo (pan, crackers, pasteles, galletas, solo los germinados están permitidos), maíz (en cereales para el desayuno, palomitas, polenta…), lácteos, soja, azúcares refinados, edulcorantes artificiales, cafeína, alcohol, fruta desecada, zumos y productos light.

En el libro se asegura además que esta dieta reduce las posibilidades de padecer artritis, celiaquía, diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipercolesterolemia, problemas hormonales, infertilidad, sobrepeso y desordenes derivados de tiroides.

Considerando un plan para una persona que desee quitarse 9 kilos en una semana, el blog ‘Chewfo’ resume las cantidades de alimentos que se deberían ingerir en cada una de las fases por cada comida que se realice (no durante todo el día):

Fase 1

  • Verdura: puedes comer la que quieras, fresca, en conserva o congelada (para una lista completa te recomendados que veas el enlace de la página indicada).
  • Proteínas: 120 gramos de carne o 170 de pescado. Entre las carnes se puede comer ternera, cerdo, pollo o pavo. Entre los pescados: merluza, platija, sardinas, lenguado o atún.
  • Cereales: una taza (30 gramos).
  • Fruta: una pieza, fresca o congelada.
  • Grasas: excluidas.
  • Smoothies: un vaso.

Indicaciones:

  • Come cinco veces al día cada tres o cuatro horas. Siempre que sea posible recurre a los alimentos orgánicos.
  • Para el desayuno toma cereales y fruta antes de que pasen 30 minutos desde que te levantaste.
  • Entre tres y cuatro horas más tarde toma un snack de fruta.
  • Realiza la comida tres horas más tarde. Esta tiene que contener: cereales, proteínas, fruta y verdura.
  • Toma de nuevo un snack de fruta entre tres y cuatro horas después.
  • Para la cena: cereales, proteínas y verdura.

Fase 2

  • Verdura: ilimitada.
  • Proteínas: 120 gramos de carne o 170 de pescado, media taza de legumbres o tres claras de huevo.
  • Cereales: excluidos.
  • Fruta: una pieza (en esta fase solo limas y limones).
  • Grasas: excluidas.
  • Smoothies: un vaso.

Indicaciones:

  • Toma proteínas y verduras en el desayuno antes de que pasen 30 minutos desde que te despertaste.
  • Tres horas más tarde, recurre a un snack rico en proteínas.
  • Realiza una comida rica en proteínas y verduras tres horas más tarde.
  • Transcurridas otras tres o cuatro horas recurre a un snack rico en proteínas.
  • Al igual que la comida, la cena, tiene que estar cargada en proteínas y vegetales.

Fase 3

  • Verdura: ilimitada.
  • Proteínas: 120 gramos de carne o 170 de pescado, media taza de legumbres o un huevo y medio (es absurdo conseguir esa cantidad, por tanto, mejor alternar entre uno o dos en cada comida).
  • Cereales: ¾ partes de una taza.
  • Fruta: una pieza y media.
  • Grasas: ¾ partes de un aguacate, ⅜ partes de una taza de frutos secos, ⅓ parte de una taza de humus, ½ taza de guacamole.
  • Smoothies: un vaso.

Indicaciones:

  • En el desayuno incluye fruta, grasas, proteínas, cereales y verduras.
  • Toma un snack a base de productos vegetales a media mañana, dos horas después del desayuno.
  • Comida: verduras, grasas y proteínas entre tres y cuatro horas más tarde.
  • Toma de nuevo un snack a base de productos vegetales entre tres y cuatro horas después.
  • Cena: verduras, grasas, proteínas y cereales.
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios