La profecía de un líder oriental

Jack Ma: "Occidente tendrá que prepararse para décadas de dolor"

El emprendedor chino amonesta a los sectores tradicionales por sus reticencias ante las nuevas tecnologías. Los expertos vislumbran en sus declaraciones sus futuras maniobras

Foto: El jefe ejecutivo de Alibaba en la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático. (Reuters)
El jefe ejecutivo de Alibaba en la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático. (Reuters)

“En los próximos 30 años, el mundo va a ver más dolor que felicidad”. Tamaña predicción parece proferida por uno de tantos profetas del apocalipsis que han existido hoy y siempre. Quizás no nos tomaríamos en serio la cita si no proviniera del presidente de una de las principales compañías de comercio online que factura miles de millones de euros cada año. El sujeto en cuestión es Mǎ Yún, un nombre que a nadie le resultará familiar. Si señalamos que su seudónimo es Jack Ma y que la empresa en cuestión es el Grupo Alibaba, la cosa cambia sobremanera.

Con todo, a muchos no les sorprenderá el tono del CEO, que deja traslucir las tácticas agresivas que está dispuesta a utilizar Alibaba para ir ganando cuota de mercado. Como vimos en un artículo anterior, la compañía ha sido acusada de ser a veces un escaparate para la venta de productos falsificados. Sin disimulo, Ma asegura que “el problema es que los productos falsos tienen hoy más calidad y se ofrecen a mejores precios que los productos reales con sus nombres reales”.

¿Un consejo o una advertencia?

Ma achaca este porvenir pesimista a las transformaciones provocadas por Internet, y advierte que “los conflictos sociales en las próximas tres décadas tendrán consecuencias en todo tipo de industrias y puntos de vista sobre la vida”. Sin miramientos, el emprendedor chino recuerda: “Hace quince años di entre 200 y 300 conferencias avisando a todos sobre el impacto que iba tener Internet en todas las industrias, pero la gente no me escuchaba porque era un don nadie”.

Tales opiniones han sido expuestas en una conferencia llevada a cabo por Ma en la última reunión del China Entrepreneur Club, la plataforma que reúne a los empresarios, economistas y diplomáticos más influentes del país oriental y donde el CEO se mueve como si fuera una auténtica estrella del rock.

Jack Ma ha prometido millones de puestos de trabajo en EEUU, conectando pequeños negocios del país con potenciales compradores chinos

¿Qué motivo le empuja a lanzar estas afirmaciones? El periodista de ‘Bloomberg’ Peter Elstrom da algunos indicios: “Alibaba ha tenido un año particularmente bueno, pero está intentando expandirse hacia nuevos ámbitos. Parece una especie de aviso por lo que respecta a sus movimientos, particularmente en el mundo de las finanzas donde se avecinan tiempos muy inquietantes para los tradicionales actores de este negocio. El problema es que las tecnologías basadas en Internet y la inteligencia artificial van a cambiar las industrias de forma transcendental y la economía china tiene que estar lista para desplegarse, tanto en términos de empleo como de negocio”.

Según ‘Bloomberg’, Ma ha sido brutal en sus críticas a las compañías que no se saben adaptar. En su opinión, las empresas tradicionales tienen que dejar de lamentarse de los efectos de Internet sobre la economía, mirando hacia los negocios basados en la nube y la inteligencia artifical y poniendo, ante aquellos que son críticos con su compañía, su propio ejemplo empresarial a la hora de crear de puestos de trabajo.

La compañía se mueve hacia mercados rurales no explotados mientras invierte en novedosas fuentes de ingresos basadas en la tecnología

Uno de los sectores a los que aludió fue el de la banca, apuntando que los préstamos deberían ser accesibles a más miembros de la sociedad. La falta de un sistema de créditos robusto lleva a más costes para todo el mundo.

Objetivo: Occidente

El pasado mes de enero, en su reunión con Donald Trump, Ma prometió, literalmente, millones de puestos de trabajo en Estados Unidos conectando los pequeños negocios del país con los potenciales compradores chinos online, siguiendo la táctica business-to-bussiness que caracteriza a su corporación. La propuesta de Ma fue tachada por expertos como Mark Tanner, fundador de la consultora China Skinny que asesora a las empresas para vender en el país postcomunista, de poco realista, poniendo, incluso, en riesgo la estabilidad de dichos negocios. El encargado de semejante tarea, Michael Evans, reconoce que en esta estrategia de expansión del gigante chino, Estados Unidos va a ser toda una prioridad en los próximos cinco años. La compañía se está moviendo hacia mercados rurales no explotados al tiempo que invierte en novedosas fuentes de ingresos basadas en la tecnología.

Jack Ma con Donald Trump el pasado mes de enero. (Reuters)
Jack Ma con Donald Trump el pasado mes de enero. (Reuters)

En dicha conferencia, el emprendedor sugirió también que una mayor esperanza de vida y un progresivo desarrollo de la inteligencia artificial conducirán tanto al envejecimiento de la mano de obra como a un descenso en el número de empleos: “Las máquinas solo deben hacer lo que los humanos no pueden”, dijo. “Solo de esta manera podemos tener la oportunidad de mantener las máquinas como compañeros de trabajo en lugar de reemplazarlos”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios