mucho cuidado con lo que comes

7 alimentos que tomas en el desayuno y te hacen sentir hinchado

Tener el estómago inflamado es una molestia que nadie quiere tener. Para evitarlo hay que empezar el día comiendo bien. Te contamos qué no debes ingerir

Foto: Empieza bien cada mañana comiendo sano. (iStock)
Empieza bien cada mañana comiendo sano. (iStock)

Comenzar el día con el vientre hinchado no es agradable para nadie. Pero eso es exactamente lo que puede ocurrirte si comes los alimentos equivocados por la mañana. A pesar de que a primera hora no estamos como para preocuparnos por lo que ingerimos, debemos saber que hay una gran cantidad de productos que harán que tengamos que desabrocharnos el botón de los pantalones incluso antes de haber llegado al escritorio del trabajo.

En ocasiones, cuando terminamos de comer, sentimos el estómago hinchado y nos vemos obligados a aflojar el cinturón o, en el peor de los casos, a cambiarnos de ropa. Es una molesta sensación que nos hace pensar que hemos ingerido de más o que estamos ganando peso demasiado rápido, pero quizá simplemente se deba a que estemos comiendo de forma equivocada. La tumefacción estomacal suele deberse a los gases atrapados en los intestinos durante la digestión, producto de la descomposición de carbohidratos, proteínas y azúcares que llevan a cabo las enzimas. En otras ocasiones, puede deberse a comer demasiado rápido o a masticar alimentos como el chicle que provocan que los gases penetren en nuestro sistema digestivo.

Investigadores han demostrado que la distensión abdominal puede evitarse corrigiendo la respiración y la postura

No estamos hablando de huevos fritos con bacon o chocolate con churros, sino de alimentos que creemos que son correctos para coger energía pero que es muy posible que nos cuesten un disgusto a lo largo de la mañana. En esta lista podrás encontrar algunos de estos desayunos que podrían hacer que se te revuelva el estómago.

Sandwich grasiento

Bagel con salchichas, bacon y huevo. (iStock)
Bagel con salchichas, bacon y huevo. (iStock)

Estas bombas mañaneras suelen tener grandes cantidades de quesos salados y carnes procesadas como bacon, salchichas o jamón. Tales alimentos altos en sodio favorecen la hinchazón, así como la retención de líquidos, la hipotensión o las enfermedades renales. No es necesario que abandones por completo determinados caprichos, pero como recomiendan los nutricionistas, deberías revisar la etiqueta nutricional y asegurarte de que lo que comes tiene una cantidad de sodio inferior a los 500 miligramos por porción.

Tortitas

Déjalas de lado al menos que estén hechas de harina de trigo integral y que su acompañamiento sea 100% natural (como por ejemplo con bayas frescas). Son nefastas si no quieres sentir que tus pantalones te aprietan demasiado, y nada que decir sobre los siropes. No las mezcles con chocolate, caramelo o nata, ya que el esceso de azúcar los empeorará.

La hinchazón está causada por una serie de movimientos musculares y no por gases

Bollería

Magdalenas, cruasanes, rosquillas, palmeras o napolitanas están cargadas de carbohidratos refinados que el cuerpo almacena como azúcar. Y esta, como la sal, hará que te sientas hinchado todo el día. Además de elevar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, los carbohidratos procesados como el pan blanco, los refrescos con gas y las patatas fritas se mueven muy rápido por el tracto intestinal y producen inflamación y otros problemas en el estómago.

Smoothie gigante

Batido hecho con alimentos verdes. (iStock)
Batido hecho con alimentos verdes. (iStock)

Son saludables, están fresquitos y resultan de lo más atractivo a la vista. Recurrir a los batidos para hidratarnos en verano puede ser una opción excelente siempre y cuando se apueste por ingredientes naturales y no se abuse del azúcar, pero aun así, incluso si están hechos con alimentos limpios, puede dejarte el estómago como un globo. En parte se debe a todo el líquido que almacenas. Si lo haces con pajita mucho peor, ya que estarás tragando más aire de lo normal y tu abdomen acabará inflamándose. Procura olvidar los batidos de manzana, melón, sandía, pera o ciruela, su alto contenido en agua o en algunos casos de sorbitol (un tipo de azúcar), provocarán gases e hinchazón.

Tazón de frutas

Tomar fruta por la mañana podría parecer bueno. Pero una gran cantidad podría arrebatarnos el día. Muchos de ellos, algunos ya mencionados en el párrafo anterior, están formados por mucha agua y azúcar. Melocotones, nectarinas, albaricoques o cerezas son algunos otros no recomendados ya que están cargados de fructosa, un tipo de azúcar que muchas personas no digieren. Cuando esto sucede, las bacterias del intestino se alimentan de estos y crean gases, lo que te hará sentir incómodo.

Lácteos

Un amplio porcentaje de la población es intolerante a la lactosa, y la hinchazón es uno de los efectos secundarios más habituales. El problema surge cuando nuestro estómago carece de las enzimas necesarias para descomponer la lactosa, lo que genera el gas y, en ocasiones, diarrea. Si crees que los lácteos son la razón por la que te sientes hinchado cada día, consúltalo con tu medico. Además nada de mezclar tu avena o cebada con leche entera, porque podría ser la peor manera para empezar el día.

Tazón con leche y avena. (iStock)
Tazón con leche y avena. (iStock)

Café

Las bebidas con cafeína, teína y carbohidratos irritan el esófago aumentando los niveles de acidez estomacal. Además, pueden provocar efectos diuréticos, llegando a causar diarrea o dolor de estómago. Para las personas con acidez es extremadamente necesario que se eviten las infusiones de menta.

¿El problema está en los gases?

Investigadores del grupo de Fisiología y Fisiopatología Digestiva del instituto de investigación del Hospital Vall d'Hebron Institut de Recerca han demostrado que la distensión abdominal puede evitarse corrigiendo la respiración y la postura, ya que está causada por una serie de movimientos musculares y no por gases.

El estudio, publicado en la revista 'Gastroenterology', cierra la última fase de los 15 años de investigación que han sido necesarios para demostrar que detrás de la hinchazón del vientre no están ni los gases, ni el contenido del abdomen.

Comenzar el día con el vientre inflado no es divertido. Pero eso es exactamente lo que puede ocurrirte si comes los alimentos equivocados

"Tras un TAC abdominal, para ver la forma del abdomen, y una electromiografía, para comprobar la actividad muscular, vimos que los pacientes con distensión desencadenan una maniobra que empieza con un hinchazón del tórax y conduce a una bajada del diafragma y una protrusión de la pared abdominal anterior", ha explicado el doctor Fernando Azpiroz, líder de la investigación.

Al constatar que se trataba de un problema muscular, los investigadores impartieron a los pacientes entre una y tres sesiones de formación en las que les enseñaron a revertir la situación, relajando los músculos intercostales y el diafragma, y contrayendo la pared abdominal anterior. El hallazgo desvela también por qué los pacientes con hinchazón abdominal suelen sentir que les falta aire, ya que tienen el tórax oprimido y eso les dificulta la respiración.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios