"el equilibrio es la clave"

"Perdí 35 kg sin hacer dietas fuertes y sin renunciar a la cerveza"

Brandon Nutting, el profesor sexy de Periodismo, ha conseguido perder peso y tener un cuerpo nuevo sin ninguna dieta extrema. Te contamos su estrategia

Foto: Cambio físico de Brandon Nutting. (Twitter)
Cambio físico de Brandon Nutting. (Twitter)

Brandon Nutting es un profesor asistente en la Facultad de Periodismo y Comunicación en la Universidad de Nebraska. Actualmente investiga el proceso cognitivo de los medios de comunicación y su influencia en la narrativa y ha obtenido varios premios. Pero no es solo una persona trabajadora que pone mucho esfuerzo en sus estudios y trabajo, lo hace en su rutina diaria, alimentación y físico.

"Perdí 35 kg sin hacer dietas fuertes y sin renunciar a la cerveza"

La experiencia de este profesor será muy familiar para muchos. Cuando cogió los primeros kilos no le dio demasiada importancia, pero cuando se dio cuenta de que ya se había sobrepasado no se sintií bien consigo mismo. Nutting quería perder peso, pero necesita una motivación y nuevos hábitos saludables. "La fuerza de voluntad es muy importante en estos casos. Mantenerse en forma y tener una vida saludable es un viaje de por vida. Tuve que comprar ropa nueva varias veces, así que al final también empezó a afectar en mi economía", asegura.

Cómo empezó

Brandon no siempre fue obeso. En su infancia y adolescecia estaba delgado. "Era muy activo, además estaba en la banda musical y me gustaba tener buen cuerpo", comenta.

Pero pronto tuvo que aprender de los desafíos de mantener un físico saludable. " En nuestra vida estamos expuestos a tanta comida, tanta variedad que es difícil resistirse", dice Richard Weil, director del programa de pérdida de peso del Hospital Monte Sinaí de San Lucas. "No dormimos lo suficiente y cada vez nos quedamos más en casa. Estos factores pueden provocar un aumento de peso con el tiempo", comenta. Una vez que Nutting dejó la banda, la lucha por mantener su peso se hizo real.

"Perdí 35 kg sin hacer dietas fuertes y sin renunciar a la cerveza"

The sun is finally out. #bandcamp #drumline #yotesontour

Una publicación compartida de Brandon Nutting (@nuttingbh) el

Cómo ganó peso

Brandon creció en Florida pero fue a una Universidad de Ohio. "Tenía 18 años y estaba lejos de mi familia y amigos. Eso me llevó a encerrarme en mi habitación y comer mucha comida basura, sobre todo comida rápida que yo no cocinaba. Estaba desarrollando un hábito muy malo para la salud".

El primer año gano tres kilos y en su estancia total en la universidad, alrededor de 35. Según un estudio publicado en 'Journal BMC Obesity', existe una tendencia al aumento de peso el primer año de carrera. El fenómeno es conocido como "Freshman 15". Se incluyeron 22 estudios realizados a 5.549 estudiantes y se descubrió que en un promedio de 5 meses el peso medio que engordaban los estudiantes era de 1,5 kg. El 60,9% de ellos aumentó su peso durante este primer año y acabaron ganando 3,4 kg. La investigación asegura que lo cogieron más rápido que la población general.

"Perdí 35 kg sin hacer dietas fuertes y sin renunciar a la cerveza"

"Hay un par de docenas de genes identificados que afectan al aumento de peso", comenta Weil. Algunos son responsables de esta subida por sí solos, otros interactuan con el entorno para causar estos problemas. Por ejemplo, en una nueva residencia universitaria donde la cafetería está abierta 24 horas los siete días de la semana, puede darse esa predisposición a engordar. Nutting siguió este camino mientras realizaba su postgrado hasta pesar 95 kg.

Cómo lo perdió

"Cuánto más pesaba, peor me sentía", dice el profesor. Cuando terminó sus estudios, consiguió trabajo en la Universidad de Dakota del Sur. Fue un cambio muy grande que daría lugar a otro más importante: "Decidí reducir las porciones y encontrar los alimentos que más me gustaban. Desayunaba huevos por las mañanas y comía con frijoles, salsa picante y arroz. Además añadí el running a mi rutina".

"Un cambio drástico en tu vida, como ir a vivir a otra ciudad o tener otro trabajo, es un disparador para comenzar a actuar", dice Lawrence Chenkin, fundador del centro de control de peso Johns Hopkins. Aunque una transición importante también puede provocar ansiedad y hambre, no tiene por qué ser así. Puede ser muy motivador utilizar una aplicación o un diario de seguimiento para ir revisando tu mejoría.

"Perdí 35 kg sin hacer dietas fuertes y sin renunciar a la cerveza"

Este profesor de Periodismo corre de 4 a 10 kilómetros dos o tres veces a la semana y también practica natación. Corrió su primera maratón hace dos años y a día de hoy sigue desayunando huevos fritos por la mañana. "Estoy casado y ya no puedo escapar del consumo de frijoles con arroz a diario, pero puedo tomar las decisiones correctas. Come mucha ensalada y pollo, pero no hago dietas duras. Además bebo cerveza a diario, sobre todo los sábados viendo el partido. Para mí se trata de que todo esté equilibrado", comenta.

El equilibrio es la clave. Cuando se pierde peso, el estómago produce más grelina, la hormona que nos hace tenerganas de comer. "La razón por la que es tan difícil perder kilos es porque no tenemos un sistema que nos deje morir de hambre", explica Louis Aronne, director del centro de control de peso integral de Medicina Weill Cornell.

"Perdí 35 kg sin hacer dietas fuertes y sin renunciar a la cerveza"

Didn't get much color at the Theta Casa color run 5K.

Una publicación compartida de Brandon Nutting (@nuttingbh) el

Así que cuando te sienta rebelde y tengas hambre usa tu cabeza. "No tienes que ser tan estricto como cuando estás tratando de perder peso, pero sí recordarte a ti mismo que estás cuidando la línea", comenta Cheskin. Un estudio publicado en la revista 'American Jornal of Clinical Nutrition' muestra que las personas que comían frijoles, guisantes o lentejas perdieron bastante peso. Además, la afinidad de Nutting a los huevos es bastante inteligente, ya que tienen muchas proteínas y estas ayudan a preservar la masa muscular mientras adelgaza, por lo que solo se pierde la grasa.

Una rutina de ejercicio constante también es fundamental para el mantenimiento de los músculos y mantener la grasa lejos de nosotros. Todo esto con un poco de fuerza de voluntad, hará que tengas el cuerpo que quieras.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios