¿qué es la nicturia?

Lo que no debes comer para no tener que levantarte al baño por la noche

Los científicos de la Universidad de Nagasaki aseguran que "es el primer estudio que mide la ingesta de sal y cómo afecta a la frecuencia de ir al baño"

Foto: Qué hacer para no despertarse. (iStock)
Qué hacer para no despertarse. (iStock)

Si a menudo te despiertas a mitad de la noche, quizá tengas nicturia. Así, quizá suene raro, pero es más común de lo que piensas. La necesidad de levantarse al baño para ir a orinar es más probable que se produzca a medida que se envejece. Con la edad se va perdiendo el volumen de la vejiga, la posibilidad de retrasar la micción y la fuerza del chorro urinario.

El problema es frecuente entre hombres mayores porque puede producirse por una dilatación de la próstata. Esta ejerce presión sobre la uretra e impide que la vejiga se vacíe totalmente; de ahí la necesidad de ir más veces al cuarto de baño. Puede que ni siquiera sea un problema si te pasa de forma casual, pero si se repite muchas veces, los médicos advierten que el corte y la respectiva falta de sueño que provoca levantarse en mitad de la noche puede conducir a tener estrés, irritabilidad y fatiga.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sin embargo, los investigadores han encontrado que un sencillo cambio en la dieta puede reducir considerablemente el problema. Un equipo de profesores de la Universidad de Nagasaki, cuyo trabajo fue presentado hace unos dias en la Sociedad Europea de Urología en Londres, descubrieron que reducir la sal de los alimentos lleva a la gente a orinar menos. El estudio realizado con 223 voluntarios para reducir sus niveles de sal en sangre en un 25%, consistía en reducir la porción de sal ingerida de 10,7 gramos a 8 en un día y dio como resultado que el número de veces que se iba al baño bajase de 2,3 a 1,4.

Los problemas respiratorios pueden causar una excesiva producción de orina durante el sueño

Al contrario, cuando 98 de los sujetos aumentaron en su alimentación de 9,9 gramos de sal a 11, pudo comprobarse que su necesidad para miccionar aumentaba de 2,3 veces en una noche a 2,7. El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido recomienda que los adultos solo se alimenten con 6 gramos diarios de sal al día.

Ingerir mucha sal es malo para la salud. (iStock)
Ingerir mucha sal es malo para la salud. (iStock)

"Acudir con frecuencia al baño en mitad de la noche es un verdadero problema para muchas personas, especialmente a medida que envejeces", comenta el doctor Tomohiro Matsuo, autor del estudio. "Este trabajo, el primero que mide los efectos de la sal y su relación con la orina, ofrece la posibilidad de que una simple modificación en la dieta pueda mejorar significativamente la calidad de vida de las personas" asegura.

El sodio en la sal juega un papel clave en el mantenimiento del equilibrio correcto de los fluídos en los tejidos y en la sangre. Si se consume mucha, los riñones producen más orina y da como resultado una condición que se llama poliuria o cantidad excesiva de orina. En casos muy graves puede causar edema o inflamación, en el que el fluído es retenido bajo la piel, sobre todo en pies y tobillos.

Algo lógico es que si comemos muchos alimentos salados tendremos más sed y beberemos más líquidos, lo que agravará el problema sustancialmente. El profesor Markus Drake, urólogo de la Universidad de Bristol, comentó que "este es un aspecto importante de cómo los pacientes pueden ayudarse a sí mismos para reducir la cantidad de la micción frecuente".

Aparato para el tratamiento de la apnea del sueño. (iStock)
Aparato para el tratamiento de la apnea del sueño. (iStock)

Un segundo estudio presentado en la misma conferencia descubrió que el tratamiento para la apnea del sueño, que se asocia con los fuertes ronquidos y la falta de oxígeno al cerebro, puede evitar también la necesidad de orinar muchas veces durante la noche. Un equipo holandés demostró que el 65% de los pacientes que utilizaban la máscara de oxígeno durante el sueño redujo un 15% las visitas nocturas al retrete. "Puede parecer sorprendente que los problemas respiratorios puedan cauar una excesiva producción de orina durante el sueño, pero en realidad es un problema muy real", asegura Drake.

Mucho cuidado a partir de los 40

Los efectos de la sal en nuestro organismo empiezan a ser patentes a partir de los 40 años, momento en que muchas personas sufren ya de hipertensión, colesterol elevado, un índice de grasa corporal más alto o cambios metabólicos… Todos ellos pueden ser síntomas de un problema renal por el exceso de sal. Cuanta más sal haya en nuestro organismo, más rápido envejece nuestra piel y más crezcan los problemas en nuestra salud.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios