Ocho comidas que queman grasas y que están en tu despensa

Comer y adelgazar¿Perder peso a través de la comida? Parece ciencia ficción, pero según la nutricionista May Simpkin existen algunos alimentos que permiten que tal fenómeno

Foto: Pimienta negra
Pimienta negra
1 de

Comer y adelgazar

¿Perder peso a través de la comida? Parece una paradoja, pero según la nutricionista May Simpkin existen algunos alimentos que permiten que tal fenómeno suceda.

Ciertos productos pueden ayudar a controlar esos kilos de más acelerando el metabolismo. El secreto está en el así llamado efecto termogénico, es decir, el coste calórico para nuestro cuerpo de procesar los diferentes nutrientes de nuestra dieta. Cuanto más difícil de digerir es el alimento, más calorías quemararemos a la hora de asimilarlo.

El efecto termogénico de los alimentos depende directamente del tipo de comida y de las cantidades ingeridas. Según Simpkin, añadiendo algunos alimentos específicos a una dieta equilibrada se puede crear todo un programa para bajar de peso. Entre ellos se incluyen las posibilidades que a continuación te mostramos.

2 de

1. Proteínas

Las proteínas son nutrientes complejos que requieren más energía que los glúcidos para ser asimilados por el organismo. Si, por ejemplo, decides tomar 300 calorías de carne blanca, cerca del 30% de las mismas podrían ser consumidas durante el propio proceso de digestión.

Una dieta rica en proteínas provoca también que se gane menos peso ya que rebaja la sensación de apetito. Las mismas no solo se obtienen de productos de origen animal, sino de otras fuentes vegetales como la quinoa, el arroz integral o las lentejas.

3 de

2. Guindillas

El compuesto químico clave de las guindillas es la capsaicina, la sustancia que le otorga también su peculiar sabor picante.

La capsaicina estimula los receptores cerebrales que controlan la temperatura corporal. El aumento del calor lleva al organismo a consumir más energía, obligándole a utilizar, si fuera necesario, las reservas almacenadas en los tejidos adiposos. Además de inhibir la proliferación de células grasas inmaduras, o pre-adipocitos, la capsaicina estimula su muerte celular programada (apoptosis).

4 de

3. Cereales y vegetales

Los carbohidratos complejos, como los de la avena, el arroz integral o la quinoa, tienen altas cantidades de fibra que el intestino no puede digerir. El esfuerzo que el cuerpo realiza, impone un extra de energía para procesarlos.

Cualquier programa de pérdida de peso contiene vegetales. Entre ellos destacan las así llamadas verduras de hoja como las espinacas, la rúcula, el berro, el kale o el repollo. Todos ellos tienen altas cantidades de fibra insoluble, como ocurre también con las manzanas y las peras, que generan sensación de saciedad.

5 de

4. Pimienta negra

La piperina es un alcaloide que se encuentra en la capa externa del fruto de la pimienta negra y le da un sabor picante y al mismo tiempo amargo.

Según un estudio publicado en el ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry’, la piperina podría bloquear la formación de células de grasas y reducir sus niveles en el torrente sanguíneo.

6 de

5. Jengibre

Sus rizomas son tiernos, jugosos y carnosos con un sabor muy potente que está provocado por el gingerol, una sustancia con una composición muy parecida a la de la capsaicina y la piperina. En Asia se suelen conservar los rizomas en vinagre como aperitivo o se añaden como ingrediente a los platos, mientras que en Occidente lo tenemos muy presente en algunos dulces, como las tradicionales galletas o la bebida ‘ginger ale’.

Al igual que la capsaicina y la piperina, el gingerol acelera el metabolismo. Algunas investigaciones sugieren también que el gengibre puede ayudar a reducir la sensación de apetito.

7 de

6. Ajo

Los beneficios para la salud del ajo son tan conocidos como su intenso olor. Un estudio llevado a cabo en roedores demostró que si se les forzaba a llevar una dieta rica en azúcares y carbohidratos, estos apenas ganaban peso si se les administraba al mismo tiempo en sus comidas la así llamada alicina, uno de los principales compuestos del popular condimento.

8 de

7. Mostaza

Las semillas de esta planta, que solemos tomar combinadas con otros ingredientes en salsas, contienen multitud de nutrientes como selenio, fibra, proteínas, fósforo, manganeso, hierro y calcio.

Científicos del Instituto Politécnico de Oxford descubrieron que bastan cinco calorías de mostaza para acelerar el metabolismo en un 25%. De nuevo la capsaicina, presente en ella, es uno de los principales causantes a los que se añaden el isoticianato de alilo (el “demonio” del wasabi) y ciertos fitoquímicos causantes todos de su particular sabor.

9 de

8. Té verde

El té es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. Entre sus variedades, el té verde es la más popular. Las hojas de esta planta que empleamos en infusiones están cargadas de polifenoles asociados a la prevención de acumulación de grasas y al incremento de la temperatura corporal que provoca un mayor consumo de calorías.

El té verde posee también cafeína, compuesto al que se le ha atribuido un cierto efecto lipolítico o “quema grasas”. Un ingrediente típico de muchos complementos para adelgazar.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios