señales a tener en cuenta

Los síntomas del cáncer más devastador: el asesino silencioso del páncreas

Debido a falta de avances en los métodos para el diagnóstico, se estima que el número de fallecimientos por cáncer de páncreas aumentará un 28% para 2026.

Foto: La mayoría de los pacientes son diagnosticados demasiado tarde para tener la oportunidad de recibir cirugía, el único tratamiento realmente eficaz. (iStock)
La mayoría de los pacientes son diagnosticados demasiado tarde para tener la oportunidad de recibir cirugía, el único tratamiento realmente eficaz. (iStock)

Hasta ahora, el cáncer de páncreas se ha considerado como una enfermedad relativamente rara, pero también una de las más letales. Por eso, el anuncio de la organización Pacreatic Cancer de Reino Unido ha elevado la voz de alarma: un nuevo análisis revela que el de páncreas está destinado a ser uno de los cuatro cánceres más mortíferos -por detrás de los de pulmón, intestino y próstata- en menos de una década. El número de fallecimientos por esta enfermedad, estiman, aumentará un 28% para 2026.

La organización señala una única causa: la “inaceptable” falta de avances en los métodos para el diagnóstico temprano. Y es que la gran mayoría de los pacientes son diagnosticados demasiado tarde para tener la oportunidad de recibir cirugía, el único tratamiento realmente eficaz.

La incidencia de este tipo de cáncer ha aumentado constantemente desde los años 50

Pongamos una cara conocida a la enfermedad. El actor Patrick Swayze, famoso por protagonizar 'Dirty Dancing' o 'Ghost', descubrió que padecía cáncer de páncreas en una fase cuatro (muy avanzada) de la enfermedad. A los 57 años, Swayze era lo suficientemente joven como para que su muerte sorprendiese a la opinión pública. La mayoría de los que reciben su diagnóstico no viven más de un año; Swayze sobrevivió 20 meses.

La incidencia de este tipo de cáncer ha aumentado constantemente desde los años 50. En España murieron en 2012, según el último estudio de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), 5.720 personas como consecuencia de esta enfermedad. “Es crucial que el Gobierno y otros importantes patrocinadores hagan de la investigación del cáncer de páncreas una prioridad”, advierte Alex Ford, director ejecutivo de Pancreatic Cancer.

Debido a la profundidad del páncreas, los tumores no se suelen detectar pronto. (iStock)
Debido a la profundidad del páncreas, los tumores no se suelen detectar pronto. (iStock)

Diagnosticar el cáncer de páncreas es difícil, principalmente porque sus síntomas suelen mostrarse de forma vaga, no muy definida. La American Cancer Society advierte en su web que el páncreas se encuentra en una zona profunda del cuerpo, por lo que los tumores tempranos no pueden ser vistos ni sentidos durante exámenes físicos rutinarios. Por lo general, los pacientes no son conscientes de los síntomas hasta que el cáncer ya se ha extendido a otros órganos.

En este momento, no se recomiendan pruebas de detección ni exámenes para las personas que tienen un riesgo medio (que no tengan síntomas ni historial personal o familiar). La American Cancer Society señala que esto se debe a que, desgraciadamente, no se ha demostrado que estas pruebas rutinarias disminuyan el riesgo.

Las señales de esta enfermedad, denominada el cáncer silencioso, son escurridizas y confusas. Por esa razón, listamos los síntomas del cáncer pancreático más común (del tipo adenocarcinoma, que empieza en las células glandulares), según la web americana especializada en salud 'WebMD':

El lugar, importa

Este tipo de cáncer tiende a ser silencioso e indoloro. Cuando se noten los síntomas, es probable que ya se haya extendido fuera del páncreas. En este punto, los síntomas dependerán del lugar del cáncer en el páncreas.

  • El cáncer en la cabeza del órgano (un 60% de los casos según la SEOM) tiende a causar: pérdida de peso, ictericia (coloración amarillenta de la piel), orina oscura, heces con un color demasiado claro, picazón, náuseas, dolor abdominal, dolor de espalda y ganglios linfáticos agrandados en el cuello.

  • En cambio, si se da en el cuerpo o en la cola del órgano, usualmente causará dolor de estómago o de espalda y pérdida de peso. En estos casos, los síntomas son más tardíos.

Síntomas gastrointestinales

Debido a que esta enfermedad crece alrededor de partes importantes del sistema digestivo, predominan los síntomas gastrointestinales.

  • Dolor abdominal: más de un 80% de los pacientes lo experimentan. Se suele intensificar después de comer o mientras se está acostado.

  • Hinchazón: sensación de saciedad temprana, e incómoda, tras las comidas.

  • Náusea.

  • Diarrea.

  • Heces de color pálido: el hígado secreta sales biliares en las heces, dándoles su color marrón. Si el cáncer bloquea el conducto, las heces pueden volverse más pálidas o de color arcilla. También la orina puede volverse más oscura.

Predominan los síntomas gastrointestinales. (iStock)
Predominan los síntomas gastrointestinales. (iStock)

Síntomas en todo el cuerpo

Cuando el cáncer se expande, suele afectar a todo el cuerpo.

  • Pérdida de peso.

  • Malestar.

  • Pérdida de apetito.

  • Azúcar elevado en sangre. Como el cáncer perjudica a la capacidad del páncreas de producir insulina, hay personas que desarrollan diabetes. Pero, ojo, la mayoría de personas con diabetes no tienen cáncer pancreático.

Síntomas en la piel

  • Ictericia: como el cáncer bloquea el conducto que libera la bilis en el intestino, la piel y los ojos se amarillentan.

  • Picazón: por todas partes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios