cuidar el medio ambiente está en tu mano

Los hábitos con los que conseguirás ser más sostenible en tu día a día

Te preocupas por el medio ambiente, pero a veces puede ser complicado. Sin embargo, en tu día a día hay un montón de acciones con las que ser sostenible casi sin darte cuenta

Foto:

Eres un animal de costumbres. Desde que apagas el despertador cada mañana hasta que te acuestas por la noche, tu vida está plagada de rutinas que se repiten un día tras otro. Comer, comprar, encender la luz, cerrar un grifo, lavarte los dientes… Hay muchas más acciones de las que te imaginas, y todas ellas tienen un impacto en el mundo que nos rodea, pero ¿y si intentas hacerlas de forma más sostenible?

Desde hace unos años, todas las empresas están empezando a aplicar una política de responsabilidad social corporativa (RSC) para tratar de mejorar aspectos económicos, sociales o ambientales con su actividad, pero las personas también podemos contribuir al bienestar general del planeta y de las futuras generaciones. Además, es muy posible que veas gran cantidad de beneficios para ti mismo en estos pequeños consejos: conseguirás ahorrar, cuidarte y sentirte realizado.

1. Utiliza el transporte público

Parece que las teorías sobre el calentamiento global se han convertido en un mito, sin embargo, según un estudio publicado en la revista 'Science', por cada tonelada de dióxido de carbono que una persona emite en cualquier parte de este planeta, desaparecen tres metros cuadrados de hielo ártico en verano. Una buena práctica es evitar el coche en la medida de lo posible y utilizar el transporte público. Además de contribuir con el medio ambiente, podrás ahorrar en gasolina o aparcamiento y ahorrarás tiempo en atascos.

Está claro que muchas de las toneladas de gases contaminantes que se vierten a la atmósfera vienen de empresas y fábricas. El compromiso, no solo de los gobiernos sino de las propias compañías, es fundamental. Unilever, por ejemplo, ha reducido en un 62% el volumen de CO2 por consumo de electricidad en comparación con 1995.

2. Planta un huerto

Las posibilidades de tener tu propio huerto en casa lógicamente dependerán mucho del espacio disponible. Si tienes un gran jardín, puedes dedicar una parte a plantar diferentes vegetales. En cambio, si vives en un piso más pequeño, tu mejor opción serán las macetas. Por ejemplo, con plantas para condimentar tus platos, como albahaca o romero.

Esta práctica, más que sostenible en sí misma, es fundamental para crear conciencia y compromiso con el medio ambiente, además de convertirte en un ciudadano más responsable con el consumo. Es una actividad perfecta para implicar también a los más pequeños de la casa y enseñarles desde la infancia la importancia de cuidar el entorno para disfrutar de todas sus ventajas.

3. Ahorra agua

Aunque no vivas en una zona especialmente seca, no malgastar el agua es una acción sostenible de la que has oído durante toda tu vida, no solo porque se incremente la factura, sino porque es una forma directa de castigar al medio ambiente. Las maneras de hacerlo son relativamente sencillas, pero también requieren un compromiso. Por ejemplo, ducharte durante cinco minutos, el tiempo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ahorra 3.500 litros al mes.

Si utilizas la lavadora y el lavavajillas siempre con una carga máxima podrás ahorrar un 50% de agua cada mes; las cisternas inteligentes con doble pulsador pueden ahorrar hasta seis litros en cada uso; puedes instalar dosificadores en tus grifos y regar de noche, ya que la tierra retiene mejor el agua al hacer menos calor. Además, si cierras el grifo mientras te enjabonas cada vez que te duchas, ahorrarás 150 litros.

4. Envases ‘eco-friendly’

Cada habitante genera 459 kilos de basura al año. La culpa de esta elevada cifra es el aumento de envases que se ha producido en los últimos años. Lo más sostenible es que intentes comprar alimentos con el mínimo envase posible. Las marcas empiezan a concienciarse de este problema y buscan cada vez más soluciones.

Unilever, a través de Dove, fue una de las primeras compañías en utilizar aerosoles comprimidos, lo que permite introducir más producto en el mismo envase y reduce la emisión de carbono por envase en un 255.

5. Hogar verde

¿Sabías que tu hogar tiene un potencial de ahorro del 23,2%? Según datos del 'Noveno índice de eficiencia energética en el hogar', elaborado por Gas Natural Fenosa, tu casa podría ser más rentable mejorando los hábitos y el equipamiento. Esta decisión, además de ahorrar, reduce el impacto en el medio ambiente.

Aunque se trata de una medida a medio/largo plazo, comprar electrodomésticos de clase A+++ es una inversión que te permitirá ahorrar hasta 200 euros al año —y además son mucho más sostenibles—. Por supuesto, también es muy efectivo utilizar bombillas de bajo consumo o mantener el aire acondicionado a 25º en verano.

6. Oficina sostenible

Probablemente la oficina sea, después de tu casa, el lugar donde pasas más horas. Ya hay gran cantidad de empresas que han instaurado la dinámica de trabajar al 100% en digital y por tanto evitar la impresión constante e injustificada de papel. Si no es tu caso, seguramente muchas decisiones las tomarán tus superiores, pero todavía hay muchos gestos que puedes tener para seguir con tu propósito de ser sostenible.

Uno de los más importantes es que tú mismo controles el papel que gastas. Si es imprescindible imprimir un documento, utiliza ambas caras de la hoja. De un árbol salen unos 12.000 folios, así que de esta forma podrás duplicar su capacidad. También es importante mantener el aire acondicionado a una temperatura razonable, apagar las luces cuando seas el último en salir y si es posible, utilizar la escalera, evitarás el gasto energético constante de los ascensores y te ayudará a mantener la forma física.

7. Recicla, reutiliza, reduce

Con la cantidad de envases que nos rodean hoy en día, reciclar y separar la basura tiene especial importancia, puesto que ayuda a reducir el consumo de energía y, por tanto, las emisiones de gases. Parece que los españoles somos bastante sostenibles en estos términos ya que, por ejemplo, el 78% separa el vidrio de la basura, según Ecovidrio.

El compromiso de algunas empresas también puede ayudarnos, y en ocasiones apostar por las marcas más sostenibles también contribuye a cuidar el planeta. Unilever, a través de su marca Domestos, ha conseguido ahorrar 1.000 toneladas de plástico al año al reducir en un 15% la cantidad de este material en sus envases.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios