el futuro del mercado laboral

Lo que hay que tener para conseguir trabajo en 2020: las habilidades indispensables

Educadores, gobiernos y empresas tendrán que ser proactivos para beneficiarse de la revolución que se aproxima: un 35% de las aptitudes hoy bien consideradas cambiarán

Foto: Los trabajadores que combinen habilidades técnicas con sociales serán los más demandados. (iStock)
Los trabajadores que combinen habilidades técnicas con sociales serán los más demandados. (iStock)

En menos de cinco años, más de un tercio de las habilidades que hoy se consideran importantes en el trabajo habrán cambiado. Nos encontramos a punto de comenzar la cuarta revolución industrial, que transformará nuestra manera de vivir y trabajar. La industria 4.0 traerá consigo robots, inteligencia artificial, impresión 3D, transporte autónomo, avances en biotecnología y descubrimientos en genómica. Y, con todo ello, se avecinan cambios drásticos en el mercado laboral.

“Algunos cambios globales están destinados a transformar la naturaleza del trabajo durante la próxima década”, asegura Devin Fidler, director de investigación del Instituto del Futuro, una organización sin ánimo de lucro centrada en hacer predicciones a largo plazo.

Dos tercios de los estadounidenses creen que en 50 años los robots y ordenadores harán gran parte del trabajo humano, pero una mayoría significativa, un 80%, espera que sus trabajos sigan existiendo. Algo no cuadra. Un estudio reciente del Foro Económico Mundial estima que cinco millones de personas perderán sus trabajos por la automatización industrial, y que el número seguirá creciendo. Los trabajos que en su momento parecían apuestas seguras —los trabajadores de oficina, el personal administrativo, el sector manufacturero e incluso los trabajos relacionados con el derecho— serán los más afectados, según el informe.

Un 65% de los niños que ingresen en la escuela primaria acabará trabajando en puestos que ni siquiera existen hoy en día

Un 65% de los niños que ingresen en la escuela primaria, señala Cathy N. Davidson, profesora en la Universidad de Duke, acabará trabajando en puestos que ni siquiera existen hoy en día. La buena noticia es que esos mismos avances tecnológicos crearán 2,1 millones de puestos de trabajo. Sin embargo, es poco probable que los trabajadores manuales o de oficina que se encuentren en el paro cuenten con las habilidades que demandará el mercado del futuro. La mayoría de estos puestos se concentrarán en áreas como la informática, las matemáticas, la arquitectura y la ingeniería.

“Si no se gestiona la transición a corto plazo y se construye una fuerza de trabajo con las habilidades del futuro, los gobiernos tendrán que hacer frente al desempleo y a una desigualdad cada vez mayor, y las empresas tendrán que sobrevivir con cada vez menos clientes”, afirma Klaus Schab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial.

Se estima que cinco millones de personas perderán sus trabajos por la automatización de la industria. (iStock)
Se estima que cinco millones de personas perderán sus trabajos por la automatización de la industria. (iStock)

Para mantener el ritmo, los nuevos trabajadores tendrán que reajustar sus aptitudes. Educadores, gobiernos y empresas deberán ser proactivos para beneficiarse de la revolución que se aproxima: un 35% de las habilidades hoy bien consideradas cambiarán. Muchos se sorprenderán al conocer que las habilidades 'blandas' que aprendemos en preescolar serán cada vez mejor valoradas, según argumenta David Deming, profesor asociado de Educación en la Universidad de Harvard. Y es que el lugar de trabajo moderno, en el que la gente se mueve entre roles y proyectos diferentes, se parecerá mucho a las aulas de preescolar.

En general, se valorarán mucho más las competencias sociales, como la persuasión, la inteligencia emocional y la enseñanza. Ya que las máquinas se apropiarán de los trabajos meramente técnicos, los trabajadores que combinen aptitudes técnicas con sociales serán los más demandados.

Las habilidades que los trabajadores necesitarán para prosperar en 2020:

1. Resolución de problemas complejos.

2. Pensamiento crítico.

3. Creatividad.

4. Gestión de personas.

5. Coordinación con otras personas.

6. Inteligencia emocional.

7. Buen juicio: saber tomar decisiones.

8. Orientación al servicio: entender las necesidades de los clientes y buscar la forma de mejorar su satisfacción.

9. Negociación.

10. Flexibilidad cognitiva: capacidad para cambiar de pensamiento alrededor de dos conceptos diferentes, y pensar en múltiples conceptos a la vez.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios