las claves

Estás en un reunión para hacer networking: cómo identificar a quién acercarte

Vas a reuniones de trabajo y a eventos para hacer buenos contactos, pero estás un poco perdido y no sabes distinguir a las personas relevantes. Aquí tienes una guía básica

Foto: 'Caza' al líder y acércate a él. (iStock)
'Caza' al líder y acércate a él. (iStock)

Sueles ir a congresos y a reuniones de trabajo y networking. Ves a muchas personas. Hablan entre ellas. Algunas se conocen y otras no, pero todo el mundo está ahí para lo mismo: hacer contactos. ¿El problema? Eres muy novato en el tema y no sabes muy bien a quién debes acercarte para conseguir tu objetivo. Eso mismo le pasó a Jon Levy, quien afrontó sus miedos y consiguió crear una red de contactos de hasta 900 personas. Los integrantes del círculo de Levy son muy distinguidos e interesantes, y van desde premios Nobel a atletas olímpicos.

El consultor e investigador de la conducta humana ha plasmado en su libro 'The 2 AM Principle' los secretos que él siguió para acercarse a las personas indicadas en cada evento al que asistió. Atento:

1) Acércate a grupos que se estén riendo

Las risas suelen brillar por su ausencia en eventos de networking, pero siempre hay un grupo de personas que parece estar pasándoselo en grande. Hacen bromas entre ellos y se oyen hasta carcajadas. Debes localizar a este grupo y acercarte a él. Son personas divertidas que se llevan bien entre ellas y su actitud distendida refleja que están a gusto en la reunión, es decir, que ya han acudido a suficientes.

Has de fijarte en aquel que tenga más estilo y cuya ropa parezca más cara. Si destaca por eso, es importante y te conviene acercarte a él

2) Acércate a quien todos miren de reojo

En estos eventos se suelen hacer grupitos. Las personas hablan entre ellas pero siempre miran de reojo a otra de otro grupo, que suele ser el más importante. Para que nos entendamos, es como si un famoso se toma un café en un bar: nadie se acerca pero todo el mundo le mira discretamente porque es una persona reconocida e importante. Pues lo mismo ocurre en estas reuniones. Identifica a quien mira todo el mundo, acércate y preséntate.

3) Arrímate al mejor vestido

La vestimenta revela mucho sobre la clase de la persona en cuestión. Por ello, has de fijarte en aquel que tenga más estilo y cuya ropa parezca más cara. Si destaca por eso, es importante y te conviene acercarte a él.

4) A quien apunten los pies de las personas de un grupo

Cuando un grupo de personas está en círculo charlando, normalmente dirigen su atención hacia un individuo en particular. Si no conscientemente, sí de forma inconsciente: sus pies apuntan hacia el líder de la charla. "Me he dado cuenta de que en estas reuniones la gente se dirige a la persona que tiene más clase social o es el líder", destaca el autor en el libro.

La clase de gente a la que te debes acercar

Ya has visto cómo hacer contactos en un evento. Ahora te detallamos las cualidades que tiene toda persona que es muy exitosa y con quien deberías juntarte o, al menos, entablar relación. Estos son los rasgos que comparte la gente importante:

1) Nunca le verás perdiendo el tiempo

Si hay algo que todos tenemos en común es que nuestros días duran lo mismo: 24 horas. Este tiempo será más o menos productivo en función de cómo y en qué lo invirtamos. Las personas exitosas siguen una premisa: sacrifican horas de su día en las que podrían estar ociosos para realizar aquellas tareas verdaderamente importantes.

Un triunfador, por ejemplo, preferiría dedicar una hora de su tiempo libre a leer un libro en vez de tumbarse en el sofá y ver el 'reality' de turno. La primera opción es siempre más rentable, mientras que la segunda no aportará nada al individuo, más que una pérdida de su valioso tiempo.

2) Tiene personalidad

Todos tenemos nuestras opiniones y creencias acerca de las personas y cosas que nos rodean. La gente exitosa también, pero son capaces de seleccionar solo aquello que les interesa, que les hace crecer, que suma y no resta. Los triunfadores aceptan todo tipo de opiniones y teorías de numerosos campos, pero solo creerán aquello que les haga sentir mejor, aunque vaya en contra de ellos mismos y de sus creencias.

3) Siempre está ocupado

En el libro 'Daily Rituals: How Artists Work' se examinan los hábitos de trabajo de diferentes escritores, artistas y científicos, y se llega a la conclusión de que todos tienen un ritmo incesante de trabajo. Así, se afirma en el libro: “De un modo u otro, todos los grandes hombres acaban pareciéndose. Nunca dejan de trabajar. Nunca pierden un minuto”.

Los triunfadores aceptan todo tipo de opiniones y teorías de numerosos campos, pero solo creerán aquello que les haga sentir mejor

Lo mismo sucede con los hombres de negocios. En el libro 'Managing with Power: Politics and Influence in Organizations' se cita un estudio realizado por John Kotteren el que se observó que los principales jefes de la industria trabajaban unas diez horas al día. La capacidad de trabajo –para la que se requiere fuerza y energía– resulta ser fundamental en las personas de éxito.

4) Siempre parecen estar repletos de energía

Las personas exitosas no son superhéroes ni toman ningún polvo mágico, pero siempre están repletos de energía. La motivación no es una emoción que surja por sí sola, hay que provocarla con los pensamientos adecuados. Los campeones lo saben bien, por eso encuentran cosas que les impulsen cada día.

5) Tiene muchos contactos

Nadie llega a la cabeza solo, y tener una buena red de contactos y amigos es fundamental para triunfar. Haz que la gente esté a gusto a tu alrededor, sé sociable, invita a cenar, quédate con los nombres, haz amigos. Si eres amable y simpático con los demás, estos terminarán por devolverte el buen gesto.

6) Tiene una agenda, y la cumple

Puedes pensar que haces todo lo correcto: que comes sano, vas al gimnasio lo suficiente por semana, que dedicas muchas horas a trabajar, que ya no bebes tanto alcohol... pero podría no ser así. Cuando nos metemos en una dinámica, solemos ver solo aquello que queremos ver. Nos dejamos llevar por las impresiones y creencias. Y la gente exitosa no es una excepción.

¿Qué hacen los triunfadores para saber exactamente que están siguiendo el camino correcto y no se han desviado? Apuntan todo. Un registro diario les ayuda a saber cuánto tiempo dedican a cada tarea y cómo está siendo la evolución de sus hábitos, tanto malos como buenos. Los hay, incluso, que se hacen un gráfico para ver si la curva resultante es lo bastante parecida a sus expectativas.

7) Su oficina, coche, casa... siempre está reluciente

Nunca verás al director de un banco con el piso sucio y la habitación desordenada. Tampoco a un presidente ni al jefe de tu empresa. Son personas exitosas, y triunfo y suciedad no encajan nunca. Estos individuos mantienen su apartamento limpio y cuidado. Si por alguna razón lo desordenan, de inmediato lo dejan como estaba. Tener todo en su sitio y en buen estado hace que se sientan bien, y por ello creen que merece la pena el tiempo que invierten.

8) Es educado y agradecido

Las personas exitosas siempre dan las gracias cuando es necesario, tanto a las que les rodean como al universo por tener lo que tienen. La mayoría de estos sujetos triunfadores han recorrido un importante y tedioso camino para llegar a donde están, por eso su actitud ante la vida siempre es de agradecimiento. Esto hace que vean como especiales y sorprendentes todo lo que les rodea, incluso las cosas más simples, como tener comida en la nevera o poder disfrutar de un café en el bar de la esquina.

Nunca verás al director de un banco con el piso sucio y la habitación desordenada. Son personas exitosas, y triunfo y suciedad no encajan nunca

9) Es disciplinado

Si has dicho que ibas a acabar el informe hoy, hazlo. Si has dicho que ibas a ir al gimnasio a las ocho, hazlo. Si te has dicho que ibas a recoger la casa, hazlo. El éxito va intrínsecamente ligado a cumplir con aquello que te has propuesto. Solo uno de cada 100 acaba haciendo lo que tenía planeado en un principio. Haz lo que dijiste que harías, no importa qué sea.

10) Se cuida y viste bien

No nos referimos a que te dejes el sueldo en productos de belleza, ropa o videojuegos. Sino a que compres revistas de tu área o interés, que te apuntes a clases de idiomas o de pintura, que te lo gastes en libros... todo aquello que sume. Al menos eso es lo que hacen los triunfadores, y les va genial.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios