Más minutos: más placer

Trucos para durar más en la cama, según el experto que más sabe

Ian Kerner, autor de algunos libros superventas, sufría de eyaculación precoz. Sirviéndose de su experiencia, cuenta ahora algunas técnicas para aguantar más haciendo el amor

Foto: Ellas alcanzan el éxtasis más tarde. (iStock)
Ellas alcanzan el éxtasis más tarde. (iStock)

5,4 minutos, ese es el tiempo de media que duran las relaciones sexuales según un estudio llevado a cabo en Holanda entre hombres y mujeres de muy diversas nacionalidades. Tú, por supuesto, estás muy por encima de eso... ¿O no será que te dejas llevar por esos momentos de placer y pierdes la noción de todo? ¿Acaso la hora larga que crees que ha durado el encuentro habrá sido, en realidad, cosa de pocos minutos?

La media señalada tiene poco tiene que ver con lo que verdaderamente desea la mayoría. Cuando hace algunos años el experto en salud Keith Ablow realizó una encuesta entre los espectadores de 'Fox News', el 80% de los hombres y las mujeres declararon que les gustaría tener de sexo durante al menos media hora.

El sexo está plagado de fantasías. ¿La duración forma parte de ellas? Ian Kerner es un psicólogo y sexólogo que reconoce que aguantar en la cama ha sido para él algo siempre complicado: "A veces alcanzaba el clímax antes de quitarme los boxer, así que me olvidé del sexo. Evité las citas. Los momentos de intimidad significaban para mí una humillación y un recibo más de la tintorería".

Experimenta la sensación que se produce antes de llegar al orgasmo sin llegar a eyacular

No es necesario ser un portento en la cama, pero también es cierto que pasar por situaciones como la de Ian pueden acabar destruyendo la vida sexual de muchos. Su problema le llevó a transformarse en terapeuta sexual y a escribir el libro 'She comes first' ("Las damas primero") para ayudar a los hombres a incrementar la duración y, por consiguiente, mejorar su vida sexual. En la revista 'Men's Health' el experto ha publicado varios de sus consejos. Te aseguramos, ya de manera anticipada, que algunos de ellos no están exentos de controversia.

Controla los miniorgasmos

Practica la masturbación hasta llegar al límite del momento de la eyaculación, sin pasar de ahí. Es la técnica conocida como "comenzar-parar".

El orgasmo masculino se compone de dos fases: la primera en la que el semen se carga en la uretra, y la eyaculación propiamente dicha. Experimenta esta sensación derivada de las pequeñas contracciones que se dan en la pelvis, pero sin llegar nunca a eyacular.

Pide a tu chica que utilice tu miembro como un consolador. Te sorprenderá lo que puede hacer con él

Conseguir llevar a cabo este método durante una relación es algo más complicado, pero con un poco de práctica no es difícil de conseguir.

Usa tu miembro como si fuera un consolador

Los juguetes sexuales están pensados para adaptarse a la fisonomía de la mujer y se puede aprender mucho de ellos.

Aunque parezca obvio, no está mal recordar que el pene no solo sirve para penetrar. Invita a tu chica a juegue con él como si tuviera un vibrador. Te sorprenderá lo que ella puede hacer.

Se pueden practicar también posiciones en las que haya un gran contacto, pero sin penetración propiamente dicha. En el caso de que esta se realice, existen posturas con las que el hombre puede sentir un grado de estimulación no muy alto y experimentar con ellas para que el encuentro dure más.

El espray mágico

Según el estudio holandés del que hablábamos al inicio, ni la utilización de condones ni el hecho de que el hombre esté, o no, circuncidado parece que tenga resultados significativos por lo que respecta a la duración.

Existen, sin embargo, aerosoles con lidocaína específicamente dirigidos a retardar la eyaculación. Dichos productos se tienen que aplicar sobre el miembro unos minutos antes de entrar en acción. Los esprays insensibilizan la zona sobre la que se pulverizan, rebajando la sensación. Esta práctica resulta controvertida y no todos los expertos la apoyan, ya que el objetivo primordial de un encuentro sexual debería ser el placer.

(iStock)
(iStock)

Según un estudio llevado a cabo por el propio Kerner, los esprays con lidocaina aumentaban de manera significativa el tiempo que el hombre aguantaba en la cama. El experto recomienda probarlo antes con la masturbación para valorar cuantas pulverizaciones (una, dos o tres) pueden funcionar mejor, dependiendo de la persona. Además de los esprays existen cremas retardantes que utilizan el mismo compuesto.

Utiliza la química

Más polémica aún es la última propuesta de Kerner ya que el sexólogo se atreve a sugerir la utilización de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) como una posible opción. Se trata de compuestos empleados típicamente como antidepresivos y entre ellos está la sertalina (Zoloft), la fluoxetina (Prozac) o la paroxetina (Paxil).

Recuerda que hay una solución siempre eficiente: "las damas primero". Hasta en la cama se puede ser un verdadero caballero

Ni siquiera para casos más serios, como el tratamiento de la eyaculación precoz, las autoridades sanitarias internacionales, como la 'US Food and Drug Administration', reconocen el uso de un medicamento concreto. Así que considera este punto con mucho cuidado. No emplees estas opciones sin consultar a un especialista y plantéatelas solo si existen graves problemas de eyaculación. Además, estos medicamentos no se entregan en las farmacias sin receta médica.

Anexo de trucos

Aparte de las cuatro recomendaciones del experto, existen pequeñas estrategias que no queremos dejar pasar: pensar en cosas que nada tienen que ver con el orgasmo durante el coito, mejorar la duración practicando a través de la masturbación, limitar la ingesta de algunos alimentos como la carne, cambiar frecuentemente de posición o ejercitar el músculo pubococcígeo están entre ellas.

Según la psicóloga Vanessa Marin “aguantar cinco minutos es un tiempo bastante estándar para la mayoría de los hombres mientras que ellas requieren alrededor de 20 minutos para tener un orgasmo”. Hombres y mujeres tenemos ritmos distintos, y si tanto te preocupa no conseguir dejar satisfecha a tu chica, recuerda que hay una solución de verdad eficiente: "las damas primero". ¡Hasta en la cama existen ocasiones para ser todo un 'gentleman'!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios