trabajarás todo tu cuerpo

Esquí, el deporte con el que quemas 735 calorías por hora

Si con el frío te da pareza hasta ir al gimnasio y solo quieres divertirte, no te preocupes. Hemos encontrado la actividad física perfecta para ti: el esquí

Foto: Correr es de cobardes. Pásate al esquí. (iStock)
Correr es de cobardes. Pásate al esquí. (iStock)

Con el frío te da mucha pereza hacer cualquier cosa que requiera cierto esfuerzo físico. Salir a hacer la compra, a tomar unas cañas o de cena. Con lo a gustito que estás en casa... Bueno, y del deporte ya ni hablamos. El gimnasio tiene un pase, y por lo menos estás acompañado. Pero el ejercicio al aire libre, pfff. Solo de pensarlo se te pone la piel de gallina.

Te entendemos, creenos, pero has de saber que es hora de cambiar el chip. Tienes que empezar a salir a la calle a aprovechar el día, y a perder esos kilos de más que llevas arrastrando desde verano. Cuanto antes empieces, mejor, que en nada llegan las comilonas de Navidad y no te conviene sumar gramos a tu 'body'. Para animarte te damos una cifra: 735. Es el número de calorías que quemarás por hora solamente haciendo esquí, revela 'Men's Health'. Si nunca lo has probado, o si hace mucho que no vas a surfear la nieve, ahora es tu momento. Te lo pasarás en grande y además se te quedará un cuerpazo de escándalo. ¿Y qué mejor manera para recibir al 2017? Es uno de los deportes más exigentes a nivel físico que existen, pues todo tu cuerpo se ve implicado.

Además de ayudarte a adelgazar (puedes perder hasta 2,5 kilos en una semana), el esquí proporciona numerosos beneficios para todo tu cuerpo

Bethony Garner, del Ski Club de Gran Bretaña, asegura en 'Daily Mail' que cuanto más empinada sea la pendiente, más calorías quemarás solo porque tu cuerpo tiene que trabajar más duro para mantener el equilibrio. Además, al estar expuestos a temperaturas bajo cero elevarás tu propia temperatura corporal, lo que te ayudará a adelgazar mucho más rápido.

Beneficios de esquiar

Además de ayudarte a adelgazar (puedes perder hasta 2,5 kilos en una semana), el esquí proporciona numerosos beneficios para todo tu cuerpo: tonifica tu abdomen, mejora tu sistema inmunitario e incluso puede ayudarte a superar la depresión. Atento:

  • Tonifica tu tripa

Esquiar se basa en mantenerse firme mientras desciendes por una pendiente resbaladiza. Para equilibrarte, utilizas sobre todo la zona central de tu cuerpo, aquel que abarca desde los lados de la columna vertebral y termina en tu pelvis. Estos músculos estomacales son la clave para esquiar de forma correcta y para adelgazar. Al contraerlos, se fortalecen y actúan de corsé, aplanando significativamente tu tripa.

  • Mejora tu sistema cardiovascular

Aunque seas principiante, el esquí te ayuda a mejorar tu sistema cardiovascular, es decir, aumentas tu ritmo cardiaco y a la vez tu circulación sanguínea, lo que aporta más nutrientes y oxígeno a tus tejidos y ayuda a eliminar los desechos de tu cuerpo más rápidamente. Esquiar también implica que tus músculos sean capaces de atraer más oxígeno y sangre, produciendo más capilares y ayudando a los primeros a expandirse. Todo ello lleva unido un aumento del gasto calórico.

Para notar los beneficios te bastará con esquiar media hora sin parar, asegura Garner. "El esquí es bueno tanto para los esquiadores experimentados como para los principiantes porque trabaja los grupos musculares principales. Además, los inexpertos tienden a subir la pendiente en lugar de usar un remonte, lo que convierte este deporte en un buen entrenamiento en general", añade.

  • Trabajas todo el cuerpo

Trabajas la zona abdominal, pero también el resto de grupos musculares, especialmente los muslos internos y externos, los isquiotibiales y los músculos de las nalgas, que son utilizados al estar en cuclillas. Los brazos y la espalda también se ven implicados en el proceso al llevar los palos de esquí.

Aunque seas principiante, el esquí te ayudará a mejorar tu sistema cardiovascular, lo que aportará más nutrientes y oxígeno a tus tejidos

"Utilizas los tríceps (parte trasera de los brazos), los bíceps (frente de los brazos), los omoplatos y la parte inferior de la espalda, para controlar su velocidad y dirección", dice Corinne Thompson, de la cadena de gimnasios David Lloyd.

Qué comer para adelgazar esquiando

Aunque esquiar sea un ejercicio muy completo y tonificante, si quieres adelgazar tienes que saber qué debes comer. Debes olvidarte de las porciones de pizza o hamburguesa del restaurante que hay bajo tu hotel.

El restaurante-cafetería de Baqueira 1800, un buen sitio para reponer fuerzas (Foto: Baqueira)
El restaurante-cafetería de Baqueira 1800, un buen sitio para reponer fuerzas (Foto: Baqueira)

Lucía Bultó, diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Barcelona, asegura que lo mejor es comenzar la mañana con un desayuno rico en hidratos de carbono y proteínas. Es la primera comida del día, y por tanto la más importante, en la que no deben faltar pan, cereales, galletas, leche o yogures, fiambres y ahumados. También un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, que aporta la grasa que reparará el tejido muscular dañado durante la práctica.

Debes comer y beber bien para poder esquiar de forma efectiva. Es importante asegurarse de consumir los suficientes hidratos de carbono y proteínas

Para comer, John Noonan, entrenador personal, recomienda proteínas (carne, pescado, huevos), carbohidratos (patatas, arroz, verduras) y grasas saludables (aceites, aguacate, nueces). De aperitivo puedes tomar una banana, barritas energéticas o frutos secos. Para cenar, Enrico Frabetti, Director de Política Alimentaria, Nutrición y Salud de la FIAB, recomienda menestra de verduras y patata, solomillo de cerdo con guarnición de arroz y pan integral.

Recuerda que debes comer y beber bien para poder esquiar de forma efectiva. Es importante asegurarse de consumir los suficientes hidratos de carbono complejos a la hora de la cena para reponer el glucógeno muscular y el hígado, lo que le dará la energía necesaria para poder seguir practicando deporte a la mañana siguiente. El esquí puede ayudarte a perder peso si consumes los alimentos adecuados.

Dónde puedes practicarlo

Si nunca has hecho esquí ten en cuenta que es muy sencillo. Con los esquíes puestos y sobre la nieve, únicamente has de mantenerte de pie y cambiar tu peso de un lado a otro mientras desciendes la montaña. Es bueno que cambies tu peso de una pierna a otra. Si no te sientes preparado, puedes probar primero con el patinaje o con algún que otro simulacro sobre la nieve: te ayudarán a equilibrarte y a aprender a distribuir tu peso de manera uniforme.

Ahora que ya te has decidido solo tienes que elegir el lugar. Si quieres esquiar sin viajar demasiado lejos tienes tres opciones: Baqueira (Pirineo catalán), Formigal (Huesca) y Grandvalira (Andorra).

También tienes las estaciones de Francia de Vars (a 1.300 kilómetros de Madrid, en los Alpes franceses del sur), la de Val Thorens (es la más alta de los Alpes galos) y la de Tignes (a 2.100 metros de altura).

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios