“POR EL AMOR DE DIOS, AL GRANO”

La foto viral de 1944 que muestra que la jerga empresarial estúpida siempre ha existido

A Maury Maverick no le gustaba que sus empleados le diesen muchas vueltas a las cosas, como muestra este documento que envió, furioso, a todos sus trabajadores

Foto: El célebre 'gobbledygook memo'.
El célebre 'gobbledygook memo'.

Es probable que usted haya escuchado alguna vez la palabra “maverick” para referirse a esos empresarios o artistas inconformistas que revolucionaron un sistema desde dentro. Su origen se encuentra en Samuel Maverick, un abogado, político y barón de Texas decimonónico que prestó su nombre a todos aquellos que querían salirse del rebaño; en su caso, porque se negaba a marcar a su ganado, valga la redundancia.

Su nieto Maury fue también un pionero, en su caso, a la hora de denunciar la palabrería vacía que suele estar asociada con el mundo empresarial. Una imagen que ha circulado durante los últimos días en medios como 'The Independent' muestra su beligerante posición en contra de la jerga mientras era presidente de la Small War Plants Corporation.

Cualquiera que utilice las palabras 'activación' o 'implementación' será disparado

El documento, que se dirige a todos los trabajadores de la empresa y que está fechado el 24 de marzo de 1944, se titular “Lengthy memoranda and gobbledygook language”, algo así como “memorandos largos y galimatías lingüísticos”. Haciendo honor a su tesis, Maverick despacha rápido el motivo de su mensaje: “Sed breves y utilizad el inglés común.

Maury Maverick. (Office of War Information/CC)
Maury Maverick. (Office of War Information/CC)

Además, proporciona unas cuantas pistas que pueden servir para trabajadores, jefes, empresarios… o escritores. Por ejemplo, cuando realiza la siguiente petición: “Poned el asunto real (ir al grano) e incluso la conclusión en el primer párrafo y toda la historia en una sola página. ¡Punto! Si se requiere una larga explicación o se necesita algo estadístico, utilizad adjuntos”.

En realidad, su breve guía bien podría aplicarse a la redacción de correos electrónicos: “Manteneos lejos de los galimatías del lenguaje”, avisa. Y entonces es cuando llega la parte que más nos gusta de la misiva, que es cuando el bueno de Maverick se calienta y arremete contra toda la jerigonza que a más de uno nos sonará: “Por el amor de Dios, sed cortos y decid de qué estáis hablando. Dejemos de 'hacer hincapié' en programas, “finalizar' contratos que 'emanan de niveles' regionales, de distrito o de Washington. No hay 'niveles': el gobierno local es tan importante como el de Washington. No más patrones, 'efectuaciones', dinámicas”.

Y la guinda final: “Cualquiera que utilice las palabras 'activación' o 'implementación' será disparado”. Bravo.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios