Así es El buen sexo para ellas

2.500 mujeres revelan lo que les gusta en la cama. Y te van a dar grandes ideas

Se pueden tener relaciones realmente satisfactorias, simplemente hay que cumplir con algunos de los deseos ocultos de las féminas. ¿Que no sabes cuáles son? Presta atención
Foto: Sigue sus pasos y no te perderás. (iStock)
Sigue sus pasos y no te perderás. (iStock)

No es la tónica general cuando mantenemos relaciones sexuales, pero lo cierto es que si fuésemos capaces de comunicarnos y comentar con nuestro acompañante qué nos gusta, molesta o hace enloquecer, podríamos tirar de una vez por todas el muro que impide a miles de mujeres no disfrutar plenamente del sexo, por no hablar de esa meta tan abstracta para muchas llamada 'orgasmo'.

Se pueden tener relaciones realmente satisfactorias, simplemente hay que tratar de cumplir con algunos de los deseos ocultos de las féminas. ¿Que no sabes cuáles son? Tienes dos opciones: preguntar o prestar atención a lo que viene a continuación. Leerás como Mike Darling ha recogido en 'Men's Health' los resultados de la encuesta realizada por su medio hermano 'Women's Health' en la que le preguntaron a 2.500 lectoras sobre sus gustos, pensamientos y preferencias en cuestiones de cama. Y parece que estaban deseosas de compartir tanto sus pensamientos más calientes como lo que les horroriza.

Si le muerdes el lóbulo difícilmente va a poder escucharte. No lo dejes todo en manos de estos consejos, mujer. (iStock)
Si le muerdes el lóbulo difícilmente va a poder escucharte. No lo dejes todo en manos de estos consejos, mujer. (iStock)

El físico importa, al menos esto

Partiendo de seis opciones, las usuarias tuvieron que seleccionar a qué aspectos físicos masculinos daban más importancia cuando estaban en la cama. Mientras el 30% escogió los brazos musculados como la característica más valorada, un 25% dijo sentir una fuerte atracción por los varones de hombros anchos y apenas el 6% situó la tableta de abdominales como el rasgo más deseado. Importa más la fuerza de sus brazos que lo guardan debajo de la camisa.

Lo que quieren escuchar en la cama

Muchas mujeres comentaron que sentían más presión que animación cuando los hombres interrumpen el acto con comentarios sucios subiditos de tono. Incluso explicaron que a ellas mismas les cuesta verbalizar con palabras si están o no disfrutando o si deben continuar así o asá. Lo que más les gusta hacer en la cama no es otra cosa que gemir de placer, y no resulta agradable que la réplica se base en insultos gratuitos fuera de lugar.

Mientras el 30% escogió los brazos musculados como la característica más valorada, un 25% dijo sentir una fuerte atracción por los varones de hombros anchos

Sí resulta interesante, al menos para un 20% de las encuestadas, algún mensaje directo que les haga sentirse sexis y excitantes. “Eres tan increíblemente caliente” o “esto está siendo algo increíble”, estaban entre los preferidos.

¿Labios de fresa? ¿Sabor de amor?

Casi la mitad de las mujeres encuestadas confesaron que una de las cosas que más podían desviar su atención y concentración durante el sexo era el mal aliento. Especialmente tras una noche de fiesta bien rehogada de alcohol, el hedor de las bocas de sus acompañantes de cama se hace demasiado incómodo como para que puedan dejarse llevar por el placer. Lo mejor, seguir esta estrategia de la dentista Jennifer Jablow: “Mantenerse hidratado y utilizar un enjuague bucal con zinc o masticar un chicle que contenga xilitol para aumentar la producción de saliva”.

Sus posturas preferidas

Mientras un 29% señaló que la conocida como 'cowgirl' o vaquera en la que la mujer se coloca encima del hombre controlando la situación era su posición preferida, más de la mitad de las lectoras aseguraron que sentían más placer en las posturas en las que ellos son los dominantes. Exacto, el tradicional misionero nunca pasa de moda. Claro que no vale con echarse encima y moverse a su gusto. Entre las recomendaciones más escuchadas por las participantes estaba la de “centrarse en penetraciones profundas que proporcionen un mayor contacto del clítoris” o “elevarse para dejarla respirar para aumentar las probabilidades de que llegue al clímax”.

'Este tío no se ha leído el artículo'. (iStock)
'Este tío no se ha leído el artículo'. (iStock)

El mapa del tesoro: zonas que deberías visitar

“¡Que pase más tiempo en los pezones, por favor!', suplicaba una de las participantes. Y no es una petición personal, está científicamente comprobado que al estimular la zona de los pezones se activa la misma región sensorial del cerebro que cuando se excita la vagina o el clítoris.

Además de centrarse en los genitales –por otra parte, lugar preferido para cuatro de cada 10 encuestadas–, la mayoría destacan lo mucho que disfrutan cuando besan, acarician o mordisquean sus pechos avanzando poco a poco hacia los pezones cuando empiezan a estar más excitadas. “Más despacio, vaquero. ¡Esto se está poniendo interesante!”, recordaba haber pautado en la cama una de las chicas.

Nadie friega sin haber barrido antes

Casi una de cada cuatro mujeres comentaron que echan de menos que los hombres dediquen algo más de tiempo al sexo oral. Y no tanto porque se acercasen más a menudo a su entrepierna sino porque tratasen de hacer las cosas bien. Una de las pautas más comentadas era la de “reducir la velocidad y hacerlo más suavemente”.

El 19% aseguró que "casi siempre" resuelven el asunto ellas mismas; casi la mitad lo hacen "a veces", y cerca del 10% "quiere hacerlo pero se contiene"

Es genial que descubráis dónde está el clítoris, desde luego, pero hay otras muchas zonas que pueden estimularse oralmente para conseguir resultados verdaderamente increíbles si se tocan las teclas correctas y a un ritmo lo suficientemente lento como para el que al menos puedan percibir qué les están haciendo. “Tú tomas el control, pero la que va a disfrutar soy yo”, comentaba una de las lectoras que, al igual que otras muchas, sugería hacer movimientos circulares con la yema de los dedos cerca de la vagina y utilizar la lengua para introducirla dentro como “una técnica infalible”.

Lo solucionan con sus propias manos

Aunque muchos se lo toman como algo personal, como si estuviesen haciendo algo mal, es perfectamente normal y de hecho recomendable que las mujeres aprovechen para estimularse a sí mismas mientras practican sexo. De hecho, según los datos de la encuesta, un nada desdeñable 19% aseguró que “casi siempre” resuelven el asunto ellas mismas; casi la mitad lo hacen “a veces”, y cerca del 10% “quiere hacerlo pero se contiene”.

¿Hace falta más potencia? Qué mejor que introducir un nuevo amigo en la cama y sacar algún vibrador o juguete sexual. Aunque apenas un 30% de las encuestadas los han sacado o quieren empezar a hacerlo, lo cierto es que, lejos de ser un enemigo, pueden convertirse en aliado perfecto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC