Que tu candidatura no se quede en el montón

8 cosas que siempre se deben incluir en el CV para que esté perfecto

“Básicamente, los empleadores quieren ver lo que los candidatos han conseguido, han aprendido y en qué contribuyeron a esos éxitos”, asegura una experta en el mundo laboral. Toma nota y hazlo bien
Foto: Si estás tan anticuado que lo tienes hecho a máquina, te van a hacer falta estos consejos. (iStock)
Si estás tan anticuado que lo tienes hecho a máquina, te van a hacer falta estos consejos. (iStock)

Las entrevistas de trabajo suelen ser momentos algo incómodos. Somos conscientes de que en apenas unos segundos se harán una idea sobre cómo somos –aunque no acierten– y tenemos que demostrar que valemos para el puesto y, sobre todo, evitar que los nervios nos jueguen una mala pasada y digamos o preguntemos algo que deberíamos haber evitado… Bien, toda esa teoría sobre cómo comportarte más o menos la conoces, pero para enfrentarte a esta situación primero tendrán que llamarte, y si tu currículo no despierta su atención ya puedes improvisar delante del espejo todos los gestos de sensatez y profesionalidad que quieras que nunca te llamarán.

También se ha escrito bastante teoría sobre lo que debemos o no poner en este resumen de nuestra vida laboral, profesional y estudiantil: que si no debe jamás superar un folio; poner o no poner foto, esa es la cuestión; primero los estudios y luego la experiencia; que si lo de 'amplia capacidad de adaptación' suena más a un anuncio de mascota en adopción; mejor evitar llenarlo de demasiadas gamas de colores… Los consejos se contradicen y no sabes qué hacer.

No. Bórrala porque la experta insiste en que no es necesario incluir la dirección de nuestra casa

En serio: ¿Qué debemos poner en nuestro CV? Tina Nicolai tiene la respuesta, y es mucho más sencilla de lo crees. La experta entrenadora de personal y fundadora de la empresa especializada en asesoramiento y elaboración de currículos Résumé Writers' Ink, recoge en 'Business Insider' los ocho puntos fuertes que todo CV debe incluir para ser el escogido.

Mira, al menos el tuyo parece que se lo va a leer. Lo has hecho bien. (iStock)
Mira, al menos el tuyo parece que se lo va a leer. Lo has hecho bien. (iStock)

1. Información del contacto

“Esto puede parecer obvio, pero los candidatos a veces se olvidan de incluir información básica como su dirección de correo electrónico, o lo dejan enterrado en la parte inferior”, comenta Nicolai. En la parte derecha de la parte superior de la página, bien visible y clarito, debe estar tu nombre, número de teléfono, 'email' y una dirección a tu perfil de LinkedIn, web personal o sucedáneo, en el que se pueda ver tu CV 'online'. Y no. Bórrala porque la experta insiste en que no es necesario incluir la dirección de nuestra casa.

2. Título profesional: explica qué haces

Tiene que quedar claro con un simple vistazo cuál es tu profesión y sector (dispongas o no de titulación). Siempre en la cabecera, debajo de tu información de contacto y justo antes del listado en el que se expone tu 'experiencia profesional'.

3. Palabras clave de la oferta de trabajo

Especialmente útil si los empleadores utilizan herramientas para detectar candidatos 'online', tu CV debe incluir las palabras claves que suelen buscarse para puestos en tu sector. Ya sea 'máster', 'ADE' o palabras clave de tus habilidades como por ejemplo 'SEO' o 'CM' ('community manager'), es interesante que identifiques los términos que se mencionan más frecuentemente en las ofertas de trabajo y los incluyas en tu currículo para que lo encuentren digitalmente o puedan ver a simple vista que tus puntos fuertes encajan con lo que buscan.

4. Logros, logros y logros

“Los empleadores necesitan saber lo que has hecho para contribuir al crecimiento de un departamento, equipo o empresa para determinar si tus fuerzas se alinean con las necesidades y responsabilidades de su compañía y con las de la oferta de trabajo en cuestión”, explica la experta, quien recomienda incluir debajo de cada experiencia laboral una pequeña descripción en la que se incluyan “los éxitos más importantes, impresionantes y relevantes”.

¿De verdad pensaste que era buena idea poner una foto de una chica rubia, amigo? (iStock)
¿De verdad pensaste que era buena idea poner una foto de una chica rubia, amigo? (iStock)

5. Destaca la experiencia profesional

Ya estés elaborando un currículo funcional o cronológico, siempre debe incluir un pequeño resumen claro y a la vista sobre tu historial profesional que podrías situar al inicio de página o antes de listar cada uno de tus puestos. Eso sí, procura que sea breve y conciso y que esté redactado de tal forma que resulte interesante y llamativo.

6. Que no falten los datos

“Los empleadores necesitan números para poder evaluar plenamente el alcance de tu ancho de banda”, bromea Nicolai. Y no tienes que ser analista o estar formado en estadística para tener datos que incluir. Cantidad de tiempo en el puesto, el número de personas a tu cargo, el año en el que se fundó aquella empresa en la que trabajabas o datos de facturación relevantes. Dale una vuelta y seguro que se te ocurren varias cifras que incluir, y procura que ninguna sea el salario que percibías.

7. Títulos y credenciales

Si tienes alguna certificación o grado avanzado que esté considerado como un activo importante en su sector, como un MBA, inclúyelo en la parte superior de la hoja justo después de tu nombre y datos de contacto, como hiciste con tu titulación. Piensa que la 'formación' suele incluirse al final del CV, mejor no esconder datos que pueden ser verdaderamente interesantes para la empresa.

8. 'Links' a URLs relevantes

Una forma original de dar un aire fresco y personalidad a tu currículo es incluir en cada puesto, experiencia o éxito enlaces para que puedan ver directamente y con un sólo 'click' lo que les estás contando. “Además de incluir la URL de tu perfil de LinkedIn o sucedáneo, es interesante incluir enlaces a su blog o 'portfolio online'”, aconseja la entrenadora. De este modo, les resultará mucho más sencillo conocer tu vida laboral y perfil sin necesidad de tener que imprimir el CV.

Pautas según tu perfil y aspiraciones

La experta también incluye una serie de consejos útiles para saber cómo estructurar la información, puntos a destacar o qué eliminar de nuestra hoja de vida en función de cuál sea nuestro perfil:

¿Dónde debemos poner cada dato? (iStock)
¿Dónde debemos poner cada dato? (iStock)

El CV perfecto para un recién graduado en la universidad:

1. Incluye un enlace a su perfil profesional (LinkedIn o sucedáneos)

2. El resumen profesional no es cursi

3. Aparece la media de notas de la universidad

4. No hay ninguna mención al instituto o colegio

5. Los cursos realizados durante el instituto

6. No incluye pronombres

7. Incluye verbos de acción para describir las funciones y responsabilidades

8. Nunca se pone una lista con referencias

El CV perfecto para alguien sin experiencia:

1. El diseño es limpio y fácil de leer

2. Incluye un enlace a su perfil profesional (LinkedIn o sucedáneos)

3. Los objetivos del candidato quedan claros

4. Se venden bien los puntos clave del candidato

5. Incluye algunas referencias al instituto o escuela

6. Se enumeran las habilidades o aptitudes sociales

7. No incluye una lista con referencias

El CV perfecto para un empleado de nivel medio:

1. No hay que comprimir toda la información en una página

2. En la parte superior se añade un listado con las competencias básicas

3. Cada puesto de trabajo se divide en responsabilidades y logros

4. Siempre que sea posible, añadir datos en la información

5. Las experiencias laborales dejan claro su progreso profesional

6. El apartado de 'formación' se coloca al final del CV

El CV perfecto para un ejecutivo:

1. Incluye un enlace a su perfil profesional (LinkedIn o sucedáneos)

2. Se destacan las experiencias laborales y éxitos recientes

3. Añade un apartado con sus mejores 'logros'

4. No se ponen todas las experiencias, solo las más relevantes

5. Incluye un resumen corto pero potente sobre su carrera, competencias básicas y logros notables en empresas u organizaciones conocidas

6. Espacio limitado: máximo dos páginas

7. No se incluyen referencias

8. Se eliminan las fechas de licenciaturas y otros títulos que sean de hace más de 15 años

El CV perfecto para alguien que cambia de carrera: 

1. Se expone claramente cuál es el nuevo objetivo profesional del candidato

2. El contenido se centra en las habilidades, logros y títulos que sean más relevantes para la nueva profesión

3. Se venden bien los puntos clave del candidato y lo que puede ofrecer

4. La experiencia laboral se reescribe para adaptarla a las necesidades del nuevo sector

5. Debe ser conciso e incluir solamente información relevante necesaria para el puesto

6. Incluye los principales logros del candidato con datos que los cuantifiquen

7. Se eliminan las habilidades y experiencias relacionadas con su trabajo anterior

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

155. Simón Radowitzky
Lo que escondian sus ojos - Avance
AYAX - ORGULLO Y PREJUICIO (PROD BLASFEM) | VIDEOCLIP

ºC

ºC