¿qué será lo siguiente?

El nuevo superalimento para 2016, según los británicos: la morcilla

Un popular portal de comida saludable ha bendecido las bondades del exquisito embutido, lo que ha provocado un tremendo aluvión mediático en las pérfida Albión
Foto: No sólo en Burgos se come morcilla. (iStock)
No sólo en Burgos se come morcilla. (iStock)

El 'black pudding' es un tipo de salchicha típica de Reino Unido e Irlanda cuyo ingrediente principal es la sangre de cerdo. Y, sí, es lo que hemos conocido toda la vida como “morcilla”.

Aunque se trata de un embutido muy popular, especialmente en el norte de Inglaterra y Escocia, se come mucho menos que en nuestro país, y suele estar asociado al desayuno, como parte fundamental del archipopular 'full English breakfast'. Pero su futuro, a diferencia del de otras comidas tradicionales poco apreciadas por el consumidor contemporáneo, parece halagüeño.

La tienda 'online' MuscleWorld, muy popular entre los forofos de la alimentación saludable, ha declarado al embutido “superalimento de 2016”, lo que ha provocado toda una avalancha mediática en Reino Unido. Según 'The Daily Mail', el anuncio de que la morcilla es saludable ha multiplicado por ocho su demanda en las carnicerías.

“Algunos científicos listillos acaban de darse cuenta de lo que sabíamos desde hace Dios sabe cuanto”, ha explicado a 'The Guardian' Tony Chadwick, un popular obrador de morcillas de Manchester. “El 'black pudding' es un superalimento. Bajo en carbohidratos, alto en proteínas y repleto de nutrientes esenciales. Yo lo llamo la Viagra de Lancaster”.

El 'black pudding' forma parte del tradicional desayuno inglés. (Reuters)
El 'black pudding' forma parte del tradicional desayuno inglés. (Reuters)

¿De verdad es saludable?

Desde luego, si tuviéramos que hacer una lista de comidas saludables la morcilla no estaría en ella –máxime ahora que la OMS ha declarado que las carnes procesadas son cancerígenas–, pero según los nutricionistas de MuscleWorld, el sangriento manjar es, como adivinaba el carnicero inglés, una estupenda fuente de proteína, bajo en carbohidratos (la versión inglesa, como la leonesa o la manchega, no lleva arroz) y aporta dos importantes minerales deficitarios en las dietas modernas: zinc y hierro.

La morcilla puede ser beneficiosa para ciertos grupos de personas, como las mujeres perimenopaúsicas, las adolescentes y cualquier persona con anemia

Es por ello que los gurús de la “alimentación limpia” han colocado la morcilla en el podio de las comidas saludables junto a otras cosas (para nosotros) más exóticas como el aceite de aguacate, las algas marinas, el colinabo, o la savia de abedul.

El anuncio puede parecer sorprendente, pero algunos nutricionistas británicos han defendido que, siempre que se coma con moderación dado su alto contenido en grasas saturadas, la morcilla es en efecto un alimento saludable. Según Rebecca McManamon, portavoz de la British Dietetic Association, el 'black pudding' puede ser beneficiosos para ciertos grupos de personas, como las mujeres perimenopaúsicas, las adolescentes y cualquier persona con riesgo de anemia (cuyo origen se debe frecuentemente a la deficiencia de hierro).

Breve historia de la morcilla

Esta sorprendente moda nutricional de Reino Unido sirve para recordarnos (otra vez) lo erráticas que son las recomendaciones dietéticas. La morcilla es un alimento ancestral, uno de los primeros embutidos de la historia, que apareció de forma más o menos simultánea en todas las partes del mundo en las que se había consolidado la ganadería porcina.

Cada vez hay menos personas dispuestas a comer gallinejas, zarajos o callos, pero, paradojas del mundo moderno, ahora podrían ponerse de moda

Curiosamente, la primera referencia histórica de la morcilla la encontramos en un texto de Platón del siglo V a.C. Según el filósofo, el embutido fue inventado por el griego Aftónitas y aparece en la Odisea de Homero, descrita como un manjar de la isla de Circe. De un tiempo a esta parte, muchas de estas elaboraciones cárnicas tradicionales (en particular, todas aquellas asociadas a la casquería) estaban de capa caída. Cada vez hay menos personas dispuestas a comer gallinejas, zarajos o callos, pero, paradojas del mundo moderno, pronto todos estos productos tildados de desfasados podrían ponerse de moda gracias al tipo de gente que siempre está la última.

¿El próximo alimento saludable?
¿El próximo alimento saludable?

¿Es la casquería la próxima reivindicación de 'hipsters', neojipis y 'foodies' de todo pelaje? Al carnicero Chadwick no le cabe la menor duda. “Voy a decirte cuál será el próximo superalimento”, le decía al periodista de 'The Guardian', señalando un grande y blanco estómago de vaca. “Eso tiene cero calorías. Apunta lo que digo, el próximo gran superalimento serán los callos”.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC