Olvídate de los insecticidas

El truco definitivo para acabar para siempre con los mosquitos en tu casa

Con calor cuesta conciliar el sueño: dar vueltas en la cama, poner y quitar el ventilador y refrescarse cada rato con agua fría. Si a esto le sumas la visita de un mosquito, la noche va a ser una pesadilla

Foto: Olvídate de los caros, pringoso y poco efectivos remedios antimosquitos. Así puedes evitar que se acerquen a tu casa sin productos tóxicos. (iStock)
Olvídate de los caros, pringoso y poco efectivos remedios antimosquitos. Así puedes evitar que se acerquen a tu casa sin productos tóxicos. (iStock)

Mientras a algunas personas les dejan un pequeño sarpullido y otras sufren incómodas reacciones alérgicas, hay quienes tienen la suerte de apenas notar un simple escozor que se pasa al rato. Sea cual sea tu caso, lo que está claro es que con la llegada del verano aparecen también unos desagradables visitantes nocturnos: empieza la época de mosquitos.

Pero si hay algo peor que una picadura de mosquito en mitad de la noche, es escuchar su molesto zumbido en tus oídos. Un sonido perturbador que ni siquiera te ayuda a encontrar al bicho. Le oyes perfectamente pero no le ves y te puedes pasar horas tratando de encontrarle.

Se acabó. Y para ganar esta batalla no hace falta que te untes de pringues antipicaduras ni intoxiques el ambiente de tu habitación con olorosos productos insecticidas que además no son demasiado económicos. Aquí tienes el truco definitivo para que los mosquitos se alejen de tu humilde morada y te dejen dormir. Ahora ya sólo tienes que hacer frente al calor.

Una trampa para mosquitos doméstica

Todo lo que necesitas para atrapar a los mosquitos y que no te piquen es una botella de plástico de dos litros, un cuchillo de sierra y estos ingredientes caseros:

  • Un cuarto de taza de azúcar moreno
  • Una taza de agua templada
  • Un gramo de levadura (aproximadamente un cuarto de cucharilla)

Recorta con el cuchillo un cuarto de la botella por la zona de la boquilla. En la parte de la base mezcla los ingredientes en el orden dado. Al añadir la levadura se crea una mezcla de dióxido de carbono que los atraerá. Resulta que los mosquitos se sienten atraídos por el CO2 que emitimos al respirar –es más, pueden detectar a sus presas hasta a 50 metros de distancia– y esta pócima casera es una buena forma de engañarles.

Vamos, que este potingue atrae a los mosquitos. Para conseguir que acudan a su manjar y queden atrapados en el brebaje, utiliza la parte de arriba de la botella –la que recortaste antes–, asegurándote de que no lleve el tapón puesto y encájala boca abajo dentro de la base.

No te dejas media nómina en Coronel Tapioca para estar a salvo. Hay opciones más sencillas y baratas. (iStock)
No te dejas media nómina en Coronel Tapioca para estar a salvo. Hay opciones más sencillas y baratas. (iStock)

Si quieres que tu trampa sea aún más efectiva envuelve la botella con algo negro, una cartulina o una tela, y deja la parte superior cubierta. Los mosquitos también se sienten atraídos por el color negro así que con este último truco tu trampa será absolutamente irresistible para ellos.

Acuérdate de cambiar la solución cada dos semanas para que continúe manteniendo a los mosquitos alejados de tu casa.

Coloca estas trampas económicas y sencillas de fabricar en los rincones que te plazcan, y feliz verano.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios