Lo que se esconde detrás de la palabra de moda

Así es el poliamor en Madrid: cómo se vive con varias parejas a la vez

Cada vez más personas se interesan en la idea de tener varias relaciones a la vez. ¿Un mundo ideal lleno de amor en el que todos se quieren mucho? Los pros y los contras de la no monogamia
Foto: Las policañas que se organizan en Madrid son todo un éxito en participación. (Reuters)
Las policañas que se organizan en Madrid son todo un éxito en participación. (Reuters)

De un tiempo a esta parte el poliamor se ha convertido en la palabra de moda. “Muchas personas lo idealizan y piensan que va a ser súper sencillo, que nunca van a tener celos y que tener varias parejas es perfecto. Como si llegarás a una especie de nirvana en el que tú sientes mucho amor y tus parejas también y todo va a ser una historia maravillosa”, comenta a El Confidencial Miguel Vagalume, cofundador de la plataforma Golfxs con principios, una de las pioneras en nuestro país en tratar abiertamente el tema de la no monogamia y otras tendencias sexuales y relacionales.

“Pero una vez aterrizado no funciona así: todos tenemos algún punto de inseguridad y acaba mostrándose”, explica el experto en poliamor, quien junto con otros compañeros llevan desde el año 2012 ofreciendo información a todas esas personas que se acercan a Golfxs interesadas en entender cómo funciona. Conocer su experiencia y la de sus amigos y conocidos que llevan una vida poli es una buena forma de comprender qué es el poliamor.

Rompiendo con la monogamia

“El poliamor se basa en tener varias relaciones emocionales simultáneas –si se trata meramente de aparearse y punto puedes tenerlo en un montón de relaciones no monógamas– basadas en la honestidad, contigo mismo y con tus parejas”, explica Vagalume. “Es una cuestión de responsabilidad personal: tienes que saber en qué historia te estás metiendo y discernir si estás engañando a alguien o no. En ningún caso se trata de poner cuernos sino de contarlo todo: pones todas las cartas encima de la mesa y sabes realmente de qué estás hablando”, insiste.

Ahora hay recursos para aburrir. Hay mucha más información pero cuanto más se va ampliando aparecen más grupos o líneas diferentes

“Con mi pareja principal siempre hemos estado abiertos a nuevas relaciones. Digamos que lo de la monogamia nos duró poquito y siempre había otras cosas”, relata Vagalume, aunque insiste en que cada caso es diferente y no hay una regla que determine qué situaciones derivan en una vida poli. “Siempre he tenido tendencia hacia ello: hay gente que se toma la no monogamia como algo más swinger de tener relaciones sexuales fuera de la pareja pero nada más, y otros como yo que al final siempre nos acabamos enredando en algo más sentimental”, cuenta Vagalume, que actualmente tiene dos parejas.

“Lo que creo que está ocurriendo es que se ha convertido en una palabra comodín que se usa para un montón de cosas: hay quien le llama poliamor a simplemente tener relaciones con dos personas en plan amantes –cuidado porque en el verdadero poliamor se puede estar con cuatro o más personas, no se trata de un trío– mientras que otras lo consideran como un camino personal de investigarse hacia dentro y hacia afuera… Se utiliza tanto para definir algo muy superficial como un camino de iluminación”, ejemplifica.

Mucha gente ha idealizado la idea del poliamor sin plantearse cómo funciona. (Corbis)
Mucha gente ha idealizado la idea del poliamor sin plantearse cómo funciona. (Corbis)

Cómo afrontar el poliamor

Los problemas de pareja son los mismos que se pueden tener en una relación monógama”, explica Vagalume, quien cree que “la diferencia –o la ventaja– que tiene meterse en una relación de más de dos personas es que tienes que empezar de cero e inventarte cómo funciona porque no te lo van a explicar en las películas, ni tus padres ni te pueden aconsejar tus colegas. Lo bueno es que empiezas a leer y a investigar, y en el camino te vas replanteando cosas que en las relaciones convencionales quizás se dan por hecho que tienen que funcionar”. En su opinión todo este proceso de aprendizje aporta una serie de herramientas para gestionar conflictos que no se tienen en las relaciones en las que todo viene aprendido de serie.

“Hasta el año 2000 no sabías muy bien en qué te estabas metiendo, no sabías cómo llamar a eso de tener dos relaciones a la vez y que ambas fuesen algo más que un rollo”, comenta el también sexólogo: “Ahora hay recursos para aburrir. Hay mucha más información pero cuanto más se va ampliando aparecen más grupos o líneas diferentes”.

No es simplemente tener varias parejas. Existen varias tendencias dentro del poliamor y las personas se pueden acercar a esta tendencia con objetivos o planteamientos completamente distintos: “Te lo puedes tomar como una opción política bajo la idea de desmontar la monogamia y el sistema patriarcal en el que vivimos, hay gente que los vive simplemente como algo lúdico, personas que encuentran una forma práctica de abrir la pareja sin querer ir mucho más allá, otros lo interiorizan como un camino espiritual de crecimiento personal…”.

Con mi pareja principal siempre hemos estado abiertos a nuevas relaciones. Digamos que lo de la monogamia nos duró poco, siempre había otras cosas

Trata de simplificar la complejidad de la vida poli analizando las dos principales vías que llevan a la gente hacia este estilo de vida: “De un lado estaría lo que denomino el poliamor 'de ida', gente que lo ha leído en algún lado, ha escuchado en un programa de radio o en algún sitio la palabrita y se pregunta de qué va porque le suena muy bien lo de en vez de un amor muchos amores”, explica, “y después están los que llegan desde el 'de vuelta', que somos esas personas que nos damos cuenta de que hemos puesto los cuernos ya demasiadas veces a nuestras parejas pero que estamos bien con ellas y llevamos tantos años en esa relación que nos gustaría mantenerla y en la no monogamia encontramos otra manera de llevarlo que no sean infidelidades”.

“Las personas que estamos en la fase 'de vuelta' ya hemos experimentado, hemos estado allí y sabemos dónde están las pegas y las virtudes. Situamos la vida poli en un terreno como más real y, digamos, menos idílico”, diferencia Vagalume. Precisamente por todos estos conocimientos se convierten en buenos aliados para explicar a los que se acercan al poliamor lo que verdaderamente significa y cómo abordar esta nueva situación.

La convivencia con dos parejas a la vez, ¿será todavía más complicada? (Cobis)
La convivencia con dos parejas a la vez, ¿será todavía más complicada? (Cobis)

Tengo varias parejas, ¿y ahora qué?

El poliamor está de moda y se habla de él en todos los lados. “Se ha ido desmontando el sistema relacional al que estábamos acostumbrados y el poliamor suscita interés”, cuenta Vagalume: “La pareja ya no es para toda la vida, los hijos no tienen por qué provenir de una sola relación… Se van ampliando las opciones y mucha gente se dice 'anda, si puedo tener dos parejas, pues voy a preguntar cómo se hace esto porque a lo mejor sí soy capaz'”.

Desde Golfxs organizan eventos públicos como talleres temáticos sobre relaciones abiertas a los que puede ir quien quiera. El objetivo de estos encuentros es resolver dudas “para que la gente salga de allí y tenga un poco más claro si el poliamor está hecho o no para ellos”, explica, uno de los principales organizadores de estas charlas.

En la primera parte suelen hablar sobre qué tipo de conflictos son habituales en las relaciones y cómo solucionarlos, y después hay una parte más práctica en la que, por ejemplo, realizan ejercicios de negociación entres las personas que acuden para mostrarles cómo resolver conflictos: “Tratamos de ser un soporte y ofrecer herramientas para tener una base sobre cómo funciona esto y contamos con expertos en poliamor y personas poli como es el caso de Victoria Rosa, que viene desde Londres para dar los talleres en Madrid y Barcelona”.

Así es el poliamor en Madrid: cómo se vive con varias parejas a la vez

“No es una reunión de alcohólicos anónimos”, bromea Vagalume: “Nada de ponerse en medio del grupo y contar su vida en público”, de hecho, si tienen dudas personales y se quiere hacer una consulta específica se ofrecen otras vías de comunicación como enviar un email para contactar con los expertos de forma privada. “No damos lecciones, simplemente te contamos toda la película para que tu lo apliques a tu vida como quieras”, resume.

En España hay varios grupos de poliamor en Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga… Cada vez hay más personas poli que se unen para conocerse, compartir experiencias, organizar actividades y dar apoyo e información a quienes se interesen en su estilo de vida.

Uno de los eventos públicos que suelen organizar plataformas como Poliamor Madrid son las policañas: “Tienen un éxito inmenso, a la última convocatoria vinieron como 100 personas y se ocupó entera la planta baja completa de La Rollerie (una cafetería de la zona centro de Madrid)”, señala.

A este tipo de reuniones no solo va gente del ambiente poli sino curiosos que no están metidos en una relación de varias personas pero les interesa saber. “No es un espacio de debate para hablar de la monogamia o la poligamia, se sobreentiende que quienes van a las policañas creen en la no monogamia”, puntualiza y comenta que nunca ha ido nadie a montar un pollo o a criticar. “Afortunadamente, entienden que allí va a haber un montón de gente que piensa lo mismo y no les apetece ir allí solos a llevar la contraria”

Lo normal para unos aquí sigue siendo lo raro

“Mientras en otros sitios del norte de Europa el poliamor se vive muy abiertamente, en España se lleva en silencio y la máxima es que no se entere nadie”, explica Vagalume, quien achaca esta actitud a la idiosincrasia de los países de la zona sur del continente: “en el sur dependemos mucho de la familia y el entorno más cercano, que en un momento dado te puede salvar el culo de estar en la calle si te quedas sin trabajo, y es esta dependencia la que hace que no nos salgamos de la norma para asegurarnos que estarán a nuestro lado”.

“Antes era muy proactivista para animar a la gente a que saliese del armario pero con el tiempo me he dado cuenta de por qué hay mucha gente que prefiere no contarlo”. Muchos lo ocultan para que no lo sepan en sus puestos de trabajo o determinados amigos y familiares. “Por eso tenemos mucho cuidado con las fotos y nunca ponemos ni una imagen de los eventos”, comenta. En su web o en los grupos en redes sociales no puede verse ni dónde se reúnen, ni quiénes son, ni cuánta gente va… “Como no sabemos qué problemas pueden derivarse, preferimos poner una foto de unos pies, un corazón, una pancarta o lo que sea”, explica: “Si quieres vernos y ponernos cara, vente a un evento, pero en persona”, invita amablemente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Lo que escondian sus ojos - Avance
AYAX - ORGULLO Y PREJUICIO (PROD BLASFEM) | VIDEOCLIP
AYAX Y PROK - LA FLAUTA DE HAMELIN (PROD HAZHE) | VIDEOCLIP

ºC

ºC