ELLOS TIENEN LA ÚLTIMA PALABRA

Los 'top' de los Recursos Humanos revelan doce secretos para ser contratado

Lo creamos o no, existen apreciaciones comunes entre las diferentes empresas a la hora de fichar a empleados. Así que, si buscas trabajo, más te vale seguir estos consejos
Foto: ¿Qué pautas siguen los responsables de RRHH para realizar sus contrataciones? (Corbis)
¿Qué pautas siguen los responsables de RRHH para realizar sus contrataciones? (Corbis)

El de Recursos Humanos es uno de los departamentos más infravalorados del tejido empresarial. Normalmente el resto de empleados no reparan en su existencia, salvo cuando llega el fin de mes y se ha cobrado (o no) el sueldo. Sin embargo, los encargados de personal tienen un gran poder dentro del organigrama de las empresas. Y una de sus funciones más destacadas es decidir si una persona es apta o no para un determinado cargo.

La idea más inteligente para cualquier empleado es llevarte bien con este departamento, pero para alguien que aspira a un puesto es esencial generar una buena impresión. Lo creamos o no, existen apreciaciones comunes entre las diferentes empresas a la hora de buscar trabajadores. La periodista Deena Shanker ha hablado con algunos de los directores de Recursos Humanos de las empresas más exitosas del mundo. Sus conclusiones han sido recopiladas en Fortune.

1. Mostrar pasión

Jason Burt de la empresa de videojuegos Activision (ver cotización) defiende que los candidatos deben tener pasión por lo que hacen. Da igual cuál vaya a ser la función que se vaya a desempeñar, uno siempre ha de demostrar en una entrevista de trabajo que le gusta ese trabajo al que aspira.

2. Ser uno mismo

Las empresas quieren contar con empleados que sean auténticos y no generen una imagen de encorsetamiento. Val Vanderport de United Services Automobile Association, con más de 25.000 empleados en nómina, señala que normalmente hay muchos candidatos para un único puesto, por lo que este debe demostrar que es capaz de generar esa calidad diferencial y que va a aportar positivamente a la cultura y misión empresarial. Y no hay mejor forma de mostrarlo que siendo uno mismo.

3. Ser profesional

Y no es necesario hacerlo en aspectos trascendentales: en los matices reside esa gran diferencia. Emmale Ponzio, de OhioHealth, señala la importancia que tienen detalles aparentemente nimios. Este es el caso de la puntualidad o la corrección a la hora de responder un correo electrónico.

4. Manifestar curiosidad

Un buen candidato ofrece soluciones a los problemas, pero un gran candidato es aquel que también es curioso, quiere aprender más y explorar nuevos posibles problemas o mejoras de cara un futuro. Esta postura la defiende Lucy Brady de Boston Consulting Group.

Debemos tratar de mantener la calma en nuestras entrevistas de trabajo. (Corbis)
Debemos tratar de mantener la calma en nuestras entrevistas de trabajo. (Corbis)

5. No ser un sabelotodo

Las empresas no buscan alguien que sepa de todo. Veff Vijungco, de la empresa de software Adobe (ver cotización), afirma que lo que realmente buscan es un perfil de empleado que quiera aprender de todo y no intente parecer el más listo del lugar.

6. Además de ser bueno, hay que parecerlo

Si alguien tiene un perfil atractivo para una empresa, esta ya lo sabe a través del curriculum. David Schubert, de Baptist Health, indica que en una entrevista hay que generar una imagen profesional. Con ese fin recomienda ir vestido correctamente, buscar el contacto visual, mostrarse activo...

7. Tener confianza, pero con cabeza

Demostrar ser una persona con confianza en sí mismo es un punto importante de una entrevista de trabajo, pero también hay que ser conscientes de que las personas que trabajan en recursos humanos son expertos en detectar las potenciales capacidades de un candidato. No hay que caer en el habitual error de parecer chulo o arrogante por querer demostrar demasiada seguridad. La amabilidad, accesibilidad o cercanía también son valores muy positivos para un candidato a un trabajo y no tiene por qué ser necesario forzarlas. Esta opinión la defiende Grant Bassett de Workday (ver cotización).

8. Poner ejemplos

Elain Poucher de Protiviti tiene claro que cuando a uno le preguntan sobre sus competencias o habilidades es muy recomendable dar ejemplos de cómo se ha reaccionado ante una determinada situación complicada. Con este recurso se causará mejor sensación y se demostrará que realmente se es apto para un puesto de trabajo.

No debemos dejarnos impresionar por nuestros entrevistadores. (Corbis)
No debemos dejarnos impresionar por nuestros entrevistadores. (Corbis)

9. Pensar en una cita

Una entrevista de trabajo, aunque parezca mentira, es de las situaciones más parecidas a una cita o una cena romántica. Nervios, tensión, no saber por dónde va a salir la otra persona... Y la necesidad de convencer al otro de ser el candidato idóneo. Andrew Levy, de Autodesk (ver cotización), lo tiene claro: “Los candidatos que más llaman la atención son los que muestran sencillez y honestidad”. Lógicamente, previamente se debe demostrar profesionalidad y aptitudes para el puesto ofertado.

10. Cuenta tu historia

Puede sonar extraño, pero cada vez más empresas quieren trabajadores que tengan su propia vida más allá del trabajo. Las actividades extraprofesionales dicen mucho sobre el perfil de un trabajador y lo que puede aportar a la empresa. Kevin Knapp de The Container Store (ver cotización) afirma que a él le gusta conocer la vida de cada candidato que entrevista, para poder detectar experiencias, habilidades o capacidades más allá de lo que ponga en el currículum.

11. Ser feliz

No hay nada tan simple como eso, ir contento y alegre a una entrevista en la que se abre una nueva oportunidad de cambiar o mejorar, en parte, nuestra vida. Muchas personas ven las entrevistas como una auténtica pesadilla, pero en realidad estas son una nueva posibilidad de cara al futuro. Mary Muller, recursos humanos de Nugget Markets, opina que para ella siempre partirá con ventaja alguien que demuestre alegría, sentido del humor y felicidad en una entrevista, porque esta es una sensación contagiosa que facilita el trabajo en grupo y el correcto funcionamiento de la empresa.

12. Disfrutar del trabajo

Los mejores profesionales son aquellos que disfrutan. Tener pasión por lo que uno hace es el primer paso para ser más productivo y no ver el trabajo como un esfuerzo, sino como una serie de objetivos marcados en una hoja de ruta vital. Will McBrien de FactSet Research Systems (ver cotización) tiene muy claro que busca personas a las que no les importe trabajar a distancia o fuera del lugar de trabajo, que comparte los mismos intereses que la empresa.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

'Lo que escondían sus ojos', con Blanca Suárez y Rubén Cortada, próximamente en Telecinco
155. Simón Radowitzky
Lo que escondian sus ojos - Avance

ºC

ºC