Deja de malgastar agua y Límpialos bien

Lo estás haciendo mal: esta es la mejor manera de poner los platos en el lavavajillas

¿Es menos ecológico utilizar el lavaplatos que fregar a mano? ¿Realmente se gasta más agua? Los expertos han encontrado el truco para ponerlo correctamente

Foto: Descubre qué es lo que ocurre dentro de tu lavaplatos que hace que la vajilla se limpie mal y gastes demasiada agua. (iStock)
Descubre qué es lo que ocurre dentro de tu lavaplatos que hace que la vajilla se limpie mal y gastes demasiada agua. (iStock)

Después de comer… “Recoge tu plato de la mesa”. Cuántas veces habremos escuchado esta sugerencia/orden a lo largo de nuestras vidas. Pero –por mucha pereza que pueda darnos este paseíllo hasta el fregadero en pleno bajón poscomida–, lo cierto es que de no hacerlo así, los restos de comida se resecan en los platos y después es más complicado lavarlos. 

Incluso aquellos bienaventurados que cuentan con un lavavajillas en sus hogares, tienen que recoger los platos y la cubertería y –ya puestos– introducirlos en el electrodoméstico.     

Ante esta posibilidad surge el debate: ¿Es menos ecológico utilizar el lavaplatos que fregar a mano? ¿Realmente se gasta más agua que dándole al estropajo? Precisamente todo depende de si lo estás o no haciendo bien, y los expertos han estudiado cuál es el truco para poner el lavavajillas correctamente: colocar los platos adecuadamente. 

¿Realmente se gasta más agua que dándole al estropajo? Depende de si lo estás o no haciendo bien

Un reciente estudio elaborado en la Universidad de Birmingham se ha preocupado en averiguar cuál es la mejor manera de cargar el lavaplatos para conseguir que se desperdicie la menor cantidad de agua posible y la vajilla salga perfectamente limpia

¿Por qué lo estás haciendo malnbsp;

Aunque parezca sorprendente, los investigadores achacan parte de la culpa de colocar mal los platos al hecho de seguir las instrucciones de los propios fabricantes de lavavajillas. En opinión de Raúl Pérez-Mohedano, director del estudio publicado en Chemical Engineering Journal, las sugerencias que encontramos en los manuales de uso de los electrodomésticos a menudo no conducen a conseguir los mejores resultados. Es más, el orden y colocación que nos muestran en los anuncios televisivos tampoco es el correcto, y todas estas pistas inducen al error. La culpa tampoco es tuya. 

El problema es que mientras que la eyección de agua se produce en movimientos circulares, la distribución de los lavavajillas actuales sigue un patrón rectangular, por lo que terminamos colocando los platos en líneas rectas respetando esta simetría. Y así no se limpian bien

El orden de los platos sí altera el producto 

Tras analizar los resultados de limpieza en función del orden y colocación de los platos, vasos, cubiertos, sartenes y cacerolas, han descubierto que el lavavajillas debe cargarse de forma circular y no en filas rectas

Hay que colocar los platos haciendo un círculo comenzando desde el interior para que se aproveche completamente el espacio y el lavado llegue a toda la vajilla de igual manera.  

Al lavaplatos le importa lo que hayas comido

No al lavaplatos en sí –que por mucho que evolucionen los electrodomésticos inteligentes no estamos hablando de androides que se preocupen por que mantengamos una dieta equilibrada–, pero lo cierto es que el orden también dependerá de qué restos de alimentos haya en la vajilla. 

Según el estudio, los platos y cubiertos manchados con carbohidratos deben colocarse en medio del lavavajillas mientras que los manchados con proteínas se pondrán alrededor de los demás en forma de anillo. De este modo, manchas como las de huevo recibirán los primeros chorros de agua del ciclo de lavado.  

Los platos con manchas más resistentes estarán situados en las zonas en las que el impacto del agua va a ser más directo y prolongado, mientras que el resto recibirán menores cantidades pero saldrán igualmente limpios

De este modo, los platos con manchas más resistentes estarán situados en las zonas en las que el impacto del agua va a ser más directo y prolongado, mientras que el resto recibirán menores cantidades pero saldrán igualmente limpios. 

Para conseguir los mejores resultados es importante no sobrecargar el lavavajillas, de ahí la importancia de colocarlos correctamente para aprovechar el espacio y no desperdiciar agua. 

¿Cómo serán los lavavajillas del futuro?

Pérez-Mohedano lo tiene claro: “Es necesario un rediseño en la forma de distribución de agua”. Si los lavaplatos continúan siendo cuadrados, los ciclos de lavado en movimientos circulares sólo conducen a gastar más agua y a que a menudo los platos no salgan del todo limpios.  

Así, estos hallazgos podrían derivar en un cambio en la forma de estos electrodomésticos que obligaría a los fabricantes a romper con los sistemas tradicionales y empezar de cero con los modelos de carga circulares. 

Mientras se diseñan y comercializan estos diseños circulares, procura colocar los platos correctamente y tener tus platos perfectamente limpios.   

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios